Jurado destacó en el once titular.
Jurado destacó en el once titular.

Cádiz CF

Cádiz CF-Alcorcón (1-1) Un punto más y una jornada menos

Los de Cervera suman un empate tras empezar perdiendo gracias a un gran centro de Álex rematado por el Choco Lozano

Por  22:37 h.
Cádiz
1
Alcorcón
1
Cádiz CF: Cifuentes, Iza, Fali, Cala, Espino (Akapo, 58'), Bodiger (José Mari, 46'), Jurado, Alejo (Salvi, 58'), Álex, Nano Mesa (Pombo, 77') y Álvaro Giménez (Lozano, 46').
Alcorcón: Samu Casado, Paris Adot, Elgezabal, Dieguez, Ernesto, Reko (Luis Perea, 79') , Dorca (Boateng, 79'), Bellvis (Laure, 84'), Sosa (Arribas, 63') , Sandaza (Rui Costa, 63') y Stoichkov.
0-1: Stoichkov (48'); 1-1: Lozano Lozano (67');
Árbitro: Muñiz Ruiz, gallego. Amonestó al cadista Akapo y a los visitantes Paris, Bellvís y Boateng.
Incidencias: Partido correspondiente a la 34ª jornada, Se guardó un minuto de silencio por las víctimas del Covid-19.
Estadio Ramón de Carranza. Sin público por la desescalada.

Un punto más y una jornada menos. Sin ser brillante en absoluto el encuentro del Cádiz CF ante el Alcorcón, sí puede decirse que lo más positivo que dejaron los 90 minutos es que este líder es tan capaz de destruir y ganar como de construir y creer en que es posible divertirse con el balón en los pies en un final de Liga que está descubriendo al Cervera más ofensivo y alegre que se recuerda. Y lo está haciendo desde lo más alto de la cúspide, donde sigue instalado un Cádiz CF que cuenta las jornadas que restan para llegar a la cima con la prudencia necesaria que le hace no dar un paso en falso. Y a fe que no lo está dando.

Dicen que cuando el viento viene de cola lo mejor es aprovecharlo. Y eso intentó hacer Cervera, que sacó uno de sus once titulares más ambiciosos y desprendidos que se le recuerda desde que llegó al banquillo de Carranza. Con Álex en el centro del campo y con Jurado de inicio escorado en la izquierda y con una dupla atacante formada por Nano Mesa y Álvaro Giménez, el Cádiz CF salía a saco en busca de ese zarpazo casi definitivo para gritar a toda la categoría que a estos del rincón de sur le pueden ir abriendo ya las puertas de la gloria. Además de esas variantes, el técnico devolvía al once a Fali y Cifuentes en detrimento de Rhyner y David Gil, además de dar descanso a José Mari, Pombo y Salvi, que dejaban sus plazas al mencionado Jurado, a Iván Alejo y Álvaro Giménez. Un once tan sorprendente como todos los post-pandemias, el líder salía al césped de su casa con la idea acabar la jornada más líderes después de un nuevo tropiezo del Zaragoza.

Como no podía ser de otra forma, la victoria del pasado jueves en Soria le dio al Cádiz CF ese porte de equipo grande, con fe y con la confianza necesaria para jugarse las castañas con la calidad que tiene desde el principio. Y Cervera, que a sabio pocos le ganan, se hizo sabedor de ello desde el mismo momento en que se decidió por fin a darle la titularidad a un jugador en entredicho pero con un talento innato como es Jurado, que al primer minuto de juego ya demostró sus ganas al ganarle una carrera a su lateral Paris Adot para casi darle un balón de gol a Nano Mesa que fue interceptado por Elgizabal.

La alegría del Cádiz CF en su once en cierto punto coincidía con la valentía del Alcorcón, que salía con una defensa de tres hombres para intentar colarse en la lucha por los ‘play off’, que lo tenían a cuatro puntos al inicio del partido. Este desparpajo en ambos planteamientos hizo que el choque comenzara muy abierto desde sus primeros compases, siendo el Cádiz CF el que intentaba una tras otra meter un balón a la espalda de los centrales para que Nano Mesa o Álvaro Giménez intentaran sorprender a la menguante defensa alfarera.

