Abdullah se lamenta a la conclusión del Cádiz CF-Tenerife.
Abdullah se lamenta a la conclusión del Cádiz CF-Tenerife.

CÁDIZ CF

Abdullah y el adiós de un fino futbolista que pasó desapercibido

El internacional por Comores contó con numerosas ocasiones durante dos temporadas, pero nunca fue indiscutible en las filas del Cádiz CF

Por  8:30 h.

Juan Carlos Cordero dejó claro al dar a conocer los primeros detalles del futuro proyecto del Cádiz CF en LaLiga 123 que algunos jugadores no continuarán. Uno de ellos es Rafidine Abdullah, que no ha terminado de cuajar las filas cadistas, aunque ha contado con numerosas oportunidades en sus dos años vistiendo la elástica amarilla.

El director deportivo del Cádiz CF ya avisó al peculiar futbolista que tenía que dar un paso al frente durante la temporada, pero Abdullah no captó el mensaje y tendrá que hacer las maletas rumbo a otro destino.

En dos temporadas ha jugado un número considerable y parejo de encuentros oficiales entre Liga y Copa del Rey. Tal es así que en su primer curso disputó 37 partidos (incluidos los dos del ‘play off’ de ascenso a Primera ante el Tenerife) y fue alineado de inicio en 28 de ellos. Dos citas menos jugó en la temporada recién finalizada, con un partido menos desde el once. O lo que es lo mismo, 2.500 minutos del primer año frente a los 2.359 minutos del segundo ejercicio. Casi 5.000 minutos en total en todo este tiempo. Esas son las estadísticas de un futbolista que en varias ocasiones fue seleccionado por Comores a nivel internacional.

En total, 12 cartulinas amarillas (cinco en el curso de su debut en España y siete en el segundo año) y tres goles. Todos ellos en la campaña de su puesta en escena. Sus víctimas fueron Zaragoza (con victoria cadista con 3-0), Mirandés (2-1 para los gaditanos) y Sevilla Atlético (3-3 en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán).

Desconocido en España

Al final, Abdullah se marchará de la Tacita de Plata tras pasar prácticamente desapercibido. Nadie duda de su talento, pero el cadismo se queda con la imagen de un futbolista frío y poco adaptado a un equipo en el que el esfuerzo y la lucha no se negocian. El voto de confianza del primer año no tuvo continuidad en el segundo episodio.

El exjugador de Olympique de Marsella y Lorient llegó como un auténtico desconocido al Carranza y se marchará sin aprovechar las oportunidades que le dio Álvaro Cervera.

Al inicio de este curso, sobre todo, durante la primera lesión de José Mari y al estar Álex en periodo de adaptación. También a partir de la grave lesión de José Mari o durante las bajas puntuales de Garrido. Pero no lo aprovecho y le toca decir adiós.