Javi Navarro completó una recta final espectacular.
Javi Navarro completó una recta final espectacular.

CÁDIZ CF

Análisis del histórico Cádiz CF B (IV): Y la defensa comenzó en la punta de lanza

Al filial cadista le faltó gol, pero los atacantes brillaron en el trabajo de equipo y fueron determinantes en el ascenso

Por  16:25 h.

El Cádiz CF B ascendió por primera vez en su historia a Segunda B y lo hizo con un denominador común: su eficacia defensiva. Arriba no tuvo los números de un equipo campeón, pero supo contrarrestar ese déficit con el trabajo de equipo.

Con 48 goles (seis más en el ‘play off’ de ascenso) fue el que menos marcó de los primeros clasificados en la temporada regular, pero muchas veces el mejor ataque es una buena defensa. Y ahí el hecho que el central Saturday fue el máximo goleador con siete dianas.

Sí brillaron en especial las bandas, con Javi Pérez, Javi Navarro y Peter dejando grandes momentos en diferentes fases de la temporada. Y arriba faltó alguien que las enchufara, pero nadie podrá negar el trabajo de equipo y la implicación de los arietes. El canario Seth es el mejor ejemplo del sistema de Pavón.

Javi Navarro. Espectacular recta final

Año y medio lleva el barcelonés en la disciplina del Cádiz CF B y su progresión ha sido notable. Criado en la cantera del Málaga y exjugador del Europa, se trata de uno de los referentes ofensivos del filial gaditano. Lo es partiendo desde la banda izquierda, aunque con tendencia hacia el centro. Polivalente, vertical, desequilibrante y con regate, cinco son los goles que ha marcado este curso. Con 22 años, Javi Navarro ha entrenado y ha sido convocado con el Cádiz CF, aunque sin debutar oficialmente con el primer equipo. Más que notable temporada la suya, con una recta final espectacular. No hay más que ver su partidazo en la última cita de la temporada ante los insulares del Unión Viera.

Leomar Pinto. Papel secundario en el filial

Poco protagonismo del interior derecho venezolano de 21 años, que llegó hace un año desde el Elche y firmó por dos temporadas. Se esperaba algo más de él, pero nunca se ganó el puesto y no llegó a completar los 90 minutos en ningún encuentro. Tampoco marcó en partidos oficiales, aunque sí en amistosos.

Peter. Otra promesa a seguir muy de cerca

Ha sido uno de los jugadores que han dado un salto cualitativo esta temporada. De no ser habitual con Mere (clave también en su aprendizaje) a destacar con Pavón. Producto de la ‘Factoría Pina-Cordero’, este joven atacante nigeriano de 21 años de edad puede jugar por banda o como delantero (sin ser un goleador al uso), aportando velocidad, trabajo y sacrificio para abrir las defensas rivales. Aunque no ha debutado en encuentro oficial con el Cádiz CF, ya ha sido convocado y entrena a las órdenes de Álvaro Cervera en bastantes ocasiones. Decisivo en buena parte del curso, no fue determinante en la recta final de la competición.

Amín. Aparición testimonial

Otro futbolista de futuro. Apenas ha tenido minutos (sólo jugó en Ceuta), pero tuvo la oportunidad de enfundarse la elástica del Cádiz B. Aparición testimonial.

Rivero. Frescura y desequilibrio

Cercano a los 19 años de edad, se trata uno de los canteranos más prometedores del Cádiz CF. El asidonense debutó con gol y victoria ante el Guadalcacín, y desde entonces ha tenido minutos. También en el ‘play off’. Extremo vertical que aporta frescura y desequilibro en ataque, la próxima temporada, al menos a priori, formará parte del Cádiz CF B. De hecho ha renovado su contrato hasta el 30 de junio de 2022. Es del agrado de Juanma Pavón, que intentará moldearlo y pulir sus lógicos errores de juventud.

David Toro. Vuelta exprés

Fundamental y decisivo en el Cádiz CF B de Mere, el delantero de La Algaba llegó a debutar la temporada pasada con el Cádiz CF en el Carlos Tartiere de Oviedo. En la pasada pretemporada buscaba un sitio en el primer equipo que no llegó y se marchó cedido al Barakaldo, donde no triunfó. Eso le hizo regresar al Cádiz CF B, pero no fue el David Toro de antaño. Ansioso por buscar nuevas experiencias, su destino final fue el Atlético Sanluqueño. Necesitaba un cambio de aires.

Iván Chapela. Uno de los revulsivos

Después de sus aventuras en las canteras de Valencia y Málaga, el chiclanero firmó el pasado verano por tres temporadas con la entidad del Ramón de Carranza. Bien es cierto que no ha sido titular indiscutible en el Cádiz CF B, pero ha servido como revulsivo en más de una ocasión para desatascar partidos. Polivalente atacante que ha jugado por la derecha, Chapela ha anotado cuatro goles. Con 20 años recién cumplidos, debe dar un paso al frente para ganarse un puesto. Ya ha entrenado a las órdenes de Álvaro Cervera.

Pekes. El gol en Coria, su mejor momento

El delantero ubetense llegó el pasado verano desde el Linares Deportivo, pero no ha tenido un protagonismo notorio en el filial cadista. Y eso que Miguel Ángel Cano Ruiz ‘Pekes’ llegó con buen cartel y empezó siendo titular en los diez primeros encuentros, en los que no logró marcar, pero a partir de ahí fue perdiendo peso. Su concurso al final ha sido testimonial (apenas jugó cinco minutos en el ‘play off’), aunque siempre quedará su gol sobre la bocina en Coria del Río. Fue uno de los dos tantos que marcó como amarillo. Se esperaba algo más de él. Cumplirá en septiembre 22 años de edad.

Seth. El incansable canario

Delantero voluntarioso e incansable al que le falta lo fundamental para explotar: el gol. De hecho, sólo ha marcado media docena de tantos esta temporada, siendo el más relevante el que anotó ante el Numancia B en El Rosal y dio el pase a la última eliminatoria de ascenso a Segunda B. El canario no es un ‘9’ que las enchufe, pero nadie puede negar que el entramado defensivo del Cádiz CF B empieza con su presión. Ausente en el arranque de la competición, el insular se hizo fuerte en la punta de lanza con el transcurso de las jornadas. Debutante con el primer equipo el curso pasado, esta temporada no ha tenido oportunidades con la primera escuadra. Acaba de cumplir 21 años.