El Cádiz CF necesita la victoria ya.
El Cádiz CF necesita la victoria ya.

Cádiz CF

Cádiz CF-Racing (Previa) Un plato goloso para recuperar el apetito

El Racing ‘se ofrece’ como el rival idóneo para que el once de gala reaccione en su estadio y ante su gente

Por  8:00 h.
Cádiz
0
Racing de Santander
0
Cádiz CF: Cifuentes, Iza, Fali, Cala, Espino, Garrido, José Mari, Salvi, Perea, álex y Lozano o Nano Mesa.
Racing: Luca Zidane, Aitor Buñuel, Olaoutúa, Alexis Ruano, Moi Delgado, Mario Ortiz, Sergio Ruiz, Nico Hidalgo, Álvaro Cejudo, Enzo Lombardo y Javi Siveiro.
Árbitro: De la Fuente Ramos, leonés
Partido correspondiente a la jornada 25.
Nuevo Estadio Ramón de Carranza. 21.00 horas. Gol

Dos puntos de doce. Eso es lo que lleva el Cádiz CF en sus últimas cuatro jornadas. Un bagaje muy pobre y al que se le une los últimos antecedentes de las segundas vueltas que no hace más que muchos cadistas estén alarmados con la situación dado el cariz que está tomando la imagen del equipo en sus últimos encuentros.

El fútbol es cuestión de veletas y lo que antes era blanco ahora puede ser negro. El debate está sobre la mesa pero nadie quiere cogerlo. Pero está. Claro que está. Y para que desaparezca de la escena llegan dos partidos consecutivos en casa con los que el Cádiz CF de Cervera puede darle un golpe y mandarlo bien lejos. Sin duda, un ‘seis de seis’ sería lo deseable para espantar a esos fantasmas que se han colado en la escena mucho antes de tiempo.

Serán dos encuentros que no tendrán nada que ver el uno con el otro. Porque el primero viene como anillo al dedo porque se presenta en Carranza el colista, un Racing que lleva siete jornadas sin conocer la victoria y que además es el único equipo que no ha conseguido la victoria fuera de su feudo. El otro ya será otro cantar porque se trata de un Zaragoza con un registro bien diferente al pobre once cántabro.

Sin duda, otro resbalón hoy ante un rival con estas características supondría un nuevo episodio tenebroso dentro del túnel que se ha empeñado en transitar un Cádiz CF que debe volver a ser lo que era. Pero, y aquí la pregunda. ¿Qué era? El juego asociativo que representan hombres como Álex y Perea o la destrucción de Edu Ramos y Garrido.

En esas está un Cervera que para este encuentro recupera a lo que verdaderamente quiere representar de aquí a final de Liga. Preparado está ya José Mari, ese hombre que junto a Garrido es el santo y seña de un equipo que depende notablemente de otro hombre que debe figurar hoy por la banda derecha. Este jugador no es otro que Salvi, el eléctrico sanluqueño al que se ha echado en falta igual o más que la del roteño.

Con estos dos gaditanos ya en el frente, el cadismo debe respirar mucho más tranquilo de cara a un encuentro en el que, si la lógica no falla, los nervios están templados y se impone la calidad, los tres puntos no deberían salir del estadio Ramón de Carranza.

Rival idóneo

El Racing, que ha sumado solo tres puntos de los últimos quince disputados, se cuela además en Cádiz sin su máximo goleador Karim Yoda, que esta misma semana ponía rumbo a Arabia Saudi después de que un club de allí pagase su cláusula de rescisión. Hoy por hoy, no hay rival entre el segundo clasificado y el colista. No puede haberlo a menos que la mente juegue un papel que no debería tomar. Porque si en un equipo de los dos debe haber nervios ese no es otro que el cántabro, que ve como las llamas del infierno del que salieron el año pasado vuelven a pisarle los talones.

Para el Cádiz CF, tal y como decía esta semana el capitán José Mari, «jugar en Carranza siempre es ilusionante y nunca representará una alarma». Y lleva razón porque esta afición ha demostrado muchas veces que sabe estar a las alturas de las circunstancias.

Por eso, si importante es lo que hagan los hombres de Cervera sobre el campo también lo será lo que se haga sobre el cemento. Se da por descontado que el once de gala lo pondrá todo sobre el verde para evitar que el siempre temido ‘run run’ se instale en una grada que hoy más que nunca debe ser paciente. Eso sí, el Cádiz CF está llamado a no especular como lleva haciendo estas jornadas y el camino no es otro que salir a ganar. Y mordiendo.

Sin duda, el rival es que ni pintado para que el Cádiz CF pueda recuperar el apetito hasta saciarse.