Bastaron pocos minutos para saborear el nuevo fútbol que este Cádiz CF está capacitado a dar si sobre el verde andan hombres como Álex, Alejo, Jurado o Nano Mesa. Acostumbrados al juego áspero e intermitente de un Cádiz CF destructor, lo cierto es que verlo tocar y tocar la bola variando su registro desde el poder y la confianza que dan las victorias es un privilegio para la vista. Apenas hubo ocasiones en el primer cuarto de hora, pero la fluidez con la que se movía la pelota era irreconocible por estos lares.

Jurado es otra cosa. En cada toque, en cada conducción se nota. Al sanluqueño además se le veía con el guapo ‘subío’ desde el primer momento y si al primer minuto estuvo cerca de conectar con Nano Mesa, a los 25′ de juego volvió a servir una pelota en la boca de gol al canario que fue salvada por la zaga madrileña después de ver como el ex del Atlético se había marchado con suma facilidad de su marcador con apenas un cambio de ritmo y tres toquecitos.

Parecía sentirse tan dominador y tan sobrado el Cádiz CF, que a efectos no lo estaba siendo del todo, que incluso le dio por bajar la guardia saliendo de ello beneficiado el Alcorcón, que acechó la portería de Cifuentes con un zurdazo desde dentro del área y algo escorado de Sosa en lo que era la mejor ocasión del encuentro hasta ese momento y del todo primer tiempo, que llegaba a su fin con tablas sin goles.

Doble cambio al descanso

Cervera aprovechó el descanso para darle más movilidad y velocidad a su equipo dejando en las duchas a los espigados Bodiger y Álvaro Giménez y sacando a José Mari y Lozano. Parecía que iba a estar más compacto el Cádiz CF, pero apenas le dio tiempo a amoldarse a su nuevo traje cuando en el 48′ Ernesto le hizo uno al Pacha Espino cerca del saque de esquina para centrar al primer palo donde el gaditano Stocihkov, tras una serie de rechaces, fusilaba a Cifuentes para poner por delante al Alcorcón.

Otra vez más, y por segunda jornada consecutiva, los deméritos del Cádiz CF hacían meterse en el partido a un rival que apenas había construido nada fuera de lo normal como para adelantarse en el marcador. Así las cosas, los de Cervera no tuvieron otra que buscar sus talentos para comenzar a reaccionar desde el sentido de la pelota. Fue así como en una jugada elaborada por Jurado, Álex servía un balón en el punto de penalti para que Fali, forzado, chutase ligeramente alto.

Cervera removía el banquillo y sacaba a Salvi por Alejo y sentaba a Espino por Akapo para darle mayor frescura a las bandas de un equipo que, ahora sí, se hacía con el control del balón encerrando al Alcorcón en su campo. Jurado avisaba con un cabezazo centrado y a las manos de Casado tras un centro de Salvi, que abría su banda tal y como le había pedido su entrenador. El extremo sanluqueño aparecía insistentemente y si no era él el que llevaba la bola, favorecía que le llegase en la otra banda y con más espacios a Jurado. En una de esas posesiones largas llegó el gol del empate gracias a la paciencia de abrir el campo. Esta vez fue Jurado el que recibió un balón fuera del área para entregárselo a Álex en la izquierda, desde donde partió el colorado para sacarse un centro con la izquierda a la boca de gol en la que aparecía la cabeza providencial del Choco Lozano para empatar el partido.

A falta de un cuarto de hora más el añadido la situación era esta. Un Cádiz CF contemporizador (dado los resultados que se estaban dando) pero superior a un Alcorcón al que se le podían hacer eternos los minutos que restaban en su búsqueda del punto. Para enfilar ese esprint final, Cervera daba entrada a Pombo por Nano Mesa para terminar de rematar su idea de controlar el partido desde la posesión.

Sin embargo, poco o nada pasó ya hasta el final. El Alcorcón mantuvo el tipo ante un Cádiz CF que tampoco quiso arriesgar demasiado y acabó dando por bueno un punto que le acerca un poquito más a la gloria de Primera.