El Alcorcón es un equipo sólido y rocoso, pero sin mordiente.
El Alcorcón es un equipo sólido y rocoso, pero sin mordiente.

CÁDIZ CF

Análisis AD Alcorcón: Humilde, rocoso y peleado con el gol

El próximo rival liguero del Cádiz CF ha mejorado notablemente desde la llegada de Julio Velázquez al banquillo; arriba la dependencia de David Rodríguez es evidente

Por  18:18 h.

El Alcorcón, un rival duro y rocoso como pocos, visita este domingo (18.00 horas) el Carranza para medir sus fuerzas ante el Cádiz CF. Ahí cimenta el equipo alfarero su potencial en una temporada en la que, por ahora, los goles brillan por su ausencia. También arriba, donde David Rodríguez es insustituible. Cuatro de los escasos seis goles marcados llevan su firma. No hay más. Seis goles marcados, once dianas encajadas.

Sin Juan Ramón López Muñiz en el banquillo (con él se fueron al Levante piezas indiscutibles como Chema, Campaña y Natxo Insa), Cosmin Contra fue la apuesta del Alcorcón para su banquillo. Sin embargo, la etapa del rumano en Santo Domingo fue efímera y desde la décima jornada es Julio Velázquez el encargado de dirigir a los alfareros. Lo hace tras acabar su etapa en Portugal con Os Belenenses.

El entrenador salmantino (ex de Villarreal que dejó grandes sensaciones en el Real Murcia, pero no en el Real Betis), amante del fútbol vistoso, parece haber dado con la tecla y su equipo ha abandonado el descenso después de muchas semanas con la soga al cuello. Ser un equipo compacto, sólido y competitivo es la prioridad, y los resultados están llegando.

Actualmente cuenta con 16 puntos, dos menos que el Cádiz CF. Toca sufrir en una categoría a la que se ha adaptado muy bien desde su ascenso en 2010 y desde la que incluso ha luchado por ascender a la máxima categoría. Ahora es el momento de seguir consolidando el proyecto de un modesto club que en su día fue conocido a nivel internacional. Todos recuerdan el ‘Alcorconazo’.

La portería

No hay dudas en la portería del Alcorcón. El serbio Dmitrovic se erige en el guardián del marco alfarero. Sin discusión. Ahora lo hace como jugador del Alcorcón a todos los efectos tras optar el club madrileño por su contratación tras un año de cesión (pertenecía al Charlton Athletic) en el que demostró un óptimo nivel (encajó menos de un gol por partido). Este curso mantiene la misma eficiencia (también ha encajado menos de un gol por partido) y ralla a buen nivel, comandando un sólido entramado defensivo.

Imponente por arriba debido a su estatura (194 centímetros), baja muchos enteros con el balón en los pies, situación que ya le ha pasado factura con errores groseros. Esas cantadas bajan su caché, aunque en líneas generales cumple con creces.

A la espera de oportunidades está el sevillano Dani Jiménez, suplente una temporada más en el Alcorcón. Canterano sevillista, también ha tenido minutos en el Mirandés y fue clave en el último retorno del Huesca a la categoría de plata.

Desde el filial, que milita en Tercera División, intenta hacerse un hueco el excadista Ricky Alonso. Por ahora tiene cerradas las puertas del primer equipo ante la supremacía del balcánico Dmitrovic.

La defensa

En la línea defensiva se cimentan las esperanzas alfareras de continuar una temporada más en Segunda. Contundencia, firmeza y seguridad son las claves de un equipo que suple de esta manera su falta de mordiente. Mucho hay ganado en ese sentido.

No fue fácil para el Alcorcón perder a Chema, su baluarte en la zaga. La marcha del central al Levante ha sido importante para un equipo madrileño que, pese a todo, ha vuelto a construir una muralla en su retaguardia. Lo hace con dos jugadores diferentes que se han ganado la confianza de Julio Velázquez, que se vio obligado a mover las piezas alineadas por Cosmin Contra. Por una parte, el veterano David Navarro. Contundente (y en ocasiones demasiado duro), el valenciano aporta veteranía a sus 36 años. La marcha de Chema al Levante propició la llegada del central de Sagunto, con experiencia en Valencia y Levante. Conocidos son sus altercados sobre el terreno de juego.

La experiencia de David Navarro se compenetra con la juventud, no exenta de calidad, de Rafa Páez, al que le vendrá bien la veteranía de su compañero. Formado en la cantera madridista, también pasó por los escalafones inferiores del Liverpool y por el Bolonia antes de llegar a Eibar, donde no pudo debutar por problemas burocráticos. Un ‘Caso De Gea’ en toda regla. Ahora se afianza en la zaga alfarera. Su estatura impone (192 centímetros).

