Álex Fernández no estuvo muy participativo en Tenerife.
Álex Fernández no estuvo muy participativo en Tenerife.

Cádiz CF

Álex Fernández se queda a oscuras

El jugador madrileño añora la compañía de un jugador con el que asociarse

Por  8:00 h.

Los partidos en Vallecas y Tenerife pasan factura a un futbolista de corte creativo y que tiende a buscar un fútbol más de toque y posesión que el que practica este Cádiz CF. Está claro, porque no todo va a salir igual de bien siempre. Más si cabe, si las piezas que se emplean en la empresa no son las mismas. Sobra decir, pero hay que decirlo para aplacar los ánimos de esos ‘ultracerveristas’ que siempre andan al quite de cualquier opinión mínimamente crítica, que ni se debe de hablar de alarma ni nada por el estilo, pero tan obvio es eso como que hay un jugador ausente en los últimos días. Al menos, en los dos últimos encuentros disputados por el Cádiz CF y que han acabado con el mismo resultado de empate a un gol.

Porque Álex Fernández está en el campo, pero su esencia anda desvanecida. La lesión de Alberto Perea ante el Sporting dejó un hueco en la banda izquierda para los siguientes encuentros. Y es ahí donde comienza a presentarse un pequeño problema.

La decisión lógica de Cervera no fue otra que jugar como a él le gusta jugar más. Es decir, abriendo el campo y con la disposión de dos extremos, si bien, ese es otro tema ya que uno de ellos (Salvi) está partiendo a pierna cambiada.

El entrenador cadista pudo escoger entre Jurado y Alejo, decidiéndose por este último por razones, como tristemente se ha visto, más que comprensibles. El jugador pucelano saltó como titular en Vallecas y lo volvió a hacer en el Heliodoro Rodríguez López ante el Tenerife. Exceptuando su gran primera parte ante el conjunto de Paco Jémez, con gol incluido, el resto no ha aportado todo lo que estaba sumando Perea en el once al que entró desde el comienzo de la temporada.

Este hecho, el de no jugar con Perea, ha ido desactivando poco a poco a Álex Fernández, al que se le ha visto sufrir en demasía en las dos últimas jornadas ya que se le ha complicado notablemente su participación regular durante el partido. Y es que en ambos, parecía alejado del balón, intermitente, molesto, perdido y desacertado cuando le tocaba jugarlo.Y esto, como no puede ser de otra manera, lo está pagando la creatividad de un ataque que por momentos ha vuelto a parecerse a aquel que fue frenado jornada tras jornada por los distintos rivales en la recta final de las dos últimas campañas.

Cervera se abrió a otro fútbol

Porque se quiera o no, este Cádiz CF de récord le debe mucho a esa otra forma entender el juego ofensivo. La apertura a esa idea de toque y posesión cerca del área rival que ha abrazado e incluso potenciado Cervera este año ha nacido gracias a la entrada en el once de Perea y a la estancia en el mismo de Álex Fernández, dos jugadores de corte creativo, que sufren sin el balón y con los que el Cádiz CF sabe muy bien lo que hacer con él en todo momento. De hecho, si Jurado hubiera estado mejor de forma, habría sido más que probable que Cervera hubiera apostado por el sanluqueño, de un perfil muy similar a Perea, con tal de que el equipo no cambiara su estilo de tres cuartos hacia delante dado los buenos resultados que estaba dando este tándem Perea-Álex con Salvi abierto en banda. Es más, Cervera en Tenerife, en su primer paso para ir a por la victoria, da entrada con media hora por delante a Jurado y es durante ese rato cuando a Álex se le ve disfrutar más sobre el verde y en contacto con el balón.

El Choco Lozano es otro daño colateral a esta ausencia de un jugador creativo en la banda izquierda. Nada más hay que ver los pocos balones francos para jugar que le están llegando al hondureño, que apenas entra en juego para peinar, sin crear segunda jugada alguna, algunos de los muchos pelotazos que le envían desde la zaga liderada por Fali.

Álex Fernández lleva dos partidos en la penumbra, a oscuras y es cuestión de tiempo que recupere la luz.