CÁDIZ CF

El Cádiz CF se atasca e iguala sus peores números anotadores de la temporada

La falta de llegada, la lesión de Salvi y la sequía de jugadores clave como Manu Vallejo y Lekic son las claves del principal problema de los amarillos

Por  20:29 h.

Problemas en el Cádiz CF. Aún no sabe lo que es ganar en este 2019 y suma dos puntos de los últimos nueve, si bien conserva una distancia asequible con el sexto clasificado que marca la entrada en el ‘play off’. No se encienden las alarmas, se mantiene la tranquilidad. En esta ocasión, el equipo no ha perdido la solvencia defensiva, clave en su filosofía, y ha estado más cerca de ganar que de perder en los dos últimos encuentros, nada fáciles.

Eso sí, el motivo de esta desaceleración está bien señalado y subrayado. Falta de gol, falta de llegada. El cuadro gaditano ha igualado los peores números anotadores de la temporada, con dos encuentros en los que no ha podido marcar y el solitario de Navarra que no sirvió para puntuar.

Goles de Álex en el Sadar, cero frente al Granada, nada en Almería. ¿Qué ha ocurrido? Puede extrañar después de que las cifras realizadoras de este año se dispararan con las goleadas a Elche, Las Palmas o Deportivo de la Coruña.

Coincide esta sequía con la lesión de Salvi, si bien el sanluqueño tampoco estuvo ante los gallegos y se metieron tres con una pegada brutal. Pero el extremo, en buena forma, es clave para aumentar el número de llegadas, principal preocupación de Cervera en estos momentos.

Esta ausencia también ha perjudicado directamente a Manu Vallejo, que lleva tres partidos sin mojar. El chiclanero aprovechaba los espacios del extremo, y ahora en muchas ocasiones tiene que partir desde la banda, donde le cuesta más pisar área.

Cervera ha echado en falta soluciones desde el banquillo para suplir la baja de Salvi y dar oxígeno a Jairo. Son las dos posiciones que más sufren físicamente en el Cádiz CF, y no tienen relevo. Agra se marchó a finales de diciembre y Juan Hernández se lesionó en verano y no se le encontró sustituto.

Otra de las claves ha sido la pérdida de influencia de Dejan Lekic, que rubricó dos meses de juego excelentes pero hace tiempo que ni siquiera cuenta con ocasiones. Es una víctima también de esa falta de llegada. Son tres jornadas sin cazar una pelota.