Dopaje

La caída final de Marta Domínguez

Como todos los españoles castigados por dopaje, la atleta pierde los jugosos beneficios que tienen los deportistas de alto nivel

Actualizado:

Primero fue el descrédito que implica una detención de la Guardia Civil por una investigación sobre dopaje. Luego una nomenclatura (la Operación Galgo) que asoció su nombre al druida más famoso de España, Eufemiano Fuentes. Más tarde, la acusación de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) sobre las anomalías de su pasaporte biológico, que la señalaban como sospechosa de haber consumido sustancias dopantes. Como consecuencia, una sanción de tres años por parte del Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) que mancha toda su trayectoria de éxitos. Inmersa en el lodazal, perdió la confianza de su líder político, Mariano Rajoy, que la excluyó de las listas al Congreso después de un periplo polémico como senadora del PP. Ayer Marta Domínguez vivió la caída final. Como todos los sancionados por dopaje en España, perdió su condición de deportista de alto nivel y todos los beneficios que ello conlleva.

La figura de «deportista de alto nivel» consiste en una resolución normativa relacionada con la Ley del Deporte que se concede a un número limitado de atletas por obtener determinados resultados en su especialidad y que cuenta con bastantes ventajas. Exenciones fiscales, becas y otro tipo de premios.

Los deportistas de alto nivel disponen de grandes prebendas en materia educativa. Las comunidades autonómas deben reservar por ley un cupo del tres por ciento de sus plazas a estos atletas. Los centros que imparten estudios de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, Fisioterapia y Maestro de Educación Física deben guardar un cupo adicional equivalente como mínimo al cinco por ciento de las plazas ofertadas para los deportistas de alto nivel. Algo parecido sucede en enseñanzas artísticas. Además, tienen facilidades para su inclusión en el mercado laboral una vez se retiran.

Pero la normativa es inflexible en un punto: pierden el cartel de deportista de alto nivel cuando existe una resolución administrativa firme en una sanción por dopaje. Es lo que le ha pasado a Marta Domínguez en el TAS con el pasaporte biológico. El tribunal de arbitraje anuló todos los resultados obtenidos por la palentina desde el 5 de agosto de 2009 hasta el 8 de julio de 2013. Perdió el oro mundial de 3.000 obstáculos de 2009 y la plata en la misma prueba en los Europeos de Barcelona 2010.

Marta Domínguez ha deslizado a quien ha querido escucharla que el responsable de su caída en el PP fue Miguel Cardenal. El secretario de estado para el Deporte fue quien resolvió excluir a Domínguez como deportista de alto nivel.