Juegos Olímpicos

Lochte dice que pensó en el suicidio tras Río

El nadador y varios compañeros se inventaron que habían sido atracados. «Después de Río era el hombre más odiado en el mundo»

Actualizado:

Ryan Lochte aprovechó una entrevista con el canal de Televisión ESPN que será emitida la próxima semana para confesar que llegó a pensar en el suicidio tras la polémica que protagonizó durante los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro, cuando con varios compañeros del equipo estadounidense de natación se inventó que habían sido atracados.

«Después de Río era probablemente el hombre más odiado en el mundo. Hubo momentos en los que estaba llorando y pensaba, si me voy a dormir y nunca más me despierto, mejor», reconoce el medallista olímpico. «Estuve a punto de poner fin a toda mi carrera».

Lochte, Gunnar Bentz, Jack Conger y James Feigen, componentes del equipo de relevos de los Estados Unidos, aseguraron que habían sido atracados la madrugada del 14 de agosto, cuando regresaban en taxi a la Villa Olímpica. Sin embargo, una cámara de seguridad de una gasolinera les cazó cometiendo actos vandálicos en evidente estado de embriaguez, tras lo que se produjo una trifulca con un guardia de seguridad. Conocida la realidad de los hechos, el Comité Olímpico de Estados Unidos le impuso una dura sanción, con una suspensión de diez meses que no finalizará hasta el próximo 30 de junio.