Dani Aquino celebra un gol con la camiseta del Racing.
Dani Aquino celebra un gol con la camiseta del Racing.

Cádis CF

El Cádiz CF esperará a la primera quincena de julio

Dani Aquino tiene una cláusula por la que puede salir por 30.000 euros este verano

Por  18:04 h.

Dani Aquino es, hoy por hoy, el delantero deseado por la dirección deportiva del Cádiz CF. En la actualidad, al ariete murciano -hijo del mítico toro Aquino– tiene contrato con el Racing de Santander hasta junio de 2020, pero su futuro no parece que vaya a seguir ligado al mar Cantábrico. Y eso que por él, o más bien, por sus palabras, no será. Y es que cada vez que le preguntan al futbolista contesta claramente que él quiere cumplir el contrato con la entidad santanderina. Pero una cosa son las palabras y otra bien distinta es lo que suele ocurrir.

La situación de este delantero no indica que vaya a seguir a ciencia cierta en un equipo en el que este año ha marcado 13 goles después de que hace dos campañas marcase 26. Sin duda, son números muy prometedores, máxime cuando este año las cosas no han sido muy fáciles en el club del Sardinero. De hecho, al ariete murciano, en los últimos partidos de Liga donde el Racing apenas contaba ya con opciones de ‘play off’ de ascenso, ha tenido que escuchar de su propia afición muchos desaires e insultos motivados por una vida nocturna algo distraída. Pese a ello, Dani Aquino es considerado por la mayoría de esa misma afición el mejor argumento ofensivo que ha tenido el equipo en los dos últimos años.

Sin embargo, la difícil y tensa relación grada-jugador puede que facilite la salida de un delantero que aporrea la puerta de la Segunda División. Y por lo que se ve, hay una cláusula que agiliza ese salto. Y es que al no ascender el racing, el equipo que pague 30.000 euros al club cántabro entre los días 1 y 15 de julio se puede llevar a un fubolista que tiene una ficha de 100.000 euros.

Una vez que pase esa fecha, la cláusula ascenderá a 1,5 millones de euros. Tres hubieran sido en el caso de que el Racing hoy fuera de Segunda A. Como es obvio, muchos serán los clubes que se agolpen en los despachos del Racing para pagar esos irrisorios 30.000 euros por un jugador que no tiene buena sintonía con su actual hinchada y al que ya se le ha podido acabar una etapa en Santander.

Que se conozca, Cádiz CF y Murcia son dos candidatos. El primero, además de por la superior categoría en la que milita, tiene mayor preferencia por la relación que Pina y Cordero mantienen con el díscolo pero eficiente ariete.

Al Cádiz CF se le sumarán muchos equipos más en una quincena de julio que promete ser trepidante. Desde hace unos días, los contactos con su representante son continuos y se espera que en breve el jugador conozca un futuro que pueda estar bañado en plata. En Cádiz, si es por sus rectores, ese seguro que ya la espera la Tacita.