Garrido sigue siendo propiedad del Cádiz.
Garrido sigue siendo propiedad del Cádiz.

CÁDIZ CF

Apelación no admite el recurso del Oviedo y Garrido jugará este domingo

Rechaza la queja por falta de legitimación, ya que no hay interés directo sino difuso y especulativo; el club azul vuelve a recurrir

Por  18:59 h.

El comité de Apelación ha decidido no admitir el recurso del Real Oviedo en el que pedía que se mantuviera la segunda tarjeta amarilla que vio Garrido en el Carlos Tartiere y por tanto no jugara este domingo en Carranza. Como era de esperar, el club carbayón ha recibido la negativa y el centrocampista vasco podrá estar disponible para Claudio Barragán en el duelo del Ramón de Carranza.

Apenas han pasado 24 horas para que la justicia deportiva obviara el recurso del Oviedo. La entidad azul se sentía perjudicada por el fallo del Juez Único de Competición, que este miércoles le quitaba la amarilla a Garrido al considerar que no había empujado de forma temerario, y por tanto levantaba la sanción.

El Comité de Apelación es duro con el recurso del Oviedo, y habla de que no se le perjudica directamente y que no se puede aferrar a especulaciones subjetivas. Literalmente esta es la respuesta:

La cuestión de su legitimación para interponerlo per saltum, es decir, sin haber sido parte en la primera instancia.
Ni siquiera la utilización de ese trámite permitiría entender el concepto de legitimación activa más allá de quien haya resultado afectado en sus derechos o intereses concretos e inmediatos, acotaciones que excluyen los supuestos intereses que puedan asistir a quien se estime beneficiado o perjudicado por la sanción impuesta a un tercero, cual es el caso del hoy recurrente.

Cuando el artículo 31 de la Ley 30/92, considera interesados a los titulares de derechos legítimos o que puedan resultar afectados por una decisión de la Administración, está excluyendo los llamados intereses difusos, en los que falta la relación, sin solución de continuidad, entre la decisión y el perjuicio, pues en ese caso, no está en juego el interés del recurrente en que se alinee o no un determinado jugador de su plantilla, sino que se está especulando por otro club que si aquél no se alinea, él sale beneficiado al impedírsele jugar.

No es un interés legítimo, ni directo, sino difuso y especulativo, situado más allá del concepto del artículo 31.
Como dice la doctrina, la legitimación nace de un acto que produce beneficio o perjuicio inmediato, y no basado en cábalas o especulaciones.

En el expediente 281/2003, el entonces existente Comité Español de Disciplina Deportiva abordó esta cuestión en su resolución de 8 de octubre de 2004, diciendo en su Fundamento Jurídico Segundo, que “debe recordarse que este Comité ha declarado reiteradamente que, con carácter general, en materia disciplinaria deportiva, el interés legítimo del que deriva la legitimación activa para la interposición de recursos únicamente puede reconocerse a los sujetos directamente perjudicados por las infracciones cuya sanción se persigue, por ser los titulares de los bienes jurídicos protegidos por la tipificación de esas infracciones; sin que pueda considerarse que lo ostenten, a estos efectos, quienes solamente puedan invocar para fundarla, bien un difuso interés en el mantenimiento de la legalidad, o bien la obtención de unos eventuales, hipotéticos e inciertos beneficios o perjuicios que podrían derivarse de la aplicación de las normas disciplinarias que en cada caso pudieran invocarse”.

En consecuencia de todo ello, debe decretarse la inadmisibilidad del recurso por falta de legitimación del recurrente.

Contra la presente resolución cabe interponer recurso ante el Tribunal Administrativo del Deporte en el plazo de quince días hábiles, a contar desde el siguiente al que se reciba la notificación.

Pues así ha sido. Nada más recibir el comunicado de Apelación, el Real Oviedo ha respondido y seguirá inmerso en esta batalla jurídica. “El Real Oviedo SAD muestra su disconformidad ante la resolución del Comité de Apelación, y como afectado en su derecho por dicha decisión, presenta un recurso ante el Tribunal Administrativo del Deporte“, señala en su página web.