El Sevilla Atlético ganó en el Sánchez Pizjuán 1-0 al Mirandés hace tres jornadas.
El Sevilla Atlético ganó en el Sánchez Pizjuán 1-0 al Mirandés hace tres jornadas.

Cádiz Cf

Análisis del Sevilla Atlético: Un filial que deslumbra en Segunda

El Sevilla Atlético combina la juventud de una cantera con el espíritu de un club combativo

Por  20:55 h.

Llega el Sevilla Atlético a Carranza, un recién ascendido como el Cádiz CF, y un equipo que, como el conjunto gaditano, lleva una dinámica muy similar a la del once de Cervera. En todo caso, es un filial muy peligroso. Conozcámoslo.

La portería

El titular es Churripi, mote con el que conocían desde pequeño a José Antonio Caro, un portero con muy buenos reflejos, con gran planta aunque un poco ortodoxo en sus salidas. En todo caso es quien mantiene en la reserva al prometedor Juan Soriano, que cumple su primer año como sénior. El suplente de Caro también es alto, muy sobrio en sus actuaciones y se encuentra a la espera de que le llegue su oportunidad para ir, poco a poco, ascendiendo al primer equipo.

La defensa

Carmona es el lateral derecho inamovible. Jugador clásico de la cantera sevillana. Muy profundo en sus ataques, muy serio en sus labores defensivas y en todo pone más corazón que técnica. Su suplente es el cántabro Borja San Emeterio, el comodín del gallego Diego Martínez. Todo indica que el exracinguista ha llegado el pasado verano en el mismo lote que su hermano, el mediocentro Fede. Pese a ello, cumple igual en una banda que en otra.
Matos es el lateral zurdo titular. De parecidas características a Carmona pero en el otro perfil. A todo ello, Matos aporta un buen centro por banda y un fondo físico incansable. Espera su turno Vukcevic, un joven internacional montenegrino que aún no ha debutado y del que dicen que es un portento físico.
Los centrales son el chiclanero Diego González, que se ha hecho con los galones en el filial hasta el punto de que Sampaoli ya le ha echado el ojo. El excadista tiene gran salida de balón, contundencia en el choque y ejerce en el Sevilla Atlético una veteranía inapropiada a su edad. Ya es interncaional sub’21 y nada más que ha hecho empezar. Ayer estuvo convocado con el primer equipo. Comparte el eje de la defensa con Bernardo, que ha llegado de la cantera del Córdoba y aporta la maldad necesaria para combatir en la siempre temible retaguardia de Nervión. Es un central a la antigua usanza que no deja concesiones alguna al delantero de turno. El uruguayo Cristian González podría cubrir la baja del gaditano Diego. Llegado este año del Danubio, se trata de un defensa corpulento y que es un auténtico peligro en los balones parados cuando su equipo ataca. Buenos recuerdos cadistas trae el lesionado ahora Álex Muñoz, el exdefensa del Hércules que se resbaló hace seis meses ante la presencia de Güiza para que el cadismo levitase hacia Segunda. El alicantino está lesionado en la actualidad pero sigue representando una apuesta de la dirección deportiva que comanda el isleño Monchi. Al estilo de Diego González, Muñiz aporta al filial la salida de balón propia de un equipo ‘made in Sampaoli’, de ahí que lo pretendiese el manchester City de Guardiola. Para arrebatárselo, el Sevilla pagó 3000.000 euros.

El centro del campo

Cotan, capitán y referencia del filial hispalense. Retrasó su posición para dar sentido y empaque al juego del equipo y se ha asentado hasta el punto de que no se entiende al Sevilla Atlético sin su participación. Además, no es el clásico organizador ya que Cotán es físicamente un seguro. Tiene gran toque. Su complemento en el doble pivote es Fede San Emterio, un mediocentro procedente del Racing de Santander que con 1.75 de altura equilibra al equipo y que muchas veces ha jugado de central dada la presecia que tiene. Guarda su turno Yan Brice Eteki, un camerunés de 19 años con una trayectoria muy prometedora. Lleva desde cadete en la cantera nervionense y se le augura un futuro muy claro en las filas del primer equipo pese a que en estos momentos no tenga un sitio en el once de su entrenador. También guarda un sitio el uruguayo Schetino, que ha llegado cedido este año por parte de la Fiorentina italiana. Suma algo de experiencia al filial y aunque comenzó siendo titular en el once de Diego Martínez ahora le toca calentar banquillo dado el buen momento de San Emeterio.
Las bandas del Sevilla Atlético son relativas al no jugar Diego Martínez con extremos puros. Sin duda, un fijo claro es Ivi, uno de los baluartes que el club fichó para ascender al filial y mantenerlo en Segunda. Llegó de la cantera del Getafe y aunque ahora lleva cuatro partidos sin jugar por sanción (hoy cumple el cuarto) por llamar sinvergüenza al árbitro del Mallorca-Sevilla Atlético es uno de los filones ofensivos de un equipo que sin él pierde muchos enteros. Tiene 22 años y sustenta al filial sevillista de intensidad. Curro, zurdo, es el otro extremo y que suele cambiar de banda cada vez que las circunstancias lo sugieren. Tras ellos se encuentra Juanje, muy técnico y que muchos que lo han visto jugar comparan su estilo al de Jesús Navas, hoy en el Manchester City. Junto a él aparece Boutobba, una promesa del fútbol galo y que ha llegado a debutar en la Primera francesa defendiendo los colores del Olimpic de Marsella a las órdenes del ‘loco’ Bielsa. Tiene 18 años y todavía no ha disfrutado de muchos minutos en el once de Diego Martínez. Se espera mucho de él y ante el Cádiz CF tendrá la oportunidad de comenzar a demostrar algo.

La delantera

La mediapunta es para Borja Lasso, un jugador que estuvo muy cerca de vestir los colores del Cádiz CF hace año y medio pero que a última hora renovó con el Sevillla para seguir creciendo en el filial. Ha ganado en madurez y en físico y eso le hizo ser clave en el ascenso a Segunda y convertirse en el conductor del ataque del Sevilla Atlético. Su suplente es el internacional absoluto georgiano Aburjania, fichaje que ha costado al club sevillano un millón de euros. Llegó del Nàstic este pasado verano como mediocentro de alta calidad pero hasta el momento solo ha jugado un partido.
El delantero iba a ser Carlos Fernández, pero se rompió el ligamento de una de sus rodillas y le ha chafado la temporada a este futbolista curtido desde infantil en el clun de Nervión. Representa lo que el Sevilla Atlético busca en su delantero, es decir, un ariete alto y de referencia. Su sustituto es Carrillo, lesionado ahora, y que firmó con el Sevilla tras pasar por el real Murcia. Ante todas estas adverdidades el Sevilla fichó el pasado noviembre a Marc Gual, un delantero espigado que militaba en el Espanyol B y que intenta, sin mucho éxito, hacer olvidar a Carlos Fernández. El delantero catalán se las verá con Sankaré.