Plantilla con la que el Cádiz CF ascendió por primera vez a Primera. Foto: Cádiz CF.
Plantilla con la que el Cádiz CF ascendió por primera vez a Primera. Foto: Cádiz CF.

CÁDIZ CF

Antolín Ortega y los recuerdos del primer ascenso del Cádiz CF a Primera

El centrocampista madrileño fue protagonista con su gol en el partido ante el Terrassa el 5 de junio de 1977: «Fue el primer ascenso que pude vivir y jamás lo olvidaré»

Por  12:38 h.

Era el lejano 5 de junio de 1977 cuando el Cádiz CF conseguía por primera vez en su historia el ascenso a Primera. Fue el inicio de un periplo exitoso que desde ahora ya acumula hasta media docena de saltos a la máxima categoría del balompié nacional.

Entrenado por Enrique Mateos, aquel plantel cadista hizo historia tras vencer 2-0 al Terrassa en el Estadio Ramón de Carranza. Un gol de Villalba y otro de Antolín Ortega, quienes acabaron juntos en el Betis, colocaron al club gaditano en la cúspide. Fue la guinda para un equipo que contaba en sus filas como Santamaría, Mané, Quino o Ibáñez, siempre muy bien acompañados por el chileno Fernando Carvallo.

Uno de los goleadores del recordado encuentro sigue rememorando con ilusión ese momento a sus 68 años. Por aquel entonces apenas tenía 25. «Mucho ha pasado desde entonces, tanto que ni los cuerpos son los mismos, pues yo ahora estoy muy quemado», relata un afable Antolín Ortega, centrocampista madrileño que llegó a La Tacita de Plata un año antes del ascenso tras su paso por las categorías inferiores de Osasuna, Castilla y el primer equipo del Castellón.

«Dentro de mi larga trayectoria, pues no tuve lesiones de gravedad, fue el primer ascenso que pude vivir y para mí se trató de una experiencia inolvidable», apunta el que fuese centrocampista. Y añade: «Estuve tres años en el Cádiz CF. El primer año había una buena plantilla y, sin embargo, estuvimos a punto de descender. En cambio, el segundo año, ya con Enrique Mateos de entrenador, también tuvimos una buena plantilla y ascendimos a Primera, donde jugué un año con el equipo cadista. Fue una experiencia muy buena, con grandes compañeros en un fútbol muy diferente al de ahora».

Tres años en La Tacita y un hijo gaditano

De su gol ante el Terrassa, Ortega recuerda: «Yo siempre salvaba los goles y ese día tuve la suerte de marcar. El otro lo marcó el roteño Villalba, con el que coincidí en el Betis». Y es que de verdiblanco estuvo Ortega casi una década en la que vivió un ascenso a las primeras de cambio y luego se afianzó en la máxima categoría hasta que se fue a Segunda con el Recre.

«El final del partido ante el Terrassa me pilló con el balón al otro lado de los vestuarios y puedo asegurar que aparecí en la caseta a la media hora con el ‘slip’, ya que me dejaron sin nada. Ni medias, ni calzonas, ni nada de nada», destaca.

Intensos momentos en La Tacita de Plata que jamás olvidará. «Fueron tres años muy buenos en Cádiz, donde nació uno de mis hijos. Tengo tanto cariño que animo al Cádiz CF desde la distancia. Al fin y al cabo, Cádiz es una plaza de afición muy grande y esperemos que se pueda mantener lo que hay. Es difícil porque se necesita mucho dinero, pero los veo más que sobrados para tener un equipo en Primera si hacen las cosas bien. Y que dure muchos años», añade.

Sus ánimos llegarán desde la distancia porque como él mismo reconoce entre risas: «No suelo ir por Cádiz. La playa no va conmigo, soy más de montaña. Prefiero comerme una tortilla bajo un árbol, no soy yo mucho de arena». También le puede la añoranza al no poder ver a su amigo Ramón Blanco. «Hace algunos años nos reunimos y pude ver a Mané, Villalba, Ibáñez, Quino y los que se quedaron en Cádiz. También tenía mucha amistad con Ramón Blanco, al que recuerdo muchísimo. Nuestras señoras se llevaban muy bien porque nosotros vivíamos en el Atlántico 4, enfrente del Carranza».