Álex, en el Potito.
Álex, en el Potito.

Cádiz CF

Álex Fernández: “Soy lo que soy gracias a Cervera”

El centrocampista del Cádiz CF valora lo mucho que le ha influido en su juego su entrenador

Por  17:39 h.

“Contento y feliz. Estoy en el mejor momento de mi carrera, haciendo las cosas bien en los personal y en una gran racha del equipo tal y como tuvo el año pasado. He encontrado mi sitio y sigo centrado tras cumplir esa renovación. Ahora hay que intentar ir hacia arriba”. De esta forma tan positiva se presentaba en el Potito Álex Fernández, protagonista este martes en las tertulias de Deportes Cope.

Como no puede ser de otro modo desde que es padre, Álex Fernández ha tenido que desenchufar algo de sus dos pasiones -el fútbol y el cine- para cubrir sus horas en casa con la labor de padre. Pese a que le ha cambiado la película bastante, se muestra encantado en este momento de la vida. Su retoño, aunque ha nacido en Madrid “para dar facilidades a la familia, será un gaditano más en los próximos años” gracias a la renovación que le asegura estar aquí cuatro años más. De hecho, antes de firmarla “estaba muy feliz viviendo en Cádiz porque es un lujo. La gente nos trata como cariño y respeto y es muy cercana con nosotros. No se puede pedir más”, comenta orgulloso y dando voz a su mujer y a su hijo.

Satisfecho en el aspecto personal, en lo deportivo también le van las cosas rodadas. “Es una locura conseguir 21 puntos de 21. Es verdad que vamos cada partido pensado que podemos seguir pero admitiendo que cada vez puede estar más cerca la derrota. Es muy difícil ganar y más cuando sabiendo lo que nos costaba hacerlo hace dos meses”.

Álex Fernández llegó a Cádiz formando parte de un estilo de futbolista que, en un principio, podía no casar demasiado bien con el reglamento de Cervera. Pues bien, pasado un tiempo, tanto entrenador como jugador se han convertido en indispensables el uno para el otro. Así lo ve Álex. “Cervera es el entrenador más exigente que he tenido en cuanto al juego que me pide. Y desde luego seguro que puedo decir que es el más influyente. Me ha dado un punto de vista sobre mi fútbol que antes no tenía. He cogido conceptos que me faltaban y ha hecho que mejore para dar un salto cualitativo. Soy lo que soy por lo que él me ha enseñado”, asegura enalteciendo a su entrenador.

En la misma línea, sigue diciendo cómo fue su adaptación al equipo amarillo y al encorsetamiento a un nuevo sistema, mucho más rígidos que los anteriores que les tocó defender. “Me costó mucho (adaptarme) porque venía del Elche y de otros países donde jugué. Tenía un estilo muy claro y no salía de ahí. Entonces, cuando hablé con el Cádiz CF, me sentaron en un despacho y me dijeron que ‘era muy bueno con lo que tenia pero necesitaban algo más’. Entonces, un botón se me pulsó y cambié, me adapté a lo que necesitaban los compañeros y el club y ha salido perfecto”, reconoce orgulloso.

Su importancia en el equipo ha ido ‘in crescendo’ a medida que se ha ido amoldando a lo que de él requiere Cervera. “Lo primero que me pide el míster en cuanto tengo el balón es que mire a la izquierda o a la derecha”, explica aludiendo a mover con rapidez el balón a las bandas. Esto no quiere decir que eche al traste todo lo que él lleva dentro de su fútbol. “Claro que me gusta jugar al fútbol y tener la pelota pero lo más conveniente es lanzar a las dos balas que tenemos en las bandas”.

Aunque su demarcación es la de mediocentro, el madrileño ha jugado ya en el Cádiz CF de mediapunta, extremo o incluso unos minutos de lateral en el campo del Extremadura. Sin ir más lejos, el pasado domingo ante el Rayo Majadahonda jugó en la banda, donde dice que le es “más complicado porque mi tendencia es irme a dentro”. Sin embargo, no le desagrada jugar en otras zonas ya que tiene otras virtudes escondidas a ojos del público. “El míster sabe que soy más rápido de lo que la gente piensa y se pudo ver (el pasado domingo) en el que intentamos mantener la amplitud”, recuerda aludiendo a su posición en la banda.

No obstante, deja claro lo que es. “Soy mediocentro, el clásico ‘8’ con llegada. Siempre he sido así aunque estoy para lo que diga el míster”, repitió. Eso sí, en su faceta de centrocampista en el Cádiz CF sabe que “la idea clara del mister es ganadora para Segunda”. Por eso mismo, no ha tenido otra que añadir un plus a su forma de jugar. “Yo siempre he sido comprometido pero admito que mi manera de presionar aquí ha mejorado porque aquí muero en cada pelota porque sé que cada balón que recupero es peligro; hay que robar y salir rápido”, asegura a sabiendas de lo importante que eso es para el equipo.

