Barcelona-Real MadridEl clásico se equilibra

La mejora del nuevo Barcelona de Pesic hace que el duelo ante el RealMadrid vuelva a presentarse abierto

Actualizado:

La retirada de Juan Carlos Navarro, que hoy tenía que haber recibido el homenaje del Palau con la retirada de su camiseta en un acto que ha sido aplazado por la muerte de su padre, supuso este verano un terremoto para la canasta azulgrana. El polémico adiós del capitán dio paso a una nueva era en el Barcelona. Etapa que nacía llena de incertidumbre y que finalmente se está revelando como acertada. El rumbo firme de la nave comandada por Pesic en este inicio de campaña equilibra por fin un clásico que en los últimos tiempos aparecía casi siempre teñido de blanco. Duelo que hoy romperá el empate en lo alto de la clasificación de la ACB y que determinará si ese buen comienzo azulgrana tiene pilares sólidos.

La negativa de Jasikevicius a hacerse cargo del banquillo del Barcelona hizo que la directiva recurriera al plan B. Las dudas generadas por Pesic a pesar del triunfo en la Copa no le situaban como el hombre idóneo para liderar la regeneración del equipo. Aun así, el serbio acabó siendo el elegido ante la falta de alternativas y su experiencia está siendo clave para engarzar las nuevas piezas en el Barcelona. Porque más de la mitad del vestuario azulgrana ha cambiado, lo que hace más complicado alcanzar resultados en tan poco tiempo.

Lo ha conseguido Pesic, cuyo equipo solo ha cedido en su visita al Montakit Fuenlabrada en la Liga Endesa y se ha instalado en la parte alta de la Euroliga después de años sufriendo para meterse en los playoffs por el título. «Tengo la sensación de que tenemos más respeto por parte de nuestros aficionados. Sienten que el equipo es más competitivo y que puede ganar con un baloncesto que les ilusiona», explicó Pesic. De hecho, el Barcelona ha pasado de ser uno de los equipos más defensivos a secundar al Real Madrid como conjunto más anotador de la liga.

En el Real Madrid, la vida sigue igual. Continúa ganando el equipo de Laso y la estabilidad ha vuelto a ser la nota predominante a pesar de la marcha de Doncic a la NBA. Los refuerzos (Deck y Prepelic) se han acoplado bien al equipo y la fórmula se mantiene exitosa.

«La estabilidad en el vestuario habla muy bien de la dinámica ganadora que tenemos. Solo han llegado dos nuevos compañeros y su integración ha sido perfecta», apunta Campazzo, que hoy tendrá que multiplicarse para hacer frente a la ausencia de Llull.

El Madrid, con bajas

El balear sigue de baja por un golpe en la rodilla y eso hará que todo el peso de la dirección recaiga sobre el argentino. «Sería bobo si dijera que la falta de Llull no es importante», afirmaba ayer Laso, que volverá a utilizar a Prepelic en esa posición para dar descanso a Campazzo. El técnico blanco reconoció el buen trabajo de Pesic en estos meses. «Todos los clásicos son difíciles e igualados. Será un choque complicado entre los dos líderes de la clasificación, pero más allá de eso no será más que otro partido de liga regular», señaló el entrenador blanco, que no podrá contar hoy con el mencionado Llull y tampoco con Kuzmic y Thompkins.