Cifuentes y Rober Correa, antes de un entrenamiento.
Cifuentes y Rober Correa, antes de un entrenamiento.

Cádiz CF

Cádiz CF-CD Tenerife (Previa) Otro pasito hacia la progresión

El once de Cervera necesita confirmar ante el Tenerife su mejoría para volver a creerse que tiene un futuro en el que soñar

Por  10:00 h.
Cádiz
0
Tenerife
0
Cádiz CF: Cifuentes, Correa, Sergio Sánchez, Marcos Mauro, Matos, Garrido, José Mari, Aketxe, Salvi, Machís y Lekic.
CD Tenerife: Dani, Luis Pérez, Jorge, Alberto, Héctor, Milla, Racic, Suso, Isma, Borja Lasso y Malbasic.
Árbitro: Vicandi Garrido, vasco.
Partido correspondiente a la jornada 26.
Nuevo Estadio Ramón de Carranza, 20.30 horas (LaLiga123TV)

Engañosa, injusta, relativa, confusa, equívoca… Sea lo que fuese, el caso es que el Cádiz CF consiguió la semana pasada en Alcorcón lo que tanto necesitaba, la victoria. Y con esos tres puntos, conseguidos además en un arreón en los últimos minutos de un partido que estaba siendo para olvidar, al once de Cervera le ha vuelto a invadir la alegría y ya se sabe que con la alegría, que suele llegar por un golpe de suerte, se hace presente también la confianza.

Sabedor de ello, consciente de la importancia del triunfo de sus chicos en Alcorcón, Cervera hizo una pequeña excepción de realidad en su rueda de prensa posterior al encuentro y elogió el trabajo de sus jugadores, alabó el juego de su equipo y, ya puesto, enalteció todo lo que se estaba haciendo. E hizo bien, porque así como castiga a los suyos con análisis agoreros después de un partido que se ha ganado sobrado, en Alcorcón el bueno de Cervera entendió que el día se había puesto para aprovechar ese golpe de fortuna triunfador y hacer más fuerte si cabe a un equipo que quiere crecer.

Porque nadie puede negar que ante el conjunto madrileño el Cádiz CF se encontró con una victoria que casi ni buscó, pero que si la encontró fue porque hay material, y del bueno, para volver a la senda de la rectitud, aquella que se abandonó a finales del pasado año con una goleada en Carranza al Dépor. Y claro que sí, puestos a estar orgulloso de ello Cervera regaló los oídos de los suyos para que sigan creyendo en todo.

El equipo se pegó una pequeña depresión de partidos sin ganar (todo un mes de enero y una semana de febrero) que acabó rompiéndola en Alcorcón gracias a un Machís envidiable y un arrebato de vergüenza que este equipo ha demostrado una y mil veces que la tiene, y en cantidades industriales.

Y con esa actitud piensa hoy presentarse un Cádiz CF que ha cambiado en su fisonomía. En parte por las lesiones y en otra gran parte, la mayoría, porque Cervera necesitaba ya de otras cosas para volver a ser imprevisible. Porque sí, porque al once amarillo se le estaba comenzando a coger la matrícula en los últimos partidos y el técnico del Cádiz CF se ha dado cuenta de ello y no tiene otra que girar un poco el plan para introducir a un Ager Aketxe desaprovechado, por circunstancias del guion, en la reserva.

Porque los de Cervera, tiempo atrás, sumaron su cadena de victorias consecutivas viniendo desde abajo, con piel de cordero. Poco a poco, ese cordero volvió a ser un lobo y los rivales se percataron de ello y le han vuelto a impedir lo que ya le impidieron el curso pasado en la segunda vuelta. Así las cosas, Cervera no tiene otra que comenzar a darle vuelta al plan para no incurrir en los mismos errores pasados.

Hoy llega un Tenerife de Oltra en la parte baja aunque con un equipo que bien podría estar arriba de no ser por la irregularidad en la que cayó en las primeras semanas de competición. Cervera sabe del potencial canario y así lo ha dejado claro estos días.

Para este encuentro, el once amarillo seguirá tirando de los mismos que desnivelaron la balanza en Alcorcón. El dinero es el dinero y lo normal es que esté sobre el verde. Y por eso mismo, Cervera confía en que Aketxe y Machís tiren de un carro en el que se sigue esperando a Salvi. La duda radica en el centro del campo, donde José Mari podría volver complicándole la entrada a un Álex Fernández que se encuentra descolocado ante tanto cambio que lo deja en el banquillo. Una victoria hoy confirmaría que este Cádiz CF va en serio.