Álex puja la posesión con un jugador del Elche.
Álex puja la posesión con un jugador del Elche.

Cádiz CF

El Betis inquieta al cadismo

La entidad verdiblanca sopesa la idea de llevarse a Álex pagando su cláusula de ocho millones

Por  9:49 h.

Han saltado las alarmas en la Plaza de Madrid… O no. Y es que ocho kilazos, ahora o en cualquier día del año no dejan de ser ocho kilazos. Lo peor de ingresarlos ahora sería que con ellos se iría el máximo goleador del equipo Álex Fernaández, que aunque es cierto que lleva un mes algo bajo de forma, no deja de ser el jugador por el que Cádiz CF de Cervera ha tenido algo de fútbol junto a Perea.

El caso es que durante todo el mes de enero su representante no ha parado de recibir llamadas interesándose por la situación del jugador. El Leganés del mejicano Javier Aguirre, al que Álex ya conoce de su etapa en el Espanyol, se ha interesado bastante pero la opción de irse a un equipo de Primera con muchas papeletas de descender a Segunda aunque el club estuviese muy cerca de de su casa no la terminó de considerar el pelirrojo futbolista del Cádiz, que esta semana en Deportes Cope reconocía haber tenido muchas llamadas.

Igualmente, por Álex se han interesado también muchos equipos del extranjero, pero esta ha sido una opción que desde el primer momento ha desechado el madrileño.

Una de ellas fue la del Betis, equipo que sí ve con buenos ojos Álex por tratarse de un club asentado en Primera y con opciones reales de seguir creciendo. A pesar de que Álex se encuentra encantado en Cádiz, lo cierto es que anda ansioso de poder regresar cuanto antes a Primera División y la alternativa del equipo de Heliópolis se ha puesto sobre la mesa.

El pasado martes Álex no negaba su interés por irse a Primera subiera o no el Cádiz CF. “Estoy contento aquí, pero de aquí a final de mercado puede pasar cualquier cosa y espero que no haya ninguna sorpresa”. Pues bien, parece clara que la sorpresa viene de Sevilla y que ahora son los directivos béticos los que sopesan la posibilidad de pagar ocho millones de euros por un jugador que, tal y como está el fútbol, ha demostrado valerlos bien.