Héroes anónimos del Dakar
Dakar

Héroes anónimos del Dakar

Pilotos que no ganarán el mítico raid, pero que lo convierten en la carrera más especial del planeta

S. d.
Actualizado:

Pilotos que no ganarán el mítico raid, pero que lo convierten en la carrera más especial del planeta

123456
  1. El primer indio de la historia

    Por primera vez en el Dakar, el segundo país más poblado del mundo será representado en la línea de salida. Santosh Chunchunguppe Shivashankar, más cónocido como CS Santosh y campeón de supercross en su país, escribirá la primera página de la India en la historia de la prueba. «Para mí, el Dakar es mucho más que una carrera, es la aventura por excelencia, así que estoy muy emocionado de ser el primer indio en participar. Llega el momento de comprobar si soy capaz de plantarle cara».

  2. Los gemelos Coronel, ahora en solitario

    Tim y Tom Coronel son dos gemelos holandeses apasionados del motor. Ambos compartieron coche en 2009, pero a Tom, acostumbrado a los circuitos (compite regularmente en el Mundial de Turismos), no le gustó demasiado la experiencia. Tim sí continuó los siguientes años, con la peculiaridad de que lo hizo en un Buggy monoplaza. Este año, el gusanillo del Dakar ha vuelto a picar a Tom, que copiará a su hermano con otro buggy de idénticas características. Un español, Ignacio Corcuera, será junto a ellos el único en afrontar la prueba en solitario compitiendo en coches.

  3. Al Dakar con un coche eléctrico

    Para su noveno Dakar, Albert Bosch busca ser el primero en finalizar la carrera con un vehículo completamente eléctrico. Para apoyar esta iniciativa, se ha introducido cierta flexibilidad en el reglamento del Dakar,, ya que la autonomía de las baterías del coche solo alcanzan los 300 kilómetros. Al igual que las motos tienen la posibilidad de repostar, se ofrecerá a Albert Bosch lugares precisos en los que podrá contar con la asistencia de sus mecánicos para el cambio de las baterías.

  4. El único coche 100 % femenino

    Entre los 138 coches inscritos para tomar la salida del Dakar figura uno 100% femenino, el de Catherine Houlès y Sandrine Ridet. Para dejar claro sus intenciones, el coche estará pintado completamente de rosa. Hasta ahora, tan solo un equipo femenino ha logrado finalizar el Dakar en el continente americano (Florence Bourgnon y Clémence Joyeux en 2009).

  5. La continua superación de Albert Llovera

    El piloto andorrano Albert Llovera se dispone a afrontar su tercera experiencia en el Dakar. Llovera, de 48 años, compite en automovilismo desde 1987, pese a tener una paraplejia causada por un accidente de esquí en 1985, cuando era miembro del equipo nacional andorrano. Desde entonces ha dedicado su vida a los rallys, siendo el primer piloto en participar en el Mundial con una discapacidad. Su principal objetivo será acabar la prueba, algo que no consiguió en 2007 y 2014.

  6. Un escarabajo en las dunas

    Stéphane Henrard ha decidido que el mítico «escarabajo» también tiene cabida en el Dakar. El francés llevará este singular vehículo (eso sí, adaptado) con el objetivo de llevarlo a la meta de Buenos Aires. Lo ha bautizado «Dunbet», donde mezcla las palabras duna y Beetle. No es la primera vez que un vehículo tan extraño participa en el Dakar. En el pasado ya se han visto un Citroën 2CV, un Visa, un Mercedes CLS o incluso un Rover V8 con motor Jaguar.