Álvaro Cervera, junto a Perera y Manzano, en un entrenamiento.
Álvaro Cervera, junto a Perera y Manzano, en un entrenamiento.

Cádiz CF

Cádiz CF-Elche (Previa) Por un nuevo noviembre dulce de Cervera

El técnico cadista confía en aprovechar la buena dinámica de juego y forma física para enlazar una nueva victoria

Por  8:59 h.
Cádiz
0
Elche
0
Cádiz CF. Cifuentes, Correa, Sergio Sánchez, Mauro, Brina, Garrido, José Mari, Álex, Aketxe, Salvi y Manu Vallejo.
Elche: José Juan, Tekio, Fran Cruz, Gonzalo Verdú, Manu Sánchez, Borja Martínez, Xavi Torres, Iván Sánchez, Gonzalo Villar, Javi Flores y Sory Kaba.
Árbitro: Sagués Oscoz, donostiarra.
Incidencias: Partido correspondiente a la 12ª jornada de Liga.
Estadio Ramón de Carranza. 12.00 horas.

A Cervera se le suele dar bien el mes de noviembre. No se sabe si es por la disposición física del equipo, si los prepara a sabiendas del repunte que ahora pillan sus jugadores o por lo que sea, pero el caso es que para el entrenador del Cádiz los noviembres son dulces.

Y qué mejor momento que el actual para que el Cádiz CF comience a empalmar una victoria tras otra. De entrada, el calendario le plantea dos partidos en Carranza consecutivos, el de hoy ante el Elche y el de la semana próxima ante el Reus. Marcarse un seis de seis sería gloria para un equipo que aún debe quitarse los restos de pringue que tiene haber pasado unas semanas en el lodazal de los puestos de descenso, de donde saldrá si hoy suma los tres puntos ante el conjunto ilicitano.

Las cosas parecen salir. Los jugadores importantes parecen estar a tono. Todo parece vivido, todo parece soñado. Y los sueños que se han vivido últimamente por este rinconcito del sur dieron sus primeros pasitos justo después de grandes momentos de dudas que colocaron a Cervera al borde del patíbulo, un feo sitio al que siempre suele acudir en su rescate el Anxo Carro de Lugo. Porque otra vez, el técnico cadista está recuperando la vida que se iba dejando debido a cantidad de factores, entre ellos y más importante, los lesionados que ha sufrido un equipo maniatado hasta hace no mucho por unas ideas cerradas de un entrenador que ha consentido abrir la mente y darle mayor libertad a sus jugadores más talentosos comenzando por un canterano, Manu Vallejo, que ha pasado las hojas que van del Viejo Testamento al ilusionante Nuevo.

Y aún reconociéndose se encuentra un Cádiz CF que, como los buenos hijos agradecidos, no puede ni debe renegar de unos conceptos que le hicieron salir del pozo y aproximarse al Olimpo de los Dioses. La marcha de Alvarito se ha comenzado a digerir y se está haciendo desde los recursos de calidad antes tapados por el ‘robo y me voy’ que tanto dio y que tanto dejó de dar.

La fusión de ambos estilos llevó al Cádiz CF a casi que pasearse ante el Lugo y a ganar, sin Vallejo pero con Salvi como segundo delantero, a todo un Espanyol. Hay motivos para pensar que Cervera, por mucho que se empeñe en repetir constantemente que el balón no les hará libres, está comulgando, o al menos aceptando, unas ideas que hacen atractivo el juego de un equipo que comenzaba a aburrir a las ovejas y, lo que es más preocupante, sin tampoco lograr resultados.

Por todo ello, por las victorias ante Lugo y Espanyol, por la ilusión que despierta en el cadismo el canterano Manu Vallejo, por las esperanzas que sigue creando la sociedad que forman Álex yAketxe, por la seguridad que dan Garrido, José Mari y Sergio Sánchez, por el retorno del perdonado Brian Oliván y por la nueva reacción comandada por Cervera el cadismo está deseoso de confirmar la mejoría del equipo ante un Elche que viene de ganar dos partidos consecutivos y que se encuentra a tres puntos de diferencia. Una victoria sacaría a los amarillos de los puestos de descenso para meterlos en una zona más confortable y prospera, desde donde se puede uno concentrar en no perder el sitio mientras se sigue perfeccionando un juego que, no por ser ni peor ni mejor que el de antaño, comienza a entrar por los ojos a ese sector de Carranza que estaba ya cansado de tanta y tanta destrucción.

No suele ser Cervera un entrenador que repita once porque se venga de ganar. De hecho, es más que problable que hoy tampoco lo haga y deje en el banquillo a Edu Ramos, titular en el Anxo Carro por el sancionado José Mari, que debe volver al once que liderará bajo palos Cifuentes. Sergio Sánchez mandará sobre una defensa en la que tendrá como escudero a Marcos Mauro y a Brian y a Correa como carrileros. El trple pivote estará formado por los hombres de seguridad Garrido, José Mari y Álex, que intentará asociarse en banda izquierda con Aketxe y en derecha con Salvi, que puede que vuelva a recuperar la titularidad después de su evidente mejoría ante el Espanyol. Y arriba, el chaval que abre el libro. Y no solo el libro, sino la cabeza de un entrenador de ideas fijas pero acertadamente moldeables como la de Cervera.

En frente el Cádiz CF se va a encontrar un equipo que jugará con cinco defensas. Sobre el papel, el partido es posible que pueda resultar engorroso pero lo bueno de este Cádiz CF es que, como todo lo que empieza, resulta un enigma cómo planteará la jugada para ganar.