Su renovación coincidió en el tiempo con su suplencia. Las cosas del directo… y de la profesión. “El equipo funcionaba desde el descanso del partido ante el Elche (en el que él, junto a Aketxe, fue cambiado). Quiso dar continuidad y ha salido bien. Nada que reprochar puesto que estoy para ayudar. Parecía curioso por renovar en ese momento pero era normal porque estábamos ganando”, dice con sensatez antes de romper una lanza a su favor. “Que renovase sin estar jugando dice a favor de mi. Y lo hice porque estoy feliz. Salí del equipo pero lo importante era ganar. Si te toca ser suplente, lo que toca es apoyar al que juegue”, resume como norma.

Regresó al once en Zaragoza para suplir al lesionado José Mari y el equipo ganó, siguió ganando. “No creo que se pierda o se gane por un jugador específico. Lo más importante es que no se note la ausencia de nadie”, señala convencido.

Que no esté jugando en las últimas jornadas como al comienzo es señal de la mucha competencia que hay en el centro del campo. “Tenemos un centro del campo envidiable. Hay una competencia muy dura entre nosotros. Que jugadores como Edu Ramos o Karim no estén jugando mucho dice todo del nivel que hay”, sostiene.

La renovación

El asunto de su renovación no se logro de la noche a la mañana. De hecho, las negociaciones las comenzó un director deportivo distinto al que las acabó. La trama de la misma fue así según el protagonista. “Yo estaba buscando un proyecto de larga duración. Al principio teníamos predisposición tanto Juan Carlos Cordero como por nuestra parte pero no llegábamos a un acuerdo”. Y en este punto señala que el obstáculo nunca fue el aspecto económico porque “tenía ofertas de fuera e importantes y el club, conmigo de la mano. siempre las rechazaba. Yo quería un proyecto ganador y ambicioso. Me quedo porque quiero estar en Primera y no en un club conformista”, apuesta. Ya con Óscar Arias, las cosas, en cuanto comenzaron a rodar, fueron breves. “Las negociaciones duraron poco porque ambas partes queríamos lo mismo”, dice un jugador que cuando decía ‘no’ a las ofertas de Primera lo estaba haciendo “feliz” consciente de que era lo que quería.

No es fácil decir que a propuestas que le llevaban a cobrar más y jugar en Primera. En el caso de Álex tenía sus motivos para hacerlo bajo unos pasos que él creía y cree acertados. “Llevaba años complicados. Para mí, para mi familia. No encontraba ni mi juego ni mi sitio y cuando te salen las cosas profesionalmente hay que aprovecharlo y explotarlo. Sabía que salir por salir, aunque fuese a un club de Primera, no se conseguía. Quiero dar dos pasos hacia adelante y no uno para equivocarme”, explica su razonamiento.

Desde un primer momento, tanto con Cordero como después con Arias, su idea era quedarse. “Con Juan Carlos todo iba muy bien. Las cosas iban por buen camino y siempre voy a estar muy agradecido a él. Después hubo ese cambio (en la dirección deportiva) y la verdad es que me quedé un poco parado”, recuerda. Fue en ese momento en el que Arias dijo en prensa que si no renovaba Áex tampoco es que se fuera a caer el mundo, unas palabras que cogieron a pie cambiado al jugador. “Me sorprendieron un poco ya que daba que pensar lo que fuese… pero Óscar desde el primer momento, junto con Manuel Vizcaíno, me trasmitieron un proyecto muy importante y me daban lo que estaba buscando: ser el líder de un proyecto y un duradero contrato”, detalla el ahora mejor pagado del vestuario. “También me lo he ganado”, dice Álex, que está “con ganas de más y de demostrar porque se me ha renovado”.

Tiene claro que su fin es jugar en Primera de amarillo. “Si no me viese (en Primera) no hubiese renovado. No soy conformista. Tenía las puertas abiertas de Primera, dejando dinero en el club, y si no me viese en Primera no hubiera renovado”, insiste.

El Cádiz CF sigue sumando victorias y bajo el punto de vista del madrileño tiene claro que una de las claves es la unidad. “El año pasado también tuvimos esta racha y al final nos pasó factura el bajoncillo que dimos. este curso también se están haciendo las coas muy bien en todo. Ir todos de la mano ayuda. Hay que cogernos de la mano y remar en la misma dirección; eso es lo que estamos haciendo”, declara haciendo partícipe a vestuario, directiva, prensa y afición.