Mossos d'Esquadra custodian la entrada del Hotel Arrahona, de Sabadell, donde ayer detuvieron al entrenador de atletismo Jama Aden
Mossos d'Esquadra custodian la entrada del Hotel Arrahona, de Sabadell, donde ayer detuvieron al entrenador de atletismo Jama Aden - EFE
Atletismo

¿El fin de los paraísos del dopaje en España?

La operación policial en Sabadell contra una trama corrupta demuestra que en nuestro país se acabó la permisividad

MadridActualizado:

Lance Armstrong alquiló un palacete en Gerona durante sus años triunfales en el Tour. Allí se alojaron algunos de sus más estrechos colaboradores; tipos que, como Tyler Hamilton o Floyd Landis, acabaron por denunciar las prácticas dopantes que se desarrollaron en su refugio catalán. El texano abandonó Niza, su cuartel general hasta 2001, alegando que Gerona tenía mejores carreteras para entrenar. Un informe de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) reveló que la laxitud de la legislación española antidopaje fue el motivo principal de esa mudanza.

Ayer, los Mossos d’Esquadra detuvieron en Sabadell al somalí Jama Aden, entrenador de Genzebe Dibaba, plusmarquista y campeona mundial de 1.500, y Taoufik Makhloufi, campeón olímpico de la distancia en Londres 2012. Se le acusa de tráfico y suministro de sustancias dopantes. Había establecido su cuartel general en el hotel Arrahona. Aden debió pensar, como Armstrong en su día, que España era un lugar razonable para tomar atajos. Se equivocó. La permisividad con la que nos sacaban los colores cuando Madrid se examinaba para ser ciudad olímpica, parece cosa del pasado.

En vísperas de una cita olímpica donde el atletismo debería ser, como de costumbre, el deporte rey, el dopaje hurta los titulares a las estrellas, los duelos, las marcas: no habrá rusos en Río de Janeiro (salvo los repescados por el COI, que hoy decide al respecto, y que competirían bajo bandera olímpica) y la Policía sigue desmontando tramas corruptas. También en nuestro país.

La operación Rial llevaba preparándose desde hace un año, cuando la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (Aepsad) tuvo las primeras sospechas sobre Jama Aden. Los controles a los atletas de la «cuadra» de Jama Aden se analizarán en el laboratorio de Barcelona acreditado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). Es la primera vez en que se efectúa de forma simultánea y coordinada una operación policial contra una red de tráfico de sustancias dopantes y un control antidopaje a deportistas de élite a cargo de la IAAF.