Álex conduce el balón en un partido, su especialidad favorita.
Álex conduce el balón en un partido, su especialidad favorita.

Cádiz CF

Álex pide dar un paso más al frente

"Tenemos que creernos que somos un gran equipo, con buenos futbolistas y un gran entrenador", dice con orgullo

Por  13:48 h.

Álex Fernández es una de las voces que en menos tiempo se ha hecho con más autoridad en el vestuario del Cádiz CF. Nadie como él para reflejar lo que se respira dentro. “Estamos muy bien, con buen tono. En Almería se vio un poco como van a ser los partidos de la vuelta. cerrados y que se decidirán en pequeño detalles”, manifestaba al término del entrenamiento a puerta cerrada en El Rosal de este jueves.

El mediocentro se encuentra “en lo personal muy contento, teniendo importancia en el equipo. Me encuentro muy bien a pesar del penalti fallado, que fue algo puntual. Estoy en un momento muy dulce de mi carrera”, constata.

A raíz de su renovación parece que ha ganado más protagonismo en el campo, algo que él no cree que sea así del todo porque ya “desde el año pasado llegó un punto en que me considera un jugador importante para los  compañeros y para el entorno. Eso hay que ganárselo y no creo que haya sido por el contrato que me he ganado. Eso se demuestra cada semana; me siento orgullo de la responsabilidad que tengo”.

Debido a los cambios en el sistema que ha producido la irrupción goleadora de Manu Vallejo, su lugar en la mediapunta se ha visto alterada para jugar algo más escorado a la banda. Pese a no jugar en su posición idónea, se siente un privilegiado. “Mentiría si dijese que no me cuesta más (jugar donde lo está haciendo) porque no es mi sitio y es una situación nueva para mí. Es muy diferente a lo que puedo hacer de mediapunta o mediocentro, pero lo importante es estar en el césped y estoy a disposición del equipo. Estoy cómodo jugando sea donde sea y a final es sentirse importante y eso es lo que yo valoro”.

Ahora que Salvi puede estar recuperando la chispa se podría dar una vuelta al esquema para dejarlo en el 4-2-3-1 con Álex en la medipunta. Aunque todo depende de Cervera como es obvio, si fuera por el de Alclaá de Henares aprobaría la moción. “Siendo egoísta me vendría mejor. Estoy jugando en banda porque creo que es la mejor opción para el entrenador ante la falta de recambios y él lo considera oportuno. Pero está claro que mi posición ideal es de ocho pero en el Cádiz CF he jugado de 10 y, la verdad, jugar de enganche me encanta y me siento bien. Hasta el punto de que estoy haciendo mis mejores estadísticas de mi carrera”, recalca.

A vueltas con el año pasado

Ahora que ha comenzado la segunda vuelta a muchos le viene el recuerdo del pinchazo que comenzó a sufrir el equipo amarillo hasta desperdiciar el colchón de puntos cobrados en la primera vuelta y quedarse sin el premio final del ‘play off’. Pasado el tiempo aparecen los errores que se cometieron. O no, según se mire. A juicio de Álex lo que pasó fue algo así: “Quizás perdimos un poco de hambre tras vernos toda la liga compitiendo al cien por cien y llega un momento en que la cabeza se cansa. La liga es muy larga, hay muchos entrenamientos y también somos personas y hay altibajos. Este año tenemos que ir de al mano. Los que sigamos tenemos que seguir al cien por cien y que lleguen refuerzos”, considera.

En la misma línea, recuerda que “no es ningún misterio que llegamos muy justos, muy cansados, sobre todo los cinco partidos últimos estuvimos muy fatigados”. En este punto achaca al infernal calendario la saturación sufrida. ·La Segunda está muy mal repartida, es muy larga, con partidos muy duros. Lo nuestro no fue por falta de fondo de armario, solo que  llegamos muy justos y nos pasó factura”.

El pasado miércoles Cifuentes comentaba que el Cádiz CF no es favorito aunque matizaba que sí tiene más experiencia- En este punto, Álex reflexionaba que hay que dar un paso más hacia delante. “No somos favoritos, quizás por la manera de jugar que tenemos, estamos muy juntos y cuando damos dos pasos para detrás que parce que no queremos ir a por los partidos, pero es todo lo contrario. Tenemos y nos hemos ganado el respeto  de los rivales y nada más hay que escuchar lo que dicen de nosotros”.

En la misma línea, el madrileño dice que “tenemos que dar un paso importante de personalidad, no de juego; creernos que somos un gran equipo, con buenos futbolistas y con un gran entrenador y con una gran estructura de club”, declara con fuerza.

Como en todo, Álex no se engaña y admite que “hay equipos por encima nuestra por el presupuesto, pero yo no cambio ningún compañero de los míos por ningún otro. Es más, en el caso de que se diese la mala fortuna de que no viniese nadie lucharíamos a muerte por los 50 y por lo que fuera”.

Este sábado, con la sanción de José Mari, es posible su vuelta al mediocentro, algo que le gustaría, si bien tampoc. “Es mi posición natural y el míster lo sabe; si tengo que jugar de mediocentro lo haré al cien por cien y si elige a Garrido, igual de bien. La clave es que todos ayudemos y demos un paso adelante de dentro y fuera”.

Igualmente, repite lo cómodo que se encuentra en la mediapunta “porque llegamos muy rápido arriba y con dos mediocentros detrás tengo más opciones. Estoy haciendo las mejores estadísticas de mi carrera y esa posición me da esas posiblidad para seguir mejorándolas”, avisa antes de explicar lo que hace en el campo bajo los designios de Cervera. “Intento un poco hacer un poco de todo. El míster me da libertad pero sabe que tengo que tener cabeza mientras trabaje en defensa, pero la libertad de hacer lo que se me da bien, conducir, llegar al área, asistir y marcar goles”.

Con eso de que Manu Vallejo y Lekic tienen limitadas las plazas hay muy buenos compañeros esperando su oportunidad. Además, dependiendo de quién ocupe el puesto de ’10’ se jugará de una manera o de otra. “Es una posición diferente porque cuando juego yo (en la mediapunta) soy más tercer mediocampoista y cuando lo hace Manu pues lo hace más como segundo delantero y cuando es Aketx pues se ajusta al ’10’ de toda la vida”. En definitiva, “es una posición que hay buenos futbolistas que no están jugando como Perea o Ager. Ahora estamos repartiendo los minutos Manu y yo… Nos estamos peleando todos y compitiendo al máximo para mejorar al equipo”.

Tras dos empates consecutivos y una derrota, Álex y sus compañeros saben que la victoria tiene que llegar ya, cuanto antes. Eso sí, no resta importancia al valor de los empates. “Hay que ganar este sábado porque somos conscientes de que sumar cada punto es vida. El otro día en Almería no hicimos un buen partido pero te te vas con un punto y eso es lo importante. Cuando no estamos del todo bien sacamos puntos y eso es lo bueno que tenemos porque somos competitivos. Que hay que sumar de tres en tres está claro que todos queremos”.