Óscar Arias, director deportivo del Cádiz CF, tiene trabajo este verano.
Óscar Arias, director deportivo del Cádiz CF, tiene trabajo este verano.

Cádiz CF

Arias vuelve a ‘olvidarse’ del extremo

El mercado de fichajes se cierra sin la incorporación deseada de Álvaro Cervera

Por  22:01 h.

Pombo, Malbasic y el actual pichichi de Segunda Álvaro Giménez son los tres refuerzos que llegan a un Cádiz CF que se queda cojo en la banda izquierda.

Dos mercados, dos calabazas. Más allá de lo personal, que se desconoce, la verdad es que resulta complicado que Álvaro Cervera y Óscar Arias vayan a llevarse bien de aquí a un tiempo por lo recién acontecido en la ventana de fichajes que acaba de cerrarse. Sabido es que el entrenador del Cádiz CF y el director deportivo ni se hablan, pero el mes de enero que acaba de morir ha dejado más tocada aún una relación inexistente.

El caso es que Arias ha vuelto a ‘olvidarse’ de darle ese extremo zurdo que Cervera ha pedido hasta la extenuación no solo una vez, sino dos veces. La primera fue en verano y nones. La segunda ha sido en diciembre, y nones también. El ninguneo a esta petición ha sido patente y si en verano pasaron dos meses sin que viniera nadie que pudiera coger el testigo de Jairo Izquierdo, que regresó de su cesión al Girona, este mercado de invierno ha pasado uno y tampoco ha llegado.

Los esfuerzos, al menos aparentemente, se han hecho. Lo mismo que en verano, pero todo suena muy raro. Las cosas como son.

Esta vez el empeño de Arias por un jugador de banda fue sobre todo realizado sobre un jugador que estaba el Almería. Se trataba de Gaspar Panadero, si bien debido a su juventud era más una promesa que una realidad en firme. Pero lo cierto es que el Cádiz CF lo tuvo muy cerca y de hecho muchos medios bien informados lo dieron por hecha su contratación. Finalmente, los tejemanejes del jeque que manda en el club del Mediterráneo andaluz lo quiso mandar al fútbol de Arabia Saudi pero debido a la ley del límite salarial no pudo hacerse dicha gestión. Eso hizo que a una semana de acabarse el mercado de invierno la opción de Panadero volviera a activarse pero según cuentan desde el club el tránsfer del jugador no iba a llegar en la fecha señalada y de manera abrupta la contratación del extremo quedó de nuevo en nada. ‘Raro, raro, raro…’.

Con el permiso de Vizcaíno

Sin duda alguna, la decisión de no traer un extremo zurdo –Gaspar Panadero no debe ser el único que pulula por el fútbol nacional y a tiro de un club con la cartera decentemente rellenita– viene también de arriba.

Sin ir más lejos, el pasado jueves el presidente Manuel Vizcaíno no veía un problema la falta de la llegada de un extremo tal y como se aprecian en las declaraciones que hizo a la Cadena Cope desde el Falla. El dirigente sevillano aprovechó la pregunta sobre la llegada o no de un extremo zurdo para romper una lanza a favor de Perea y dejar en el aire si llegaría finalmente o no ese deseo de Cervera. «No nos podemos quejar del rendimiento de la banda izquierda con Perea. El mismo míster ha dicho que no quiere ‘overbooking’ en esa demarcación». Y recordaba que «hemos tenido dos opciones que ya nos han servido en esa banda sin ser zurdos como Manu Vallejo y Perea. Lo que se trata es de conseguir un equilibrio de la plantilla». A buen entendedor…

Y es que lo cierto es que Cervera aseguró que no le gustaría tener más gente de la debida en esa demarcación. Pero lo que no dijo es algo que piensa pese a no haberle puesto la cruz de manera rotunda a Jurado. Porque lo cierto es que al sanluqueño lo ha alineado cada vez que este ha estado más o menos apto, pero tan verdad es esa como que el jugador formado en ‘La Fábrica’ merengue no está al nivel competitivo que Cervera requiere a sus jugadores.

Por tanto, al técnico cadista le sobraba la perla que Arias y Vizcaíno le trajeron en verano y que han seguido considerando que debe estar en la plantilla de un equipo al que, según el director deportivo, debería aportar algo más que los minutos infructuosos que está aportando hasta el momento actual. Y lo que Arias no quiere es ponerle más trabas.