Juan Carlos Cordero habla con Martín José García Marichal y Enrique Ortiz antes de entrar en la sala el pasado viernes.
Juan Carlos Cordero habla con Martín José García Marichal y Enrique Ortiz antes de entrar en la sala el pasado viernes.

CÁDIZ CF

El Cádiz CF y Cordero se vuelven a ver las caras

Los representantes del club gaditano y el que fuese director deportivo cadista han acudido este viernes al Juzgado de lo Social Número 3 de Cádiz

Por  17:22 h.

El Cádiz CF y Juan Carlos Cordero, el que fuese director deportivo cadista hasta hace algunos meses, se han vuelto a ver las caras en el Juzgado de lo Social Número 3 de Cádiz. Ha sido pasado el mediodía de este viernes 5 de julio y ahora se está a la espera de la resolución.

La entidad cadista, representada por el abogado Martín José García Marichal, contó con varios testigos en la sala. Fueron los casos de Santiago Pozas, director general del Cádiz CF, y el secretario técnico Enrique Ortiz. Este último, en calidad de testigo pericial, elaboró y presentó un informe por petición del Consejo de Administración y, por consiguiente, de Santiago Pozas. En él se expresaba que era imposible la readmisión de Juan Carlos Cordero como director deportivo al ya estar ese puesto ocupado en la actualidad por Óscar Arias. Por lo tanto, el Cádiz CF se escuda en no pagar a Cordero al no poder ejercer esa misma función que antes desempeñaba.

Por su parte, Juan Carlos Cordero, que estuvo presente pero sin hacer declaraciones, acudió junto a su letrado, el gaditano Emilio Álvarez Tirado.

El murciano salió vencedor de su primer ‘encontronazo’ legal con el Cádiz CF de Manuel Vizcaíno, puesto que el Juzgado de lo Social Número 3 de Cádiz le dio en su momento la razón de principio a fin. Sin embargo, siguen quedando asuntos por resolver en este caso que obligan, de entrada, al Cádiz CF a readmitir obligatoriamente a Juan Carlos Cordero en su mismo puesto de trabajo del que fue despedido y que ahora ocupa Óscar Arias, primero de un escalafón en el que también están Antonio Fernández, exdirector deportivo de Málaga y Valencia, entre otros, y el secretario técnico Enrique Ortiz, firmado por la estampida de Jorge Cordero.

Se trata de un “caso de especial delicadeza”, según palabras del Juez, que podría resolverse la próxima semana. Un juicio muy técnico, con muchos matices y muy farragoso.

En la hipótesis de que el Cádiz CF recurra y la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en Sevilla no vea nulidad pero sí lo considere improcedente , el Cádiz CF estaría obligado a indemnizarlo con cerca de 700.000 euros que desliza el segundo de los contratos firmado con Pina. En el caso de que considere improcedente el primero de los contratos, la indemnización sería de 300.000 euros. Y en el mejor de los casos para el Cádiz CF, es decir, que Sevilla sentencie que es procedente no debería pagarle nada aunque sí el salario mensual hasta el momento en el que se celebre el juicio, que se alargaría mínimo a un año.