El Real Valladolid buscará en Cádiz meterse en puestos de fase de ascenso.
El Real Valladolid buscará en Cádiz meterse en puestos de fase de ascenso.

Cádiz CF

Análisis del Real Valladolid: La atracción llega desde Pucela

El once blanquivioleta práctica un futbol de toque gracias a un centro del campo plagado de 'jugones'

Por  22:00 h.

Atractivo. Esa es la palabra que sale si a uno le preguntan por el juego y los jugadores del Real Valladolid. Muy atractivo. Dan ganas de verlos jugar esta noche, entre otras cosas, porque el Cádiz CF es la otra cara de la moneda. Si un equipo ofrece fútbol directo, el otro aporta toque. Si un equipo apenas quiere el balón, el otro lo hace suyo. El Real Valladolid de Paco Herrera promete, y mucho. Con un 4-3-3 muy variable según el partido y sus movimientos, el once blanquivioleta apenas cuenta trece, catorce jugadores con los que su entrenador construye un equipo que va a más.

La portería

El titular en Liga es Isaac Becerra, un arquero valiente en las salidas aunque muy irregular. Su talón de Aquiles es el juego aéreo. De hecho, son muchos los puntos que ha perdido su equipo debido a cantadas de infantiles que ha cometido. En la Copa, donde cayó ayer el Valladolid ante la Real Sociedad, juega Pau Torres, algo más regular que su compañero aunque sin la confianza suficiente de su entrenador.

La defensa

Moyano es el lateral derecho titular e indiscutible. Es el capitán y es un seguro atrás. Muy experimentado en la categoría, este jienense con pasado en el Tenerife y en el Melilla se las sabe todas. Se suma al ataque en muchas ocasiones. Su suplente es el jugador creado en Lezama Markel, mucho más joven y más ‘reservón’ a la hora de atacar. Donde puede estar muy tranquilo Paco Herrera es en el eje de su defensa, donde cuenta con cuatro centrales muy fiables. A Carranza llegarán como titulares el cántabro Guitián y el madrileño Álex Pérez. El primero es un central duro, rocoso, fuerte y con una más que aceptable proyección ofensiva. Es quien se encarga de dar salida a la pelota. Su socio aporta la sobriedad. Hace lo justo pero todo lo hace sin equivocarse. No se complica y eso le lleva a abusar del pelotazo cada vez que no las tiene todas consigo. Esperan su turno el chileno Igor Lichnovsky, de perfil diestro. Bastante seguro con el balón aunque el buen momento de Guitián le hace estar en el banquillo, lo que es toda una garantía. El veterano Rafa es el cuarto central. Junto al sudamericano, ambos comenzaron siendo titulares en Liga pero una lesión apartó del once a Rafa, que ha llegado este año a Pucela tras probar suerte en la liga alemana, en el SC Paderborn 07. El carril zurdo es para el argentino Balbi, un rosarino de 27 años que no se anda con chiquitas.

El centro del campo

Leao es el pivote defensivo que juega por delante de la defensa y hace la función de escoba para facilitar el juego de creación a los jugones, de los que Herrera tiene unos pocos. El mediocentro portugués se sabe muy bien su misión y apenas supera la línea del centro del campo. Uno de los que se aprovecha del trabajo del luso es el valenciano Míchel, todo un organizador y con muchas llegadas al área contraria. De hecho, es el jugador del Valladolid que más chuta a puerta desde lejos al poseer un peligroso disparo. Se suele colocar en la mediapunta y no para de correr hasta darlo todo. Muy diferente a su compañero en la medular Joan Jordán, otro jugón aunque con el hándicap de su frialdad. Al gerundense le suele ocurrir que se va del partido con cierta frecuencia y eso lo lamenta el equipo al no poder aprovecharse de la calidad depurada y de su visión de juego para romper las defensas contrarias. Sergio Marcos es uno de los reservas. Y ojo porque viste el ’10’. Y si lo lleva es porque es un jugador con clase, regate, gran visión de juego y un excelente control del balón. Otro ‘jugón’ para Paco. El gallego Álex López cierra las alternativas en la sala de máquinas. Goza de un buen disparo lejano y cuenta con una gran proyección al ataque.

Las bandas

El excadista Juan Villar, al que no le hace falta presentación, es el dueño de la banda derecha mientras que por la izquierda reina el toledano Jose, toda una moto por su banda. Estos dos extremos puros son los únicos con lo que cuenta el técnico Paco Herrera, que suele variar el dibujo y la forma de jugar en el caso de que alguno de ellos sea baja por alguna cuestión.

La delantera

Mata es el delantero centro aunque no está viendo puerta con facilidad. Alto, corpulento y muy trabajador. El ariete madrileño se faja muy bien con los centrales y no huye de la pelea. Lleva tres goles. El recambio en las segundas partes es Raúl de Tomás, salido de la cantera del Real Madrid y al que se le conoce como ‘Ronaldito’ por su parecido ‘look’. Es un portento físico aunque solo tiene batería para media hora y poco ,ás. Eso sí, en esos treinta minutos puede ser capaz de todo porque cuenta con una gran versatilidad. Lo tiene todo. Control, regate, disparo, desparpajo, técnica. De más a menos. Saldrá en la segunda mitad con seguridad.