Correa y Brian, en un entrenamiento del Cádiz CF.
Correa y Brian, en un entrenamiento del Cádiz CF.

Cádiz CF

El Cádiz CF se queda sin laterales de Primera por diferentes problemas

Correa tiene muy adelantado su fichaje por el Valladolid mientras que Brian gusta al Leganés

Por  13:08 h.

No es noticia pero se intuía. Los dos laterales que han podido ser los titulares indiscutibles, uno sí lo ha sido, de este Cádiz CF que ha acabado la temporada en séptima posición interesan a clubes de Primera División. Uno acaba contrato y al otro le resta un año, pero ambos quieren irse después de encontrarse con diferentes problemas en un Cádiz CF que no ha sabido gestionar la continuidad de ninguno de ambos.

El que acaba contrato tras dos temporadas en el club es Rober Correa, el único lateral de todos los que ha tenido Cervera en estos años que se ha ganado la confianza al completo de un técnico más que exigente con esta demarcación. Rober Correa ha sido el jugador más regular de este Cádiz CF y el defensa más utilizado por Cervera, que no ha sido, o no ha querido, ser capaz de convencer a su presidente para que arreglase las cosas con el representante del futbolista con tal de renovar a un carrilero que tras su temporada ya tiene el interés de varios equipos de Primera como el Osasuna o el Valladolid. El que tiene más papeletas para llevarse el gato al agua es el club de Pucela, que ya ha mantenido contactos con Joaquín Vigueras, agente del jugador que mantiene una nula relación con Vizcaíno, al que le exige el dinero de unas comisiones pactadas en diferentes contratos.

Y si duele ver partir a un jugador hacia Primera División por las discrepancias entre su representante y el presidente de la entidad, más escuece ver partir a otro sin apenas disfrutarlo y con mejor cartel si cabe. Es el caso de Brian Oliván, jugador por el que el Cádiz CF pagó al Granada 500.000 euros y al que le resta un año de contrato. Como es sabido, su relación con Cervera es nula, producto de ello ha acabado la temporada en la grada y sin contar para un entrenador al que, para más inri, tampoco le agradaban mucho los otros dos laterales izquierdos que tenía a su disposición (Matos y Espino). Como es obvio. el barcelonés no quiere seguir en la entidad si sigue al frente del banquillo Cervera, que por su parte tampoco quiere seguir viendo al jugador catalán, con el que ha acabado francamente mal. Como todos los veranos, al Cádiz CF le llegarán ofertas que no serán las deseadas ya que la situación de Brian obliga a buscar una salida forzosa, y eso, lógicamente, abarata el coste de la operación por un jugador que podría haber llegado a este mercado con un caché importante que Cervera se ha empeñado en restarle. Uno de los equipos que ya ha preguntado por el zaguero zurdo es el Leganés de Primera División, categoría que suele llamar a las puertas de un jugador al que Cervera nada más que le ha servido para darle empaque a su defensa.