Asentados ambos, Unai Elgezabal e Iván González esperan su oportunidad, que ya tuvieron pero no terminaron de aprovechar esta temporada. El primero tiene experiencia en el fútbol vasco. El segundo cuenta con más tablas tras su paso por la cantera madridista, Málaga y el fútbol internacional. Los dos han perdido protagonismo. Un protagonismo que en su día tuvo el canterano Adrián Diéguez, joven promesa amarilla que ahora sigue su formación en Tercera con el filial.

En las bandas, Fede Vega se hace fuerte en el lateral derecho y Bellvís hace propio en el flanco izquierdo. El primero, joven argentino procedente de River Plate (aunque allí no despuntó), es de los pocos jugadores que ha marcado esta temporada. Su gol fue clave para superar al Nástic (1-0). El segundo cumple su tercera temporada en Santo Domingo y cuenta con una dilatada experiencia en Segunda, con algunos años en Primera. Son dos jugadores con recorrido por sus alas.

Asimismo, el exbético Nelson (este curso ha perdido la titularidad en la banda derecha) y el rumano Razvan (también tiene menos minutos) son las dos opciones secundarias por ahora para Julio Velázquez.

El centro del campo

Julio Velázquez parece haber encontrado también el núcleo duro de su centro del campo. Muy importante es la labor de contención en la medular alfarera. Ahí se hacen fuertes Dani Toribio y Víctor Pérez, dos futbolistas con peso en la categoría. El primero, muy trabajador, ha sido de los pocos jugadores indiscutibles para Contra y Velázquez. Cumple su segunda temporada en el club del sur de Madrid. Asimismo, el segundo se hace fuerte desde la llegada del actual entrenador. Cuenta con mucha experiencia tras su paso por clubes como Huesca, Valladolid, Levante o Córdoba.

Más adelantado aparece Pablo Pérez. El asturiano decidió probar fortuna en el Alcorcón al no tener minutos suficientes con el Sporting en Primera. Con los asturianos ya dejó destellos en la categoría de plata y ahora empieza a funcionar en Santo Domingo. De hecho, él fue el autor del gol de la victoria ante el Reus la semana pasada con un buen remate de cabeza. Eso sí, también sabe mover el esférico con los pies. Se ha ganado el puesto tras un dubitativo inicio.

Mientras, por las bandas aparecen Óscar Plano y Martín Luque para aportar desequilibrio. Óscar Plano es uno de los jugadores a seguir por su verticalidad, inteligencia y rapidez (con y sin balón). Este canterano madridista, ‘inmortal’ en su día, cuenta además con un potente disparo que ha posibilitado que celebre 17 goles ligueros en sus tres temporadas anteriores con el Alcorcón (la mejor fue, sin duda, la pasada con nueve dianas). Este curso no se ha estrenado en esta faceta.

El argentino Martín Luque estaba pasando desapercibido desde su llegada hasta que la semana pasada volvió loco al Reus por la izquierda. Le puede venir muy bien para ganar confianza a un jugador que vive su primera experiencia en Europa tras jugar en Argentina. Brasil y Uruguay con sólo 23 años.

De esta manera, jugadores como el mediocentro Manolo Sánchez, otros más talentosos como Aguza y Tropi, y futbolistas más de banda como Samu y el ex xerecista Álvaro Rey aparecen ahora como opciones secundarias tras encontrar Velázquez un once casi definido.

El que no estará en Carranza será el sancionado Ivi. Formado en las canteras de de Atlético y Villarreal, el extremo diestro no termina de aprovechar sus minutos. Marcó un gol en la Copa del Rey.

Tampoco viajará Jacobo, un canterano del Alcorcón que ha vuelto al filial tras ser alineado por Cosmin Contra en algunos encuentros esta temporada.

La delantera

Hablar del gol en Santo Domingo es hablar, indiscutiblemente, de David Rodríguez. A sus 30 años, ‘DR7’ es el hombre por el que pasan todas las esperanzas ofensivas del equipo menos goleador de la LFP. Sus cuatro goles en seis partidos son determinantes (unidos a la eficacia en labores defensivas) para que el Alcorcón inicie la jornada fuera del descenso después de muchas semanas.

El delantero de Talavera de la Reina lleva más de 40 goles en la Liga durante algo más de dos temporadas en el Alcorcón. Antes ya había dejado huella en Vigo y Gijón, entre otros equipos. Una garantía absoluta en la categoría de plata.

Álvaro Giménez y Luis Fernández son las otras alternativas. El primero cae más a la banda izquierda y no es un goleador, al tiempo que el segundo, canterano del Deortivo, sólo se ha estrenado en la Copa del Rey. Su gol fue muy valioso pero no impidió la destitución de Contra días después.