Álvaro Cervera conversa con sus jugadores.
Álvaro Cervera conversa con sus jugadores.

CÁDIZ CF

Cádiz CF-Córdoba (Previa) Con presión o sin ella, hay que ganar

El once amarillo recibe la visita del Córdoba CF, un muerto viviente camino del descenso que intentará morir matando

Por  10:00 h.
Cádiz
0
Córdoba
0
Cádiz CF: Cifuentes; Rober Correa, Marcos Mauro, Kecojevic, Espino o Matos; Edu Ramos, José Mari; Salvi, David Querol, Jairo; y Lekic.
Córdoba CF: Carlos Abad; Fernández, Luis Muñoz, Flaño, Menéndez; Bodiger, Aguado; Jaime Romero, De las Cuevas, Andrés Martín y Piovaccari.
Árbitro: Pérez Pallas, comité gallego.
Incidencias: Partido correspondiente a la 31ª jornada de LaLiga 123. Será televisado en directo y a las 18.00 horas por el canal LaLiga 123 TV.
Ramón de Carranza.

Cervera podrá decir misa, pero si el Cádiz CF no gana este domingo a un muerto viviente será porque no merece estar donde en estos momentos está, que es, ni más ni menos, jugándose un puesto para el ‘play off’ de ascenso. Por tercer año consecutivo. Ni falta hay que decir, pero se tiene que decir para tanto y tanto susceptible como hay en todos los órdenes de esta sociedad, que a este entrenador y a este equipo no se le puede poner ningún pero ya que su objetivo ha vuelto a ser cumplido con nota y con tiempo de sobra. Dicho lo obvio, no ganar esta tarde al Córdoba CF supondría un mazazo gordo a las aspiraciones de una afición que ha visto como su club está haciendo un esfuerzo titánico en lo económico para hacer lo posible e imposible por estar la temporada próxima en la máxima categoría del fútbol nacional.

Y ya puestos a argumentar el motivo por el que este Cádiz CF está capacitado para intentar el ascenso, también se debería pedir algo más al entrenador que lo ha dado todo (y lo sigue dando) al Cádiz CF.

Lleva razón Cervera, los resultados así lo dicen, que cuando su equipo se mueve de lo que suele hacer, la suele cagar. Perfecto. Es hasta plausible el hecho de que Cervera haya cambiado sus planteamientos en su búsqueda de proponer algo más. Lo ha intentado y no le ha salido. Pero va por su tercer año consecutivo en el que el fútbol, ese que da y quita razones como el tiempo, le vuelve a poner en la coyuntura de convertirse en algo más que un entrenador, con su sistema aguerrido, comprometido y eficaz, que solo llega a conformar un equipo que se salva de la quema pero que en las batallas grandes se viene abajo. Él lo sabe y debe admitir que a un entrenador como él se le debe comenzar a exigir a medida que le llegan buenos jugadores como son los casos de Álex, Aketxe,Machís o Manu Vallejo. Tiene mimbres y se sabe en el test personal de autoreafirmarse como un entrenador de Primera. Le ha llegado el momento y debe presentarse al examen. Por tercer año consecutivo.

Buena oportunidad

Y el calendario le viene que ni pintado. Porque esta tarde se le presenta en Carranza un equipo en descomposición. Es cierto que en esta categoría cualquiera puede hacerte un traje, pero que te lo haga un saquito de huesos que deambula hasta el pozo sería inaudito. Por eso mismo, al Cádiz CF se le pide la victoria de manera obligada ya fuera líder, sexto, séptimo o se estuviera jugando la permanencia mismamente.

Cuando habla Cervera hay que prestarle atención con los cinco sentidos porque igual lanza mensajes a sus pupilos como a la prensa como a la afición. Todo lo dice en un sentido y con un fin: el ascenso, una palabra que le entra urticaria de solo decirlo pero por el que trabaja día tras día.Desde hace tres temporadas.

Y por eso mismo, porque él vuelve de donde todo el mundo va, entiende que a sus jugadores le entra vértigo, y puede que incluso a él, cuando el objetivo cambia en un abrir y cerrar de ojos. Dijo en la rueda de prensa previa a este partido que este Cádiz CF debe vivir con la sensación de pasar cuatro metas, con todo el estrés que ello conlleva. Primero hay que huir del descenso, después atar la permanencia con la consecución de los 50 puntos y tras ello luchar por el ‘play off’… Y ya si eso pugnar por el ascenso. Mucha tela. Cuatro objetivos para un equipo al que le recae de golpe y porrazo los aplausos de la afición por salvarse de la quema y a la semana siguiente los pitos (de algunos y en momentos determinados del duelo) por no poder con el Lugo.

Esto es así. Y es así porque Cervera, por tercer año consecutivo, sufre en su vestuario esto. Gracias a ello, y como tiene la potestad suficiente para dirigirse al entorno como quiera y cuando sea, pide que no se exija más de la cuenta al equipo porque si en vez de dudas le generan ánimos, este Cádiz CF puede volar. Y claro, así, de esa forma, con ese clima, se puede ascender. De lo contrario, es decir, de comportarse la afición como la de un grande, al equipo le costará el doble y es más que factible que se pueda quedar en el camino como en los dos años anteriores en donde generó tanta ilusión.

Para este encuentro, Cervera hará cambios obligados. Y lo hará en defensa y en ataque. Atrás, sin Sergio Sánchez para devolver al once a Marcos Mauro mientras que las ausencias de Machís y Vallejo serán respondidas con Jairo y Lekic.