Aitor y Álex han via
Aitor y Álex han via

Cádiz CF

Cádiz CF-Huesca: Ya toca ganar en El Alcoraz

El once gaditano, que nunca ha ganado en el Alto Aragón en este siglo, acude a Huesca obligado a cambiar la dinámica

Por  7:00 h.
Huesca
0
Cádiz
0
SD Huesca: Remiro, Alexander, Pulido, Jair, Akapo, Luso Delgado, Gonzalo Melero, Lluis Sastre, Gallar, Vadillo y Cucho.
Cádiz CF: Cifuentes, Carpio, Servando, Villanueva, Brian, Garrido, Álex, Álvaro García, Nico Hidalgo, Rubén Cruz y Barral.
Árbitro: Pulido Santana, de Las Palmas.
Incidencias: Partido correspondiente a la undécima jornada de Liga. El Cádiz CF jugará con su equipación de color rosa en homenaje a las enfermas de cáncer de mama.
Estadio El Alcoraz de Huesca.

En lo que va de siglo, el Cádiz CF solo ha jugado dos veces en el estadio El Alcoraz de Huesca. Y no le ha ido muy bien que se diga. De hecho, le iría fatal de no haber sido por la cabeza milagrosa de Alfredo Ortuño, que en el último suspiro del encuentro disputado la temporada pasada rescataba un punto en Huesca para un Cádiz CF que no había hecho muchos méritos para sumar algo positivo. Finalmente, la zurda estelar de Aketxe ponía en el segundo palo un balón para que el portentoso Ortuño cabeceara a la escuadra oscense un gol que se cantó en Cádiz como si fuera el pase a una eliminatoria puntera. Y en parte, lo era. Vaya que si lo era.

Mucho peor fueron las cosas años atrás. Era la penúltima jornada de la 2009/10. El Cádiz CF de Víctor Espárrago, que había tomado el timón de manos de Javi Gracia justo una vuelta antes, dependía de sí mismo para salvarse en El Alcoraz, donde se sentaba como entrenador local el gaditano Antonio Calderón, que también se jugaba la vida. Comenzaron las cosas de fábula para los amarillos porque Enrique, hoy secretario técnico del Cádiz CF, adelantaba en el minuto 6 a los gaditanos. Luis Helguera empataba a la media hora y ponía las cosas muy calentitas en un Alcoraz que aquella tarde fue un infierno para todo cadista que por allí andase. Y eso que el autor del primer gol local se fue a la calle por roja directa en el minuto 54…, pero aquel Cádiz CF timorato de Espárrago ni por esas.

Los Fragoso, Fleurquin, Raúl López, Ogbeche y compañía no solo no fueron capaces de sujetar un puntito sino que lo perdieron tras un golazo en el 79’ de Camacho, aún en las filas oscenses.Aquella dolorosa derrota mandaba al Cádiz CF a depender de un milagro para no descender. Y claro, los milagros se acabaron en las Sagradas Escrituras. Seis añitos a purgar esperaban en el pozo.

Complicada plaza

Mucho ha pasado desde aquel fatídico 13 de junio de 2010 en el que los hombres de Espárrago se metieron casi que sin saberlo en una zanja de la que nadie entonces podía imaginar el trabajo que costaría salir de ella. Pero los tiempos han cambiado. También para el Huesca, que pasó en su caso solo dos años de calvario en Segunda B tras un descenso. Hoy por hoy, ambos clubes parecen haberse asentados en una categoria donde basta que se diga que un club se ha consolidado para que de buenas a primeras le venga un huracán que se lo lleve hasta la Segunda B. Pero sí, así, a bote pronto, puede decirse que tanto Cádiz CF como Huesca son dos equipos asentados en la categoría después de ver como ambos participaron en la primera ronda de la fase de ascenso a Primera.

Los oscenses han tenido que cambiar entrenador tras la marcha de Anquela al Oviedo, pero por lo que se ve Rubi incluso está mejorando lo que había pese a perder a Samu Sáiz. Por contra, Álvaro Cervera sigue partiendo y repartiendo en el Cádiz CF, que hoy tiene ante sí la urgencia de no poder sumar una derrota. La plaza es complicada, de hecho nadie ha ganado aún en El Alcoraz. Para colmo de males, la baja de Salvi resta un potencia ofensivo notable a un equipo que vive de las bandas. Dicen que es en los peores momentos cuando mejor se ve una reacción de alguien al que se considera importante. Por tanto, el escenario es el idóneo para que el Cádiz CF no solo vuelva a la senda de la confianza ganadora sino que además se estrene en un campo maldito para el amarillo gaditano. Ya toca.