Abraham Paz junto a compañeros del Bnei Sakhnin y Carli Galindo, derecha, compartiendo vestuario. :: l. v.
Abraham Paz junto a compañeros del Bnei Sakhnin y Carli Galindo, derecha, compartiendo vestuario. :: l. v.

Cádiz CF

Abraham Paz da su palabra

El excadista avala la llegada de Carli Galindo como nuevo ‘profe’

Por  19:22 h.

Si el nuevo preparador físico del Cádiz CF, Carli Galindo, se ha hecho un nombre en Israel es en buena parte culpa de Abraham Paz, excadista que colgó sus botas en la liga israelí.

Era 2014 y el presidente del Bnei Sakhnin FC se dirigió al central portuense para pedirle consejo en su objetivo de incrementar el nivel del equipo. Abraham Paz lo tuvo claro: «Tiene que hacerse con un preparador físico español para aumentar el rendimiento de la plantilla», le dijo. Lo próximo que le encargó fue que lo buscase él mismo. Y se puso manos a la obra. «Llamé a Joaquín Acedo para pedirle consejo y me dio tres nombres, entre ellos, el de Juan Carlos». Y así fue como se fraguó el fichaje de Galindo por el Bnei Sakhnin, club con el que ha estado cuatro años mientras rechazaba ofertas de los grandes de la liga israelí. No era para menos, según Paz.

«Puedo asegurar que por venirse al Cádiz CF ha dejado de ganar un porrón de dinero de cantidad de ofertas que tenía, pero sé que le hacía muchísima ilusión venir a su tierra y competir dentro de un cuerpo técnico profesional», asegura Abraham, que argumenta los muchos motivos por los que destaca que «el Cádiz CF ha acertado de pleno porque tiene un nivel de ‘crack’», cuenta.

Pasado con Schuster

Abraham Paz, tras estar un año con Carli, fichó por el Maccabi Haifa, pero a lo lejos veía el rendimiento de su exequipo, al que preparaba Carli Galindo. «Está súper preparado. Ya a israel llegó con muchos conocimientos tras pasar por el Málaga de Schuster, entre otros. Es un tipo que conecta muy bien con los jugadores y que se adapta perfectamente a lo que pide el entrenador de turno.En los entrenamientos parece uno más. Ya digo que ha dejado su nombre muy grabado en la liga de Israel. El Cádiz CF ha acertado de pleno», repite con severidad.

No puede negar Abraham que en Israel, Carli ha tenido una gran predisposición de su directiva gracias a las cualidades que él mismo demostraba tener y que repercutían fabulosamente en el rendimiento del equipo. «Allí todo lo que pedía se lo daban en cuanto a máquinas y demás complementos para la preparación física. El nivel del equipo subió una barbaridad al mismo tiempo que bajaban las lesiones», recuerda.

A Carli Galindo le acompañan varios másters en educación física y deportiva y tiene el tercer nivel PRO de entrenador, por lo que maneja el discurso técnico como un entrenador más.

Abraham Paz promete que no se trata de un ‘profe’ al que se le tema, entre otras cosas, «porque todo lo que trabaja repercute en beneficio propio y hay recompensa. Se preocupa, y eso es lo que ha hecho que su equipo haya pasado de ser de la mitad de la tabla a competir con los de arriba, porque el equipo llegue a tope en todos los finales de los partidos. Esa forma de terminar los encuentros, alrededor de los últimos veinte minutos, ha marcado mucho allí», sostiene Abraham Paz, ya retirado felizmente en El Puerto