Jugadoras del club de rugby Toledo
Jugadoras del club de rugby Toledo - EFE
Polideportivo

La incidencia del deporte en la mujer, a examen

Un panel con científicos, entrenadores y deportistas analizará cómo y por qué se debe trabajar con diferente criterio para desarrollar el potencial y la salud de las mujeres

Actualizado:

Mientras en derechos y responsabilidades, mujeres y hombres deben exigirse los mismos, la biología identifica a unos y otros con sus diferentes características. Y en el deporte, esas especificaciones se acentúan todavía más. Si no es igual entrenar a una maratoniana que a una velocista, tampoco lo es dirigir los ejercicios a una mujer que a un hombre. Ni siquiera a una mujer joven, de una mujer con menopausia, de una embarazada o una que acaba de ser madre. Ni siquiera a una mujer en sus primeros días de regla y en sus días de no regla.

Todas estas variables se tratarán en el I Encuentro Nacional de Deporte y Mujer, el 10 y 11 de mayo. Un acto promovido por la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, de la Universidad Politécnica de Madrid, con el apoyo de la Fundación Azierta, y que contará con científicos, entrenadores, deportistas e investigadores.

«Vamos a ir un paso más allá de la falta de visibilidad y de discriminación. Porque eso es evidente que hay que erradicar, pero no se ha trabajado tanto en los efectos del deporte en las mujeres, en que las propias mujeres se conozcan para adecúar los entrenamientos y para que los entrenadores hagan lo mismo y no traten a todos por igual. Porque hay diferencias que se deben aprovechar y potenciar. Y con especial incidencia en la salud, que es otro valor que a veces se olvida», explicó Alberto García Bataller, profesor e investigador, y ponente del evento. «Más que un Congreso es un Encuentro en el que debatiremos cómo afecta el deporte en las mujeres. Trataremos de poner las bases científicas de las diferencias entre hombres y mujeres, cómo afectan las hormonas, la edad, las consecuencias del sobreentrenamiento», indicó el médico ginecólogo y divulgador José Luis Neyro.

También se contará con la experiencia de deportistas como Judith Obaya, que ofrecerá una visión personal y que pretende que sirva como ejemplo a todas las mujeres que acudan al acto. «Soy deportista extrema, madre, tengo 50 años. Quiero que de mi experiencia las mujeres saquen visiones optimistas del ejercicio y de sí mismas. Y resaltar que el deporte es una vía de progreso y avance personal. Para mí fue un apoyo al tratamiento médico a las dos enfermedades que he padecido: anorexia y cáncer». También quiso adelantar que resaltará la importancia de quitarse la culpa por no estar tanto tiempo con los hijos y dedicarlo al deporte, que es algo, explica, que sufren más las mujeres que los hombres. «El equipo es fundamental. Tenemos que tener la confianza de tratarnos como compañeros, no como hombres y mujeres. Me he encontrado problemas para encontrar entrenadores por dos motivos: por la edad y por ser mujer. Hay cosas que afectan más a las mujeres en según qué días, pero con un buen preparador que entienda lo que ocurre, eso no es una merma. Por eso es tan importante este Encuentro, porque se trata de encontrar y estudiar estos cambios para mejorar todos entre todos».

Ese «todos» incluye a mujeres de toda condición, tanto las deportistas de alto rendimiento, como mujeres que quieren empezar a hacer cualquier tipo de actividad física. «Es un encuentro abierto a todas. Lo que nos interesa es eso, divulgar la importancia del deporte y de cómo afecta a las mujeres», se explicó Pablo Navarro, de Fundación Azierta.

El Encuentro se celebrará en INEF el 10 y 11 de mayo. A las ponencias y debates se unirán pequeñas representaciones musicales y monólogos. «Será una fiesta del deporte. Y tenía que ser en la universidad porque estos son los tres pilares básicos: formar, investigar y transferir los conocimientos analizados a la sociedad», concluyó Vicente Gómez.