Imagen del deterioro del terreno de juego de uno de los campos.
Imagen del deterioro del terreno de juego de uno de los campos.
FÚTBOL BASE

Los más pequeños, dejados de lado

Los campos municipales de Elcano, Pedro Fernández y Manuel de Irigoyen presentan unas condiciones impropias para el deporte

CÁDIZActualizado:

«Las instalaciones deportivas municipales para jugar al fútbol de Cádiz no son propias de una capital de provincia». Esta frase la puede firmar cualquiera de los padres de los más de mil pequeños –entre las categorías de infantil y cadete– que suelen acudir a los campos de Elcano, Pedro Fernández y Manuel de Irigoyen biuen para entrenar entre semana, bien para competir durante los fines de semana.

Las imágenes hablan por sí solas y apenas hace falta declaraciones unánimes de todos los padres, entrenadores y familiares que suelen acompañar a los jóvenes deportistas a unas instalaciones que apenas tienen las condiciones básicas para la práctica del fútbol.

Peligrosos descochones en los campos, vestuarios sin agua caliente y en pésimo estado de conservación, banquillos rotos, sin asientos y con hierros oxidados, focos fundidos y sin arreglar... Las deficiencias son numerosas y a pesar de ello la competición sigue su día a día como si nada.

La indignación va a más cuando a un equipo le toca viajar a un pueblo vecino o pedanía, donde para lamento de todos se suelen ver mejores instalaciones que en la propia capital.

Una de las quejas de los padres también se centra en los actos de vandalismo que sufren dichas instalaciones. Y es que la ausencia de vallas o de personal de seguridad en el Irigoyen o en el Pedro Fernández posibilitan la acción de los gamberros de turno que en toda localidad existen.

Ni los organismos pertinentes ni la propia Federación Andaluza de Fútbol están actuando para poner remedio y los campos no solo muestran una imagen muy dañina para los pequeños, los más perjudicados, sino que con el paso del tiempo y con la llegda de las lluvias en breve todo hace indicar que las instalaciones seguirán empeorando.

Por supuesto, las críticas al equipo de Gobierno están a la orden del día y se espera que más pronto que tarde el ayuntamiento se ponga las pilas.