El rapero Valtonyc
El rapero Valtonyc

El rapero Valtonyc, sobre El Soro: «Habría que amputarle las orejas y el rabo»

El mallorquín se expresa así en su cuenta oficial de Twitter tras saber que al torero podrían amputarle una pierna por una infección muy grave

Palma de MallorcaActualizado:

El rapero mallorquín Josep Miquel Arenas —Valtonyc— escribió ayer en su cuenta oficial de Twitter un brevísimo texto en el que, en tono irónico, se burlaba del torero Vicente Ruiz «El Soro». Valtonyc había leído una noticia publicada en ABC en la que se informaba de que existe un grave riesgo de que se tenga que amputar una pierna a «El Soro» debido a una infección muy severa. El comentario del cantante, a través de un tuit, fue: «¿Sólo la pierna? Habría que amputarle las orejas y el rabo también».

Cabe recordar que Valtonyc, que se encuentra huido en Bélgica desde mayo del pasado año, fue condenado por la Audiencia Nacional en febrero de 2017 a tres años y medio de prisión por los delitos de enaltecimiento del terrorismo, injurias graves a la Corona y amenazas. La pena por el primer delito fue de dos años de prisión, la del segundo ascendió a un año y la del tercero fue de seis meses. La condena fue confirmada un año después en su integridad por el Tribunal Supremo.

El citado tuit del rapero ha estado motivado, como se ha señalado, por una noticia sobre el delicado estado de salud actual de El Soro, quien tiempo atrás había sufrido ya tres anginas de pecho y un infarto. En una entrevista concedida ahora a Maribel Pérez en «Mundotoro», recogida por ABC, el torero explicaba que hace seis meses sufrió una gran infección en una pierna, que está siendo tratada con una fuerte medicación antibiótica. En ese contexto, a partir del 20 de enero los médicos deberán tomar una decisión. «Hay un grave riesgo de que haya que amputar la pierna; si ese día los resultados no son positivos, los médicos tendrán que tomar una determinación», aseguró el diestro.

El Soro contó en dicha entrevista en qué consiste exactamente el tratamiento: «Me están administrando un antibiótico que viene de Estados Unidos, muy fuerte, que es como una bomba, que vale mucho dinero, y es muy costoso, incluso hay gente que me está ayudando. Todos los días me lo ponen en el gotero para ver si remite la infección. Si de aquí al día 20 ésta no remite, habrá que tomar una determinación. No sé lo que va a pasar, si habrá que quitar la prótesis, si habrá que amputar… No quiero ni pensarlo… Lo que Dios quiera, estoy en las manos de Dios. Tiene que ocurrir un milagro para salvar la pierna».

Un largo proceso judicial

Por lo que respecta a Valtonyc, cabe recordar que debería haber ingresado en una prisión española el 24 de mayo del pasado año, pero unos días antes decidió huir de España, por lo que fue dictada una orden de busca y captura internacional contra él. Con posterioridad, el pasado 5 de julio, un juez de instrucción belga decidió mantener a Valtonyc en situación de libertad provisional, a la espera de que otro magistrado estudiase su posible entrega a nuestro país.

Ese segundo magistrado debería de haberse pronunciado sobre la posible extradición del rapero el pasado 21 de agosto, en una vista que tuvo lugar en Gante. Sin embargo, en esa fecha dicho magistrado explicó que quería conocer los argumentos de los abogados de Valtonyc y las alegaciones de la Fiscalía antes de pronunciarse sobre la posible entrega del cantante a España. Poco después, el 3 de septiembre, el mismo magistrado confirmó que anunciaría su decisión definitiva el 17 de septiembre, como así hizo. Finalmente, decidió no poner al cantante a disposición de las autoridades españolas, al considerar que según la legislación judicial belga no se daban los supuestos necesarios para ello.

Esa decisión fue recurrida de inmediato por la Fiscalía de Gante, circunstancia que motivó que el Tribunal de Apelación se viera obligado a intervenir en este proceso. Sin embargo, el pasado 6 de noviembre dicho tribunal decidió no pronunciarse por ahora acerca de si Valtonyc deberá ser o no finalmente extraditado a España. En la vista celebrada hace dos meses, se acordó consultar previamente al Tribunal de Justicia de la Unión Europea antes de pronunciarse de manera definitiva. Por ahora, el proceso sigue aún en marcha.