Álvaro Cervera posa con Manolo Vizcaíno en una imagen de archivo.
Álvaro Cervera posa con Manolo Vizcaíno en una imagen de archivo.

Cádiz CF

El Cádiz CF y Cervera tienen decidido no seguir juntos la próxima campaña

Las desavenencias entre Manuel Vizcaíno y el entrenador, uno de los motivos de peso para este desenlace

Por  20:28 h.

«Al 99,95%, Cervera no será el entrenador del Cádiz CF la próxima temporada». Así de claro y contundente se manifestaba este miércoles el periodista Javier Lacave en La Jugada de Canal sur Radio para afirmar lo que ya el propio entrenador del Cádiz CF dejó entrever en la rueda de prensa posterior al encuentro ante el Extremadura. Poco importa que el preparador amarillo tenga un año más contrato.

A razón de esa información, ese 0,5% restante se centraría en un hipotético ascenso a Primera que cambiaría las tornas de lo que hoy es ya una decisión tomada entre el presidente Manuel Vizcaíno y Álvaro Cervera. Precisamente, la relación entre ambos no es buena y no es más que otro de los motivos de peso por los que el técnico ha decidido poner punto a la relación contractual este 30 de junio.

Pero aparte de las desavenencias ya conocidas entre el presidente y el entrenador, hay más motivos por los que Cervera, que se siente muy feliz en Cádiz, ha decidido cambiar de aires. Y lo tiene más que pensado pese a que como ya se ha comentado se encuentra viviendo su mejor etapa como entrenador y, además, en una tierra en la que ya ha dicho en varias ocasiones que piensa quedarse para vivir en un futuro.

Por tanto, no hay nadie que más dude de su decisión que él, un enamorado de la forma de vida, del Cádiz CF y de Cádiz. Quizás por ello, quien sabe, también quiera tomarse un respiro de esa exigencia de ser, precisamente, el máximo responsable de un equipo que late en el corazón de cada una de sus gentes.

Aparte de su mala relación con Vizcaíno, que ya se cargó a Juan Carlos Cordero, con quien Cervera congeniaba a la perfección, el entrenador atisba más problemas en un posible futuro en la exigencia que con el paso de los años se tiene que instaurar en un club en pleno crecimiento. Y claro, a más exigencia, más problemas. De esto es una buena prueba, y triste, la sonora pitada que se llevó el equipo tras concluir el encuentro ante el Extremadura del pasado martes. Un ambiente hostil que ya vislumbrara él desde hace varias jornadas.

Y por último, sus palabras, esas del tipo que suele repetir de que ‘o el equipo juega a su estilo o básicamente están perdidos’ son un declaración de intenciones de lo que es él y de lo que parece haberse cansado de repetir. Ya el año pasado repetía una y otra vez aquello de ‘si nos salimos de lo que sabemos hacer, somos menos nosotros y por tanto, peores’ y por lo que se ve sigue en el mismo sentido. Todo esto lleva a pensar que su mensaje en la totalidad de su plantilla no termina de calar. Cansado o no de ello, lo cierto es que Cervera parece tener claro que, a pesar de lo mucho que ha disfrutado en el banquillo del Cádiz CF, este sábado pondrá fin  a su etapa en el Cádiz CF, al menos, en su primera etapa.