Anquela, entrenador del Real Oviedo. Foto: Heraldo.
Anquela, entrenador del Real Oviedo. Foto: Heraldo.

CÁDIZ CF

Análisis del Real Oviedo: Entregados al ‘método Anquela’

La llegada del entrenador linarense reactiva la ilusión en un Real Oviedo que aspira al ascenso en su tercera temporada consecutiva en Segunda tras su ascenso en Cádiz

Por  19:03 h.

Temporada nueva y renovadas ilusiones en el Carlos Tartiere. Después de dos años consecutivos en la categoría de plata desde su recordado ascenso en el Ramón de Carranza, el Real Oviedo afronta un nuevo curso con la misma obsesión de siempre: recuperar una plaza en Primera, una división que no pisa el histórico club ovetense desde 2001. Conseguirlo es fundamental para reverdecer viejos laureles, pues muy lejanos quedan ya aquellos maravillosos años en los que los asturianos dejaban su sello en el viejo continente.

Ahora toca pasar de Hierro a Anquela. De una prueba frustrada a una apuesta por la sobriedad. Y es que la llegada del veterano entrenador de Linares al banquillo del Carlos Tartiere ha levantado el ánimo de la parroquia azul. Los números del nuevo míster en Segunda dan fe de ello. Sólo hay que preguntar en El Alcoraz, su último hogar. Donde, eso sí, ya acabó su discurso.

Será difícil, pero conseguir la solidez defensiva y empezar la casa desde los cimientos es el gran reto de este nuevo Oviedo con una zaga que debe ser contundente y expeditiva, con fortaleza en la medular y velocidad añadida en las bandas. Arriba, el gol de Toché se paga a precio de oro, pero la aportación de la segunda línea también será definitiva.

Y todo ello con una plantilla muy renovada en la que ya no están David Costas, Lucas Torró o Susaeta, pero a la que llegan jugadores contrastados en la categoría y apuestas interesantes desde otras ligas.

Si todo funciona bien y la exigente (y apasionada) hinchada ovetense arropa a los suyos como suele ser habitual, este Real Oviedo presenta su candidatura al ascenso. Es cuestión de tiempo. La regularidad, esa que faltó en los últimos tiempos y que no ha sido perceptible en este arranque, se antoja fundamental.

La portería

Nada ha cambiado en la meta ovetense después del verano, ya que Juan Carlos fue titular indiscutible durante el curso pasado y en este inicio todo sigue igual. El veterano cancerbero balear ha jugado todos los minutos en la Liga, donde bien es cierto que ya ha recibido cinco dianas.
Los reflejos, su aceptable juego con los pies y su acierto en el uno a uno hacen que sea un portero fiable en la categoría de plata.

A la espera de una oportunidad está el joven Alfonso Herrero, el arquero de la Copa del Rey. Formado en las categorías inferiores del Real Madrid, el toledano da el salto al primer equipo carbayón después de su última temporada en el filial ovetense.

La defensa

Cotugno, Héctor Verdés, Carlos Hernández y Christian Fernández o Mossa es en este arranque de temporada la línea de cuatro más utilizada por Anquela. El técnico de Linares da una importancia vital a la solidez defensiva para triunfar en Segunda, tal y como ya demostró en Alcorcón, Soria y Huesca, y en Oviedo quiere mantener el mismo patrón. La fiabilidad atrás es clave y el compromiso no se negocia.

De todos ellos, sólo Héctor Verdés es un viejo conocido en la capital asturiana al cumplir su tercera temporada como carbayón. Junto a él aparece Carlos Hernández, un central jienense que viene con tablas en Segunda tras sus últimas aventuras en Sabadell y Lugo.

En la derecha se ha asentado el uruguayo Guille Cotugno, procedente de Talleres de Córdoba pero con pasado en Danubio y Rubin Kazan. Aguerrido como todo charrúa, ya le ha ganado la partida en el lateral al hispano-islandés Johannesson.

Por la izquierda, donde Varela no va convocado y apenas cuenta, el puesto se lo disputan Christian Fernández y Mossa. El cántabro ya estuvo el curso anterior, mientras que el valenciano, fijo durante los últimos años en el Nástic, acaba de aterrizar en el Carlos Tartiere.

Por otro lado, otros zagueros como el argentino Nahuel Valentini (no es titular en la Liga desde el debut ante el Rayo Vallecano) o el experico Forlín van buscando hacerse un hueco en el once titular. Ambos llegaron este verano y están en la convocatoria ante el Cádiz CF. Además, el canterano Prendes ya ha debutado en la Copa del Rey.

El centro del campo

Por delante de la retaguardia, el pivote defensivo también ofrece garantías de solidez. Ramón Folch, que llega del Reus (donde demostró su nivel en Segunda División), da seguridad y tranquilidad a la medular. Junto a él, David Rocha, uno de los que continúan del ejercicio anterior.
Ambos le han ganado la partida en este inicio a McDonald Mariga, en su momento flamante campeón de Europa con el Inter de Milán. Esta vez no va citado. Ni él ni el húngaro Hidi, un creativo futbolista que está ausente tras disputar las tres primeras jornadas.

A sus lados, Anquela busca verticalidad, desparpajo, descaro y velocidad. Aarón Ñíguez (puede jugar por ambas bandas el jugador procedente del Tenerife), Yeboah (diestro) y Pucko (zurdo) luchan por acompañar en esta segunda línea a Saúl Berjón, el gran referente de este Real Oviedo en los primeros compases de la temporada. El ovetense regresó a su casa el invierno pasado después de un extenso e intenso periplo en Segunda, Primera y el extranjero. Con una calidad innegable en su zurda, ya son tres los goles que ha marcado en este comienzo. Tiene cualidades y condiciones para ser desequilibrante en la categoría. Sin ir más lejos, ya ha sido designado mejor jugador del mes de agosto.

Fabbrini, el mediapunta italiano llamado a jugar por detrás del delantero, aún no ha debutado y ante el Cádiz CF tampoco estará. Los canteranos Asier Gomes y Viti también tendrán que esperar para buscar sus minutos.

La delantera

Arriba Toché sigue siendo la gran referencia. 18 goles en su primer año como carbayón, 17 tantos en su segundo ejercicio y 3 por ahora en el nuevo reto. Autor de la diana del empate ante el Sporting en el derbi disputado hace una semana en El Molinón, José Verdú Nicolás ‘Toché’ es un delantero de garantías en la división de plata. Con olfato, decidido y autor de dianas inverosímiles.

Con menos gol pero buen complemento en la línea ofensiva es Linares, ya asentado en el Tartiere. Aún no ha marcado.

El tercero en discordia es Owusu, que recala en Oviedo cedido por el Leganés. El atacante ghanés completó una gran actuación la temporada pasada con el Toledo en Segunda B.