Toby Price, ganador en motos
Toby Price, ganador en motos - EFE
Dakar

Nasser Al-Attiyah (Toyota) y Toby Price (KTM), ganadores en coches y motos del Dakar 2019

El piloto catarí y el australiano triunfan en Perú tras la disputa de la décima y última etapa

Actualizado:

El piloto qatarí Nasser Al-Attiyah (Toyota) y el australiano Toby Price (KTM) se han proclamado este jueves ganadores del Rally Dakar en las categorías de coches y motos respectivamente, tras la disputa de la décima y última etapa entre Pisco y Lima, con 112 kilómetros de especial.

Al-Attiyah, que ha logrado su tercer triunfo en el 'raid' tras los de 2011 con Volskwagen y de 2015 con MINI, simplemente no tenía que fallar en forma de accidente o avería mecánica en esta jornada ya que contaba con más de 50 minutos de ventaja sobre el español Joan Roma (MINI), segunda en esta edición cerrada con victoria del hasta hoy todavía campeón, el madrileño Carlos Sainz (MINI).

El qatarí dio así el primer Dakar a la marca japonesa Toyota, que compite en el rally desde hace ocho años, un triunfo que el árabe aseguró en la última y décima etapa, cuyo ganador fue el español Carlos Sainz (Mini), quien firmó su primera victoria parcial en esta edición del rally tras haber atravesado muchos problemas en carrera.

Al-Attiyah hizo un rally redondo en el que lideró la carrera de principio a fin, a excepción del segundo día, y en el que completó los más de 5.000 kilómetros de recorrido de este Dakar sin ningún percance serio, al contrario que sus rivales, que fueron eliminándose por el camino.

El piloto catarí supo aprovechar las carencias del buggy de Mini, que llegaba como favorito a este Dakar con un potente equipo formado por Sainz y por los pilotos franceses Stéphane Peterhansel, trece veces ganador del Dakar (seis en moto y siete en coches), y Cyril Despres, cinco veces campeón del rally en motos.

Sin embargo, el Mini de dos ruedas motrices presentó problemas de fiabilidad, especialmente con el sistema automático de inflado y desinflado de sus neumáticos, lo que hizo que el español y los dos franceses tuvieran muchos problemas para lidiar con las dunas y la arena del desierto peruano.

Las tres unidades se quedaron en repetidas ocasiones varados en la arena al no poder controlar la presión de las ruedas desde el interior del habitáculo, lo que permitió que poco a poco Al-Attiyah aumentara su ventaja conforme avanzaba la competición.

Sainz perdió sus opciones de revalidar el título conseguido el año pasado al tercer día de competición, cuando destrozó una rueda de su coche al pasar por un agujero que aparentemente no estaba señalado en su hoja de ruta, avería que le hizo perder casi cinco horas.

Loeb, nueve veces campeón del mundo de rallys, estaba al mando del Peugeot que ganó el Dakar hace dos años y demostró que ese coche podía hacer frente al Toyota de Al-Attiyah al ganar cuatro de las diez etapas de este Dakar que se disputó íntegramente en Perú.

A pesar de ello, el francés terminó en la tercera posición de la general a casi dos horas del catarí porque en la tercera etapa perdió mucho tiempo por un error en el libro de ruta que fue reconocido por la organización, y en la penúltima etapa rompió dos veces el cardán de una de las ruedas.

Con su tercer triunfo en el Dakar, Al-Attiyah se sitúa como el tercer piloto con más títulos en coches, igualado con los franceses René Metge y Pierre Latigue, y solo superado por Petehansel (7) y el finlandés Ari Vatanen (4).

El Dakar 2019 fue la primera edición de este rally que se disputó en un único país, con diez etapas por el desierto peruano del 7 al 17 de enero y un recorrido de más de 5.000 kilómetros, de los que casi 3.000 fueron cronometrados.

Emocionante final en motos

Más emoción había en las dos ruedas donde Toby Price y Pablo Quintanilla (Husqvarna) estaban separados por apenas un minuto. Sin embargo, el chileno ha arriesgado y ha sufrido una caída al inicio de la etapa que ha restado emoción a la segunda victoria del australiano, ganador también en la capital peruana, tras la de 2016.