Salvo sorpresa, Álvaro García sí repetirá en el estreno del Cádiz CF un año después.
Salvo sorpresa, Álvaro García sí repetirá en el estreno del Cádiz CF un año después.

CÁDIZ CF

Cádiz CF: 365 días dan para mucho

Alberto Cifuentes, Carpio, Garrido, Salvi y Álvaro García son los únicos que estuvieron presentes hace un año en el debut cadista en Almería y ahora pueden repetir

Por  7:57 h.

Este sábado se cumple un año del último estreno liguero del Cádiz CF. Ahora, otro 19 de octubre pero un año después, la escuadra amarilla tiene un nuevo debut. Eso sí, ahora lo hace después de una temporada en LaLiga 123, categoría a la que retornó la campaña pasada tras una etapa de seis años en el pozo de la Segunda B.

Tanto han cambiado las cosas en 365 días que de aquel Cádiz CF que saltaba al rectángulo de juego en Almería pocos rostros continúan sobre el tapete. Bien es cierto que el esquema y el estilo (salvo sorpresa y por el momento) no cambiará demasiado con Álvaro Cervera al frente, pero las piezas no son las mismas. La renovación en las filas gaditanas es más que notable. En algunos casos por decisiones técnicas, en otras por obligaciones del mercado.

Eso sí, ambos estrenos llegan con los deberes aún por hacer en el tema de fichajes y con algunos recién incorporados en periodo de adaptación. Los factores externos pasan factura.

Un once inusual

De aquel 1-1 en Almería en agosto de 2016, sólo cinco jugadores tienen opciones de repetir titularidad. El resto ya no está en el Cádiz CF.
De los cinco posibles todos apuntan al once. Y es que, Cifuentes será de la partida porque no tiene competencia tras la marcha de Jesús Fernández a la Cultural Leonesa y a la espera de un nuevo guardameta que complemente la plantilla. Mientras, David Gil, que teóricamente jugará con el Cádiz CF B, aguarda su momento.

Por el lateral derecho es Carpio el que, a priori, cuenta con la confianza de Cervera. Sobre todo si la intención es dar consistencia a esa zona del terreno de juego ante un Córdoba peligroso en ataque. A fin de cuentas, Rober Correa, uno de los fichajes estivales, ofrece una vertiente más ofensiva y está menos adaptado al esquema del míster cadista.

Apenas hay dudas sobre la presencia de Jon Ander Garrido en la medular. El vasco es uno de los habituales en el engranaje de Cervera.
Tampoco cambiarán las bandas, con Salvi (derecha) y Álvaro García (izquierda) como referentes del equipo. El sanluqueño parte con ventaja en su posición, sobre todo (y por si quedaban dudas) tras la lesión de Nico Hidalgo. Nada más hay que aportar sobre el utrerano, que sigue en el plantel gaditano y es intocable. Aitor, que ya ocupó el banquillo en el estreno de la temporada pasada, apunta al mismo lugar. A la espera de una oportunidad.

Zaga y delantera, otra historia

Todo lo demás cambiará. Es más que evidente. Basta con ver la línea defensiva que entonces sacó Cervera en Almería, con Aridane, Migue y Luis Ruiz acompañando a Carpio. Salvo el lateral salmantino, ninguno continúa.

Aridane puso fin a su etapa cadista tras aceptar el Cádiz CF la golosa oferta de Osasuna, Migue se marchó al Sabadell tras apenas jugar el curso pasado (curiosamente, y por exigencias del guion, sí tuvo que ser titular hace un año) y Luis Ruiz es ahora jugador del Lugo en una demarcación en la que Brian, Lucas Bijker y Tomás pugnan por convencer al técnico.

Por lo tanto, la pareja de centrales tendrá que ser completamente nueva, con Marcos Mauro y Servando habituales esta temporada, ya que Mikel Villanueva y Kecojevic acaban de llegar y apenas han tenido algunos minutos para enfundarse la elástica amarilla en el Trofeo Carranza. Sankaré, el quinto en cuestión, tampoco pudo estar en el último estreno de 2016 porque llegó una semana antes (como sucede con sus dos nuevos compañeros). Ahora está descartado mientras se recupera de su lesión.

En cuanto al compañero de Garrido en la medular, José Mari tiene ahora todas las papeletas. Hace 365 días acababa de llegar y tardó en coger la forma hasta que se hizo indiscutible en la sala de máquinas. Por aquel entonces, y ante la ausencia del roteño, Mantecón fue el elegido. Paradojas del destino, el madrileño ya colgó las botas y ahora forma parte de la dirección deportiva del Elche junto a Jorge Cordero. De hecho, no acabó la temporada en el Cádiz CF y se marchó al Lorca Deportiva, club con el que logró ascender de Tercera a Segunda B.

Situación muy parecida a la que se comprobó en la mediapunta. El elegido en el Estadio de los Juegos Mediterráneos de la capital almeriense fue Abel Gómez, otro de los que había logrado el ascenso a Segunda con el Cádiz CF. El veterano centrocampista sevillano también se marchó en el mercado de invierno al Lorca CF y logró subir de Segunda B a Segunda. Ahora esa puesto podrían ocuparlo en el Nuevo Arcángel jugadores como Jesús Imaz, Abdullah (aunque prefiere jugar de mediocentro) o Dani Romera si se apuesta por la opción más ofensiva. Y es que, Rubén Cruz, que tampoco estuvo en Almería hace un año, está lesionado.

Con otros revulsivos

Arriba estaba entonces Ortuño, autor del gol del Cádiz CF en aquel empate en Almería (1-1). Sin embargo, el delantero murciano sigue sin encontrar acomodo y no forma parte de la plantilla gaditana. Su plaza podría ser ocupada por David Barral o el propio Dani Romera. Sea el que sea, debutará oficialmente con el Cádiz CF.

Por si fuera poco, los jugadores que entonces entraron como revulsivos desde el banquillo fueron dos canteranos como Alberto Quintana (ahora en el filial del Levante) y Juampe (tampoco sigue en la primera plantilla cadista). El tercero fue el lateral Juanjo, ahora en el Lorca Deportiva después de seis meses en el Real Murcia.

De ese día, aunque no jugaron sólo quedan en este Cádiz CF el lesionado Nico y Aitor, pues Jesús Fernández y Gorka Santamaría también son pasado cadista. Tanto han cambiado las cosas…