Inocencio Alonso, ertzaina de 51 años, falleció víctima de un infarto - Efe

Inocencio Alonso GarcíaEl ertzaina fallecido bromeaba con que «la 'manifa' de los jubilados» sería más peligrosa que los ultras rusos

Un periodista de El Correo acompañó al antidisturbios durante la tarde de ayer y en el momento de su muerte

MadridActualizado:

Sucesos como el de anoche, en el que un ertzaina falleció durante los disturbios con ultras del Spartak de Moscú, demuestran que a veces no tiene sentido hacer planes ni a dos días vista. Inocencio Alonso García, de 51 años y natural de Ermua (Vizcaya), se unió ayer al dispositivo policial convencido de que todo iría bien: «Cuando termine el partido me voy para casa y descanso toda la semana que viene», aseguraba.

Un periodista de El Correo pasó las últimas horas junto al ertzaina, a quien conocía de su localidad natal. Según cuenta este mismo diario, Inocencio bromeaba, minutos antes de la batalla campal, sobre la peligrosidad de los ultras rusos. «El pobre comentaba en broma que casi iba a ser más peligrosa la manifestación de los jubilados porque no la habían preparado, solo se habían entrenado para intervenir en esta –recuerda el informador–. Y ya ves».

[Lea la historia completa en «El Correo»]

Inocencio Alonso
Inocencio Alonso- Efe

Inocencio estaba separado desde hacía poco y era padre de un chico de 19 años y una chica de unos 16. Su hermano también participaba del dispositivo de la Ertzaintza. «Cuando hemos llegado a San Mamés –señalaba el periodista de EL CORREO– ha empezado la carga, los rusos detrás de los borrokas. Me he encontrado a un ertzaina caído en el suelo y al acercarme he visto a su hermano junto a él. "¡Que es Inocencio!", me ha dicho».

El periodista se encontró al ertzaina despierto, pero desorientado y algo «sudoroso». Nadie podía imaginar que moriría poco después en el hospital de Basurto víctima de un infarto. Inocencio era muy futbolero, practicaba ciclismo y era fiel a las cenas de los quintos del 67 en Ermua.