Moisés Arteaga, exjugador de Cádiz CF y Espanyol.
Moisés Arteaga, exjugador de Cádiz CF y Espanyol.

CÁDIZ CF

Arteaga: «Me siento identificado con Manu Vallejo»

«Es un futbolista con la cabeza muy bien amueblada que llegará donde él quiera llegar», asegura el exjugador formado en la cantera del Cádiz CF

Por  17:20 h.

Moisés García Fernández ‘Arteaga‘ es uno de esos canteranos cadistas que causaron sensación entre finales de los 80 y principios de los 90 con un Cádiz CF que dejaba huella en la máxima categoría.

Más de un lustro vistió la zamarra cadista antes de aterrizar en el Espanyol, próximo rival copero del Cádiz CF y club en el que consiguió unas gestas inolvidables. Entre ellas subir a Primera con los blanquiazules, jugar en Europa y levantar como capitán ‘periquito’ una Copa del Rey en el año 2000, justo en el centenario de la entidad.

De todo aquello ha pasado mucho tiempo, pero Arteaga aún recuerda sus inicios. Tanto que ahora se ve reflejado en la gran esperanza del cadismo: Manu Vallejo. «Me siento identificado con Manu Vallejo. Cuando empecé hacía lo mismo que él. Manu lo intenta una y otra vez, aunque a veces no salga la jugada. Es lo bonito de la gente joven y hacía tiempo que no pasaba en el Cádiz CF», relata en los micrófonos de ‘Deportes Cope Cádiz’ durante la tertulia llevada a cabo en Potito Beach Club.

Ambición brutal

Conocedor a la perfección del chiclanero Manu Vallejo y de la familia del canterano, Arteaga apunta: «Está empezando y tiene una ambición brutal. Tiene cualidades y se lo está ganando. Le llegarán ofertas y lo marearán, pero tiene un buen consejero en su padre para ponerle los pies en el suelo. Además él es un futbolista que tiene la cabeza bien amueblada».

Del mismo modo relata: «Llegará donde él quiera llegar. Le falta coger experiencia, pero tiene velocidad, descaro, tiro, gol… Es muy completo. Es con el jugador que me quedo de este Cádiz CF».

Sobre la posición del chiclanero en el rectángulo de juego, Arteaga apostilla: «Es el ‘9’ ahora aunque no es delantero centro. Es más extremo, aunque también mediapunta. Eso no quita para poder jugar arriba, pero ahí perderá al no tener tanta experiencia ni mucho cuerpo. Dentro de cinco o seis años puede hacerlo ahí sin problemas».