Álvaro Cervera celebra el ascenso en el Salón de Plenos del Ayuntamiento.
Álvaro Cervera celebra el ascenso en el Salón de Plenos del Ayuntamiento.

Cádiz CF

Álvaro Cervera: «Ascender con el Cádiz CF es otra cosa»

"En el fútbol de hoy es muy difícil hacer un equipo a tu gusto. Si me preguntan pondré mi granito de arena", confiesa

Por  10:02 h.

Ha pasado ya una semana desde que el Cádiz consumara en el Rico Pérez su retorno a la Segunda división, pero para Álvaro Cervera parece que el tiempo se hubiera detenido en el momento en que el colegiado pitó el final del partido y comenzaron las celebraciones. Al entrenador levantino no paran de lloverle felicitaciones, y no hay aficionado que no lo pare por la calle para felicitarlo. Tal es la pasión con la que, a su juicio, se ha vivido el ‘play off’ en la Tacita de Plata que el técnico amarillo reconoce que, pese a ser el tercer ascenso que consigue, éste sin duda ha sido el mejor de todos. «Yo que tengo tres ascensos, no me saludan igual en Cádiz que cuando ascendí con otro equipo. Ascender con el Cádiz es otra cosa».

Cervera no termina de asimilar la grandeza de lo que ha logrado al frente del equipo y la repercusión que está teniendo no sólo en la ciudad, sino también lejos de su frontera. «Me sigue sin entrar en la cabeza. Sigo mandando fotos, mandando vídeos a gente que vive lejos, y que ha compartido conmigo vestuarios. Le estoy diciendo que algo se está perdiendo en el fútbol y yo he tenido la suerte de haberlo vivido».

Después de la celebración ya toca pensar en la próxima temporada, que será ilusionante a la par que complicada y exigente. El míster volverá a ser el encargado de dirigir los designios del equipo en la categoría de plata, salvo sorpresa mayúscula de última hora, y su ayudante también seguirá siendo, a buen seguro, Javier Manzano. «Cuando llegué se firmó una renovación en caso de ascenso, sí. Pero ya se sabe como va un equipo de fútbol… Se piensa que un entrenador vale para Segunda B pero no vale para Segunda. No sé, pero en principio no tiene por qué haber problema».

En cualquier caso, no ha tenido tiempo de hablar con Quique Pina, cuyo acercamiento al Cádiz parece una realidad, ni tampoco con los dirigentes para hablar de futuro. «Me lo presentaron el otro día porque no lo conocía, pero no he hablado ningún tema con Pina». Tampoco se ha puesto a pensar en los cambios que puede necesitar el equipo para competir con garantías en la Liga de Fútbol Profesional.
Ya le gustaría poder armar él el equipo, pero entiende que no será él quien tenga la última palabra, como es una tónica habitual en el mundo del fútbol hoy día. «Eso en el fútbol de hoy es más difícil. Las plantillas se hacen de otra manera. Pero si nos preguntan pondremos nuestro granito de arena».

Se ha vivido un mes y medio largo de trabajo pero el final ha merecido la pena. «Da la sensación de que se ha unido todo; la poca credibilidad que había en el equipo, lo que se ha sufrido hasta el final y también el empuje y la garra que se ha visto al final en los jugadores. Todo se ha unido y dio el resultado que se vio».

Y ahora llega el momento de desconectar y disfrutar de las vacaciones antes de afrontar el nuevo reto. «en el fútbol, hoy día, es difícil desconectar. Allá donde vas se está hablando de fútbol. Los futbolistas necesitan desconectar, estar con la familia, ir a donde ellos quieran y airearse un poco, porque si no la vuelta va a ser igual de dura. Llevamos días durmiendo poco, andando mucho y celebrando».