Álvaro Garrido, el primero por la derecha en la fila inferior, antes del Cádiz CF B-CD Teruel.
Álvaro Garrido, el primero por la derecha en la fila inferior, antes del Cádiz CF B-CD Teruel.

CÁDIZ CF

Álvaro Garrido, el verdugo del Cádiz CF B

El extremo bornense ha estado presente en las dos únicas derrotas del filial cadista en El Rosal esta temporada: primero con el Arcos y luego con el Teruel

Por  9:18 h.

Dos partidos ha perdido esta temporada el Cádiz CF B en El Rosal. Ni uno más. Eso sí, en ellos siempre ha estado presente un gaditano como oponente: Álvaro Garrido.

El jugador bornense del CD Teruel tuvo el privilegio de vivir el pasado domingo su segunda victoria del curso como visitante en El Rosal. Todo un éxito viendo los excelentes números del filial cadista en su estadio a lo largo y ancho del presente ejercicio.

Su primer triunfo en feudo cadista esta temporada llegó cuando militaba en el Arcos, único verdugo del Cádiz CF B en El Rosal durante la Liga regular. Ese día fue alineado de inicio, jugó 70 minutos hasta que fue sustituido por Lionel y estuvo presente en la remontada serrana con los dos goles de David Narváez tras el tanto inicial de Juampe. Un triunfo que tuvo lugar el 11 de febrero durante la segunda vuelta del campeonato.

Ahora, meses después, Álvaro Garrido saboreó de nuevo el dulce sabor de la victoria ante el Cádiz CF B en tierras puertorrealeñas. El extremo de Bornos, que estuvo arropado por sus amigos y familiares en El Rosal, fue titular en las filas del CD Teruel durante la ida de la eliminatoria entre campeones de Tercera. Dani Aso también contó con él durante 70 minutos hasta que fue sustituido por su compañero Gracia Peña.

Con experiencia en Segunda B

Futbolista de desborde, velocidad y regate, Álvaro Garrido puede jugar por ambas bandas como extremo. A sus 23 años, con 166 centímetros de estatura y 57 kilogramos de peso, este rápido jugador militó en Segunda B (categoría a la que aspiran CD Teruel y Cádiz CF B) en equipos como Betis B, Écija Balompié, Villanovense, Socuéllamos y Barakaldo antes de comenzar esta temporada con el Arcos en el Grupo X de Tercera.

Recaló en las filas del CD Teruel en el pasado mes de abril. Por aquel entonces lo hizo para cubrir la baja de Juanma, lesionado de larga duración. Por ahora su rendimiento está siendo muy fructífero.

Al menos, El Rosal no volverá a pisarlo este curso. Para alivio del Cádiz CF B.