Álvaro Cervera durante un entrenamiento.
Álvaro Cervera durante un entrenamiento.

Cádiz CF

Cádiz CF-Betis: Una fiesta en casa en mitad del bajón

El once amarillo recibe al Betis en Carranza en plena depresión liguera con el deseo de volver a sonreír antes del Rayo

Por  8:38 h.
Cádiz
0
Betis
0
Cádiz CF. Cifuentes, Carpio, Servando, Villanueva, Lucas Bijker, José Mari, Álex, Abdullah, Moha Traoré, Aitor y Romera.
Betis: Dani Jiménez, Rafa Navarro, Amat, Tosca, Redru, Fabián, Narváez, Camarasa, Campbell, Nahuel y Sergio León.
Árbitro: Alberola Rojas, manchego.
Partido correspondiente a los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.
Estadio Ramón de Carranza. 21.30 horas.

Nada como una fiesta en casa para reconciliarse. Porque sí. Porque rezuma mal rollito. Los malos resultados, la eterna disputa entre los dirigentes de la entidad, las palabras del entrenador dudando del aspecto mental de sus jugadores, la resaca que ha traído el castigo a Barral y el cansancio consentido en la afición por un pasado horroroso hace que la cosa esté a punto de estallar y nadie lo quiere. Nadie. Todo ha sido muy bonito en el último año y medio como para de repente comenzar todo el mundo a tirarse los platos en la cabeza. Por eso hoy Carranza se prepara para vivir una fiesta como hacen las familias que andan de uñas pero que en Navidad ponen todo de su parte para poder abrazarse y echar al olvido las rencillas que haya podido haber a lo largo del año. Hay que sonreír y en eso todo el cadimo coincide. Desde el entrenador al utillero. Hay que pasarlo bien esta noche que para eso toca la Copa y llega todo un rival de Primera.

Hay que tratar de olvidar las penas que están trayendo las últimas jornadas de Liga. La gente es consciente de que se está muy cerca de caer en una depresión que pueda echar al traste el gran trabajo realizado al comienzo de Liga y lo mucho conquistado desde que se ascendió en el Rico Pérez. Es echar la vista atrás y tener pesadillas de solo revivir el barro de la Segunda B. Por eso mismo el clima no debe enrarecerse más.

Por eso mismo poco importa ganar o perder hoy si se hace con el orgullo de un equipo que se sacrifica en cada pelota.

Porque el personal está como loco por aplaudir a su equipo. Pero aplaudirlo bien, en condiciones, por derecho. Y todos. Y porque el equipo se lo merezca y no porque parte del público se ha ido con 0-2 en el marcador y a falta de diez minutos y se aplaude solo por el prurito de decir ‘mira que cadista soy y qué malitos son los que se han ido y ahorrarse un atascazo para salir de Carranza’. No. Esta noche la gente quiere disfrutar con lo que ha conseguido su equipo. Por supuesto que también quiere disfrutar de los suyos pero es consciente de que en frente hay un rival que está de moda en Primera gracias a un entrenador que ya saboreó un ascenso a Segunda en Carranza cuando era el entrenador del CD Lugo.

El Cádiz CF se ha ganado estar en los dieciseisavos de final de Copa del Rey y se ha ganado el derecho de tener el respaldo de los suyos por mucho que en Liga estén las cosas feas. Almería y Osasuna fueron las víctimas de un equipo que esta noche se mide al Betis con el deseo de poder tutear al equipo suplente verdiblanco.

Suplentes serán los de Setién y suplentes serán los de Cervera, aunque en el caso del entrenador del Cádiz CF se desconoce quienes pueden ser ahora los titulares o los suplentes de un equipo que anda deprimido por la Liga. Por eso mismo hacía bien ayer Cervera en tildar a este partido de Copa como de una oportunidad y no como de una china en el camino. Sin duda, todo lo que sea agradar al respetable de Carranza hoy será un éxito para un equipo que necesita como agua de mayo motivarse con lo que sea para salir cuanto antes de la oscuridad en la que comenzó a meterse en el Nuevo Carlos Tartiere.

Un potente pero idóneo rival

Ya se sabe que una eliminatoria dura 180 minutos y por las palabras de Quique Setién no parece que el Betis vaya a ir a por el partido por la vía rápida. Esto no quiere decir que el once bético no vaya a hacer de la posesión de balón su seña de identidad en Carranza.

Por su parte, todo indica que Álvaro Cervera busque dar más minutos a José Mari, que seguramente formará un triple pivote junto a Abdullah, que jugó solo 45 minutos en Huesca, y Álex, ausente en El Alcoraz.

También saldrá titular con seguridad Mohá Traoré, responsable directo del pase copero a esta eliminatoria tras ser el asistente de Barral en los goles que eliminaron a Almería y Osasuna. Igualmente, Lucas Bijker y Carpio estarán en las bandas de una defensa donde regresará Servando. También jugarán Rubén Yáñez bajo palos y Dani Romera en la punta de un ataque al que intentarán aportar algo de chispa Nico o Aitor.

Es día de Copa y, por tanto, hay que disfrutar. Al equipo solo se le pide que dé una imagen satisfactoria para que el cadismo pueda recuperar algo de esperanza antes de recibir el próximo sábado a todo un Rayo Vallecano.