Barral ya lleva dos goles en el Cádiz CF.
Barral ya lleva dos goles en el Cádiz CF.

CÁDIZ CF

El Cádiz CF pierde pegada pero gana alternativas

La Copa muestra una mayor amplitud de plantilla con respecto al año pasado, lo que permite a Cervera contar con numerosas variantes

Por  8:00 h.

La Copa del Rey ha prolongado el buen sabor de boca que viene dejando el Cádiz CF en este inicio de temporada. Tras sumar siete puntos de nueve en la competición doméstica, mostrándose solvente a domicilio y siendo mejor en Carranza ante el Alcorcón, quedaba por conocer las prestaciones de la segunda unidad.

Cervera ha perdido a tres futbolistas indiscutibles en su once inicial: Aridane, Aketxe y Ortuño. Quizás se resienta el equipo titular, es probable, así que resulta clave que varios jugadores den un paso al frente y sobre todo que el banquillo ofrezca una mayor fortaleza y capacidad de respuesta.

Y el comienzo de curso ha deparado un Cádiz CF con menos pegada, menos gol, pues pierde el olfato de Ortuño (menos sus dos últimos meses) y la eficacia del vasco a balón parado. Hasta ahora lleva cuatro goles en otros tantos partidos, fabricando menos ocasiones y rebajando el porcentaje de efectividad.

Pero a cambio, el técnico se encuentra con muchas más variantes. El Cádiz CF era un equipo demasiado previsible, algo reconocido hasta por el propio entrenador. 4-2-3-1, con las bandas bien abiertas y una referencia en ataque, sin intención de dominar el juego y con la clara consigna de lanzar con velocidad el contragolpe con los menos toques posibles.

Estas posibilidades se reflejan con claridad de mediocampo hacia adelante. El de Fernando Poo le ha dado galones a Aitor, que más que desborde por el carril suele ir hacia dentro, a pierna cambiada, para buscar el disparo. En la misma sintonía se encuentra el fichaje Alberto Perea, mientras que Rubén Cruz también refuerza ese juego entre líneas.

Por fuera, Alvarito y Salvi son, posiblemente, los dos mejores extremos de la categoría de plata, y Nico Hidalgo está cerca de engancharse. El utrerano además es polivalente y puede actuar de segunda punta.

Cambio de sistema en el Cádiz CF

Y no sólo en esa parcela del campo. Cervera se vio obligado a jugar la pasada campaña siempre con un delantero. Ortuño era fijo y ni Güiza ni Santamaría cumplieron en la función de acompañante al ser nueves puros. En esta ocasión, Dani Romera juega en las dos posiciones y es complementario a Barral, y viceversa. A su vez, se ha unido la sorpresa de este inicio: Moha Traoré es otra nueva solución para jugar al contraataque con espacios (antes todo pasaba por Alvarito) e incluso para competir con Salvi por la derecha. Y Carrillo es una referencia nueva en vanguardia.

En cuanto al centro del campo, el cambio de cromos de Eddy Silvestre por Álex Fernández ya supone una victoria clara para los amarillos. Por inteligencia táctica y experiencia, el ex del Elche se acopla tanto al tradicional doble pivote (junto a Garrido) como a un triple pivote con el vasco y José Mari.

En defensa se ha perdido la contundencia de Aridane, pero ha aumentado la competitividad. Correa y Lucas Bijker aprietan más que Malón y Luis Ruiz, y queda por esperar la aportación de Villanueva, internacional con Venezuela, y el serbio Kekojevic. Antes, el canario era insustituible junto a Sankaré. Ahora, Cervera tendrá que comerse la cabeza cada semana.