La expulsión de Salvi marcó el desarrollo del encuentro.
La expulsión de Salvi marcó el desarrollo del encuentro.

CÁDIZ CF

Cádiz CF 2 Numancia 4 (Crónica) Ávalos Barrera y el VAR se cuelan en la fiesta

El líder, que juega toda la segunda parte con diez por la discutida expulsión de Salvi, sufre su primera derrota de la temporada en el Carranza

Por  23:32 h.
Cádiz
2
Numancia
4
Cifuentes; Iza, Fali, Sergio González, Espino (Luismi Quezada, 65'); Garrido (Jurado, 77'), Edu Ramos; Salvi, Álex, Perea; y 'Choco' Lozano (Querol, 65').
1-0: Perea (12'). El centrocampista manchego aprovechó una recuperación de Edu Ramos y un pase de Álex para encarar por el vértice del área y soltar un zapatazo que se coló en la meta de Dani Barrio. 2-3: Querol (76'). Centro de Luismi Quezada, Héctor Hernández cede con el pecho a Dani Barrio y Querol, muy atento, se adelanta y empuja el esférico al fondo de las mallas.
Dani Barrio; Iván Calero, Derik, Adri Castellano, Héctor Hernández; Ander Vidorreta (Otegui, 70'), Gus Ledes; Curro Sánchez (Álex Sola, 82'), Marc Mateu (Guillermo, 85'), Moha; e Higinio.
1-1: Derik (40'). Saque de córner en el que Derik Osede se libra de la marca de Garrido y desde el segundo palo remata de cabeza cruzado y junto al poste. Cifuentes hace la estatua. 1-2: Curro Sánchez, de penalti (64'). El andaluz bate desde los once metros a Cifuentes tras un penalti de Espino sobre Iván Calero. 1-3: Curro Sánchez (65'). Moha se marcha en velocidad de Sergio González y pone un balón de oro para que Curro Sánchez la empuje al fondo de la red. 2-4: Higinio (88'). Jugada a la contra del Numancia que acaba con un pase de la muerte de Álex Sola y el remate a bocajarro de Higinio.
Ávalos Barrera, adscrito al comité catalán. Estuvo acompañado en la sala VAR por Sagués Oscoz, del comité vasco. Expulsó con roja directa a Salvi en el 52' tras consultar con el VAR y anular la cartulina amarilla. Mostró cartulina amarilla a los locales Espino, Garrido, Perea y Álex. También amonestó a Yann Bodiger, que estaba en el banquillo. Por los visitantes amonestó a Gus Ledes.
Encuentro correspondiente a la 21ª jornada, último de la primera vuelta en LaLiga SmartBank. Televisado en directo y en abierto por 'Gol TV'.
14.653 espectadores se dieron cita en el Ramón de Carranza.

2019 llegó a su fin y lo hizo de la peor de las maneras para el Cádiz CF: con la primera derrota del curso en el Ramón de Carranza, donde sólo habían conseguido empatar Dépor y Elche. Fue, además, en una noche tan atípica como inesperada en la que varias circunstancias jugaron en contra del indiscutible líder de LaLiga SmartBank. Desde el VAR hasta el protagonismo de Ávalos Barrera pasando por algún que otro error tan incomprensible como inusual de los hombres de Cervera. Pese a ello, los amarillos se marchan con la cabeza muy alta.

El último partido del año tuvo un poco de todo: goles, morbo, picante y pasión. A un lado estaba el Cádiz CF, el intratable líder de la categoría de plata. Al otro se encontraba el Numancia, sin demasiado nombre sobre el cartel y con las ausencias de dos de sus baluartes (Carlos Gutiérrez y Escassi), pero que está trabajado como pocos. Un rival más que digno. Tanto que salió tan desinhibido y con las ideas tan claras al Carranza que puso en apuros a los Cervera, quien ya había avisado del peligro soriano. Bien es cierto que sin grandes ocasiones de inicio. Un disparo débil de Higinio, algún despeje del ‘animal’ Fali… Pero la intensidad era notable.

Sin embargo, eso no era suficiente en ese momento para tumbar a un equipo que se encuentra en estado de gracia. Y es que este Cádiz CF, juegue quien juegue, te penaliza a las primeras de cambio y eso mismo hizo Perea en el minuto doce. El manchego aprovechó una recuperación de Edu Ramos y un pase de Álex para encarar por el vértice del área y soltar un zapatazo que se coló en la meta de Dani Barrio. Zarpazo y dedicatoria especial a su compañero Iván Alejo, al que fue a buscar al banquillo.

