Alberto Benito sabe lo que es ascender a Primera tanto con el Cádiz CF como con el Almería.
Alberto Benito sabe lo que es ascender a Primera tanto con el Cádiz CF como con el Almería.

Cádiz CF

Alberto Benito, del Atlántico al Mediterráneo llevando éxito

El exdirector deportivo de Cádiz Cf y Almería, analiza a dos equipos a los que guarda especial cariño

Por  19:11 h.

La primera pregunta es ineludible para cualquier cadista. ¿Qué es de Alberto Benito? La respuesta lleva a Madrid, donde trabaja como jefe de ‘scooting’ para el grupo Hope (Esperanza en inglés), un holding chino que tiene la propiedad del Granada, Chongqing Lifan chino, Tondela portugués y está cerca de hacerse con el Parma italiano. A este equipo de trabajo llega el que fuera exdirector deportivo del Cádiz CF y Almería de la mano de Antonio Cordón, actual responsable deportivo del grupo chino y exdirector deportivo de Mónaco y Villarreal. Por lo tanto, y por si había cualquier tipo de dudas, Benito sabe bien de lo que se le habla cuando se pone sobre la mesa la Segunda División y, más especialmente, dos equipos a los que le une sangre, corazón, alma y cabeza.

«De Cádiz me llevo a los gaditanos. Estuve allí nueve años (cuatro como futbolista y cinco como director deportivo) y lo he pasado genial. No puede tener mejores recuerdos. Tengo allí una casa y mi hijo mayor, de 18 años, es un fanático del Cádiz CF, de lo que me siento muy orgulloso. Tengo un piso allí y grandes amigos», comenta el responsable, junto a Jose González de sacar del túnel de nueve años donde andaba metido el submarino amarillo. «Allí he sufrido y he disfrutado como nunca», confiesa algo que todo cadista puede testificar.

Hombre de palabra, Benito abandonó el Cádiz CF el mismo día que Antonio Muñoz lo puso en las manos de Arturo Baldasano. «Tenía otras cosas pero siempre le dije al presidente y sus consejeros que me iría en cuanto allos diesen un paso al lado. Y eso hice. Gracias a mi amistad conUnai Emery y (su trabajo) salió la opción de Almería en Primera División y me fui. Fueron dos proyectos distintos porque al Cádiz CF lo cogimos en el barro y con los zapatos manchados y lo llevamos a la elite sin un duro. Recuerdo que cuando llegó Baldasano quedamos quintos en Segunda», recuerda el madrileño.

Aunque Vicente del Bosque –asesor deportivo de aquel nefasto proyecto del abogado madrileño– quiso darle su sitio y le ofreció seguir , Alberto Benito prefirió volar por libre y aceptó la dirección deportiva del Almería, donde también estuvo nueve años (dos en Segunda y cinco en Primera), con uno de abstinencia para que sus hijos aprendiesen inglés en Swansea (Gales). Pero fue descender el Almería a Segunda y volver a contratarlo.

Precisamente, y en mitad del verano de locura y supuesta ilusión que se vivió en el entorno cadista, que por entonces cantaba entusiasmado aquel ‘Vende y vete’, sus palabras no dejaron de sorprender en los bajos de la tribuna antigua en su día de despedida. «Se echará de menos esta gestión», dijo una persona cabal y fiel a los suyos a pesar de no remar a favor de la corriente del cambio. No se equivocó. El Cádiz CF de Baldasano, con una nómina de futbolistas con pasado en Primera y de relumbrón, se fue a Segunda B ese mismo año pese a que lo hizo ya con Muñoz en el cargo tras la ‘espantá’ del letrado y los líos institucionales que llevaron a la entidad a la ley concursar, siete años de calvario en Segunda B y uno solo en Segunda de la mano de Javi Gracia.

«El fútbol está cambiando mucho. Cada vez hay más inversiones y menos paciencia», observa desde la distancia a lo que ahora está ocurriendo en Almería con la llegada del jeque. «Se ha desbordado la ilusión y es normal con la llegada de un fuerte capital. Siempre se agradecen fuertes inversiones y ahora el Almería debe aprovechar esa dinámica de ilusión y también de dinero».

Sin embargo, Benito destaca que el excepcional arranque liguero del Almería se debe a jugadores que ya estaban el pasado curso o que no han formado parte de los fichajes más granados de este verano, de los que apunta que «ahora Lazo y Petrovic comienzan a entrar en un once donde están destacando por ejemplo el goleador Sekou, que el año pasado apenas marcó cuatro goles en el Mestalla, o Gaspar o Aguza, jugadores estos que o no jugaban el año pasado o estaban en Tercera».Lo que está claro para Benito «es que están cogiendo una gran dinámica al margen de que no estén jugando los fichajes más mediáticos».

Como de Cádiz, de Almería también guarda buenos recuerdos y se alegra de la llegada de dinero a espuertas al que fue su club a espuertas porque «con más dinero siempre hay más posibilidades pero no por ello se tiene que cumplir el objetivo. Y mucho más en una categoría tan igualada como Segunda, donde no por dejarte más dinero que nadie vas a conseguir lo que te propongas».

De hecho, pone como ejemplo el vivido el año pasado con el ascenso del Granada. «Lo conseguimos el año en el que menos lo pensábamos. Teníamos un entrenador nuevo y jugadores como Vadillo, Puertas o Germán, que venían de Segunda. Pero nos marcamos una línea de tranquilidad y acertamos», dice hoy desde Primera el responsables de surtir de jugadores a los cuatro equipos que tiene el holding de John Jiang.

Precisamente, ese camino es por el que transita Cervera, del que valora «una barbaridad lo que está consiguiendo en Cádiz, donde no es fácil permanecer el tiempo que él lo está haciendo y con un equipo competitivo todos los años. Ojalá pueda llevarlo al objetivo soñado por todos porque tiene un mérito increíble lo que está haciendo», dice.

A su marcha como director deportivo estuvo un año al frente de un equipo de la liga chipriota y desde hace dos años forma parte del gigante empresarial chino Hope, aunque con mucho acento español. De hecho, la sede está en el Paseo de la Castellana de Madrid. El descubridor para el cadismo de Lucas Lobos, Matías Pavoni, Jonathan Sesma y tantos otros echar ahora sus redes para abastecer a varios equipos arropados por el capital asiático.