Álvaro García celebra uno de sus goles.
Álvaro García celebra uno de sus goles.

CÁDIZ CF

El Cádiz CF rechaza una oferta de cinco millones de un club chino por Álvaro García

El Beijing Renhe de Luis García quería incorporar al utrerano, al que le ofrecían un cuantioso contrato

Por  18:30 h.

Álvaro García, ‘Alvarito’, es el principal activo del Cádiz CF. El jugador más desequilibrante del plantel de Cervera y a la vez el que puede cuadrar los gastos y permitir refuerzos para la próxima temporada. En ese equilibrio debe manejarse el club, que entiende que debe venderlo por necesidades económicas y porque se comprometió con el futbolista a que facilitaría su salida este verano si no lograba el ascenso de categoría.

Una operación decisiva que está provocando un serio conflicto en el seno de la entidad cadista. A Carranza han llegado ofertas muy importantes desde varios frentes. La última, según ha podido saber Canal Amarillo, desde el fútbol chino. El Beijing Renhe que entrena el español Luis García Plaza, exjugador del Rayo y exentrenador de Elche y Getafe, entre otros, ha puesto hasta cinco millones sobre la mesa para incorporar a Álvaro a su equipo.

Mucho dinero, tanto para el Cádiz CF como para el propio jugador, que prácticamente tendría su vida resuelta con su nuevo contrato, más allá de que vaya a una liga menos competitiva que la española. El dinero manda y Álvaro no sería el primero ni el último que se dejaría seducir por la moneda asiática. Pero se ha encontrado con el rechazo del club.

Interés del Beijing Renhe, entrenado por Luis García Plaza

El presidente Manuel Vizcaíno se sigue ciñendo a la cláusula del jugador (8 millones de euros), al estilo de su antiguo jefe José María del Nido en el Sevilla, mientras que Juan Carlos Cordero ya avisó en su comparecencia ante los medios que escucharían ofertas por Alvarito y Salvi sin tener que remitirse a esa cláusula al entender que es casi imposible que nadie llegue a ese dineral.

Así que de nuevo le cierran las puertas. Será difícil que Álvaro se quede esta temporada en el Cádiz CF después de que le impidieran marchar el pasado curso al Getafe. El utrerano desea progresar futbolística y económicamente, y sabe que es su oportunidad, amén del compromiso que arrancó al club en su renovación. El temor es que tanta negativa vaya inflando las demás propuestas. Se han interesado también Nápoles y Sevilla, pero el mercado avanza y los demás equipos se van reforzando, por lo que se pierden opciones, y el entorno del futbolista comienza a enfadarse.

El Cádiz CF necesita vender para poder fichar. Ha sido un golpe de suerte el traspaso de Lucas Bijker al KV Mechelen por 300.000 euros. No se podía negar. El Alavés ya pretendió a Brian Oliván en invierno y lo sigue con interés, si bien tendría que superar el medio millón de euros que invirtió el club hace un año. Salvi es un jugador muy apetecible, el mejor de esta campaña junto a Cifuentes, pero las últimas lesiones pueden llevar a la duda. Con el objetivo de atar a Garrido y Álex Fernández, poco más tiene la sociedad que ofrecer en el mercado.