Con Perea descomunal por su banda y Salvi, que lo intentó de manera acrobática, dejándose la piel en todo el terreno de juego, el Numancia jamás se amilanó y dejó una buena sensación en La Tacita. De hecho, Curro Sánchez se acercó al empate con una falta directa que Edu Ramos, providencial como de costumbre, evitó que se alojara en la portería gracias a su cabezazo. Era el primer gran aviso ‘rojillo’ con el permiso de Moha, que no estuvo preciso en un control que pudo ser comprometido para Cifuentes.

La respuesta del Cádiz CF no se hizo esperar con el apoyo de un Carranza entregado. Así, Álex buscaba un pase de la muerte, mientras que Iza y Perea se topaban con una zaga que era más numantina que nunca.

Pero el epílogo del primer periodo no fue el mejor para el Cádiz CF. Un desajuste defensivo dio origen al empate a cinco minutos del intermedio. El central madrileño Derik Osede se libró de la marca de Garrido en un saque de esquina y desde el segundo palo remató de cabeza cruzado y junto al poste. Cifuentes hizo la estatua y los dos jugadores que estaban sobre la línea no pudieron evitar el tanto. Los errores se pagan y a buen seguro que Cervera lo recordó en el vestuario. Eran de esos goles que duelen porque se pueden evitar. Pese a todo, Álex tuvo el segundo antes de enfilar ambos equipos el camino de los vestuarios, aunque todo se quedó tal y como estaba.

El pisotón de la discordia

Tan eléctrico comenzó el segundo tiempo que a los dos minutos se pidió con vehemencia un penalti de Adri Castellano sobre el eléctrico Salvi, que se quejaba amargamente fuera del campo. Tras consultar con el VAR, Ávalos Barrera decidió continuar. Tan ‘caliente’ estaba Salvi que a la siguiente jugada fue a recuperar el cuero y de manera involuntaria pisó a Moha. Así lo creía el colegiado hasta que le mandaron revisarlo por la pequeña pantalla. Y entonces se armó el Belén. La amarilla se convirtió en roja, el Cádiz CF se quedó sin Salvi en el 52′ y el Carranza se puso al rojo vivo.

Los ánimos estaban muy calientes y Álex, que se topaba con Dani Barrio tras un gran zapatazo, se llevaba otra amarilla. Garrido le acompañaba poco después. Ávalos Barrera estaba empeñado en convertirse en protagonista y el Cádiz CF, fuera de sí por lo vivido, no era capaz de controlar sus emociones.

Y lejos de enfriar los ánimos apareció de nuevo el VAR para hacer la cuesta más empinada todavía. Espino no medía bien y arrollaba a Iván Calero. Lo que en principio era fuera acabó siendo en el interior del área. Penalti y gol de Curro Sánchez, que superaba a Cifuentes.

Por si fuera poco, no acabó ahí el castigo. Con el equipo de Cervera tratando de asimilar lo acontecido, Moha se marchaba en velocidad de Sergio González y ponía un balón de oro para que Curro Sánchez la empujara al fondo de la red. Dos goles en dos minutos del futbolista andaluz del Numancia. Del 1-1 del 63′ al 1-3 del 65′. Mazazo.

Querol da vida, Higinio apuntilla

Ya por aquel entonces había movido Cervera el banquillo. Luismi Quezada entraba por Espino y Querol por ‘Choco’ Lozano, que otra vez más se quedaba sin marcar. Mientras, el Cádiz CF no se rendía, con Perea poniendo en jaque a los sorianos por su banda.

Fue la astucia de Querol, que marcó por tercer partido consecutivo, la que sirvió para reducir distancias tras un centro de Luismi Quezada y al aprovechar una desafortunada cesión de Héctor Hernández a su guardameta. Era el minuto 76′ y la lucha no se negociaba.

Ahí llegó el último aluvión amarillo. Un centro de Perea, que se dejaba ver una y otra vez, por poco lo enganchaba Querol, Fali se sumaba al ataque… El empuje era notable de los diez guerreros que estaban sobre el césped. Pero Higinio se encargó de acabar con el sueño al mandar a la red en el 88′ el cuero tras un pase de la muerte de Álex Sola.

Guillermo pudo hacer el quinto y Edu Ramos recortar la distancia. Al final de lo que no cabe duda es que este Cádiz CF, que esta vez no supo leer bien el choque, vende muy cara su derrota. El ‘Campeones, Campeones’ con el que se decidió del césped fue más que merecido. Se lo han ganado a pulso con 43 puntos en una primera vuelta para enmarcar. Aunque también hay noches desagradables.