Álvaro Cervera da instrucciones desde el banquillo
Álvaro Cervera da instrucciones desde el banquillo

CÁDIZ CF

Álvaro Cervera alcanza los 25 partidos oficiales con el Cádiz CF

El técnico amarillo ha sumado diez victorias y siete derrotas y ha anotado 22 goles

Por  8:00 h.

Las bodas de plata, no en cuanto a años sino con respecto a los partidos dirigidos, acaba de cumplir el técnico del Cádiz CF Álvaro Cervera. El entrenador llegaba al Ramón de Carranza el 18 de abril de este mismo año y ya ha vivido 25 partidos con el conjunto amarillo.

Los números le sonríen, si bien su gran aval es el ascenso de categoría. Cogió al equipo moribundo, entró en fase terminal con dos derrotas y un empate, y lo resucitó para lograr el regreso a Segunda División seis años después.

Sus cifras son las siguientes. El preparador nacido en Fernando Poo (Guinea Ecuatorial) ha cosechado diez victorias, ocho empates y siete derrotas. Cuatro en Segunda y cinco en la brillante fase de ascenso, en la que sólo firmó un empate en el primer choque.

Con el ex del Tenerife sentado en el banquillo, el equipo amarillo ha anotado 22 goles y ha encajado 21. De los marcados, 13 de ellos en Segunda División, seis en el ‘play off’ de ascenso y uno en Jaén en el último choque liguero en el Grupo IV de la categoría de bronce. Los otros dos tantos, ante el Levante y el Córdoba en la Copa del Rey.

Los fríos números muestran el equilibrio lógico, y dos derrotas fueron anecdóticas, cuando el Cádiz CF ya tenía asegurada la cuarta plaza y la clasificación para el ‘play off’. Por lo demás, se nota la dificultad para ganar en la nueva división.

En cuanto al juego, Cervera ha mostrado una filosofía sencilla y clara. Lo primero que exige a sus futbolistas es trabajo, compromiso, intensidad, muy por encima de lo que luego puedan hacer con el balón. Su idea es construir al equipo desde atrás, y esa predilección por el juego defensivo le ha hecho ganarse muchas críticas, más en etapas anteriores que en la actual.

La entrada por bandas, el juego rápido por las alas, es fundamental en su apuesta si bien en Segunda ha necesitado de un juego más combinativo en el medio.

Cervera ha vivido dos momentos claves en los que ha sido muy criticado. El primero, al sumar dos derrotas y un empate nada más llegar, siendo el peor debutante que se recuerda. Entonces, llevó a cabo una revolución en la que prescindió de hombres importantes como Andrés Sánchez y Juanjo, una lección maestra para encarar el ‘play off’ de ascenso del que salió victorioso.

La segunda, hace dos semanas, antes de su visita a Lugo. Nadie habló de ultimátum pero su destitución estaba en el ambiente si se caía de forma estrepitosa en el Anxo Carro. El Cádiz CF ganó con un tanto de Álvaro y en la jornada siguiente volvió a vencer para dejar al plantel en la zona media de la tabla clasificatoria.

La flor de Cervera. A sus magníficos movimientos siempre se le ha unido esa dosis de fortuna que acompaña al éxito. A la par que un gran profesional, el míster se ha ganado a los que trabajan a su alrededor por su carácter afable, tranquilo, humilde, y la sinceridad que destilan sus palabras. Sólo su condición de defensivo, esa etiqueta que le cuelga desde hace varios años, le hace mantener enemigos que surgen cuando llega un mal resultado. Son pocos, pero ruidosos.