Marcos Mauro, Álex Fernández, Lekic y Perea, en un entrenamiento.
Marcos Mauro, Álex Fernández, Lekic y Perea, en un entrenamiento.

Cádiz Cf

Cádiz CF-Alcorcón (Previa) Buenos augurios para creer

Los de Álvaro Cervera buscan ante su gente la segunda victoria en Liga tras las buenas sensaciones dejadas en Albacete

Por  15:00 h.
Cádiz
0
Alcorcón
0
Cádiz CF: Cifuentes, Carmona, Marcos Mauro, Kecojevic, Matos, Álex, Edu Ramos, Akexte, Salvi, Manu Vallejo y Romera.
AD Alcorcón: Dani Jiménez; Laure, Esteban Burgos, David Fernández, Bellvis; Sangalli, Toribio, Dorca, Nono; Juan Muñoz y Jonathan Pereira
Árbitro: José Antonio López Toca, cántabro.
Incidencias: Sexta jornada de Liga.
Estadio Ramón de Carranza.

El Cádiz CF va a ganar hoy. Lo dicen las sensaciones y el reloj. Lo dice el ambiente. Lo dicen las ganas, pero también lo atestigua el último partido del Cádiz CF disputado en Albacete en el que sólo sumó un punto pero millones de esperanzas en el juego. Lo dice también aquello de lo que tanto tira Cervera y cualquier futbolero. Esas leyes no escritas que muchos creen ciencia cierta. Ya toca. Y toca porque el Cádiz CF no gana desde la primera jornada y el Alcorcón lo acaba de hacer en la última, en la que ganó en su estadio al Deportivo (1-0). Por todo ello, el Cádiz CF parte con esa confianza de sumar los tres puntos hoy ante una afición que si bien no anda enfadada con su equipo sí que comienza a preocuparse ante la falta de victorias que haga auparse en la clasificación y poner tierra de por medio con la zona peligrosa de la clasificación.

Más allá de cábalas y teorías inciertas, lo cierto es que hay predisposición a pensar que los de Cervera van por buen camino y que esta noche en su estadio van a conseguir la segunda victoria liguera. Porque no sólo los 90 minutos disputados en el Carlos Belmonte sirven para pensar en verde, sino también algunos momentos vividos en el partido de Copa ante el Tenerife, donde con 0-1 en el marcador los amarillos supieron contemporizar el encuentro con el balón en sus pies con cierta autoridad. Hay signos de mejoría en un juego que se le atraganta al Cádiz CF cada vez que le toca jugarlo. El toque y la posesión, eso que tanto faltó el año pasado, han hecho acto de presencia en un equipo que se encuentra mudando su estilo. Bueno, no tanto mudarlo como equilibrarlo. Y la cosa va cogiendo buen aspecto. Muy buen aspecto.

Para que todo vaya igual, o a mejor, hay que echarle al tema grandes dosis de paciencia. Casi que en cantidades industriales. Por supuesto, olvidarse del ascenso y esas movidas y sentarse a presenciar lo que el equipo está dispuesto a mostrar. Disfrutar con su juego al tiempo que se escala hacia esos 50 puntos tan necesarios y por los cuales se deberá sacrificar alguna que otra vez ese juego de filigrana que todo el mundo firma pero que no se puede conseguir así por así.

Por todo ello, el cadista debe acudir esta tarde a su estadio con la esperanza de encontrarse a un equipo que quiere crecer con el balón desde la conciencia que no se consigue en un día y desde la responsabilidad de que lo importante es lo que se ve en el electrónico antes que en las mejores jugadas de la jornada. Por supuesto que el contragolpe y el fútbol directo no se ponen en ningún momento en entredicho ya que sería como escupir contra el librito sagrado de los éxitos forjados por esas herramientas que se seguirán defendiendo de manera irrenunciable. Eso no quita para que los jugones tengan más presencia en el nuevo Cádiz CF.

La marcha de Alvarito ha dejado coja una banda pero ha dado más amplitud de miras a un equipo, con su entrenador al frente, que si la toca y se lo cree puede conquistar a los más incrédulos. Akexte, Manu Vallejo, Alberto Perea, Álex Fernández y el propio Dani Romera están llamados a liderar esta nueva forma de dirigirse a los rivales. se desconoce si Cervera quiere invadir su método con el fútbol total pero está dando razones para pensar que persigue un fútbol más exquisito y eso solo ya es meritorio de un reconocimiento a un entrenador que ha puesto, de la noche a la mañana, las cuentas del club tan saneadas que de nuevo ya vuelven las riñas en la directiva para hacerse con el botín que hay en ciernes.

Es de esperar que Cervera cambie un once para darle mayor cabida a los Romera, Aketxe y Perea, verdaderos culpables de que esta nueva irrupción de fútbol en el Cádiz CF sea una realidad. En frente tendrá un Alcorcón que planteará a los cadistas un partido cerrado y en el que cuanto menos cosas ocurran mejor será por los madrileños. Habrá que ver si este nuevo Cádiz CF es capaz de voltear el plan de Parralo. Todo apunta a que sí.