Patrocinado porPlaza 1

La plaza de toros de Las Ventas mantiene los precios en taquilla

Solo se aplica la reglamentaria subida del IPC

MADRIDActualizado:

Ya están los carteles de San Isidroen la calle. Y ya está la tabla de precios a la vista del consumidor. El precio de las entradas se mantiene, aplicándole la subida reglamentaria por el IPC (Índice de Precios al Consumo), de ahí la ligera variación de precios de 2017 a 2018.

En el caso de un tendido de Sol o una delantera de grada Sol y Sombra, por ejemplo, 20 céntimos más por festejo. Una localidad de las «caras», por ejemplo, una barrera del tendido 10, que en 2017 costaba 147,50, esta temporada subiría a 149,10. Una andanada de sombra pasa de 8,90 euros a 9. En una de Sol, una novillada se mantiene al irrisorio precio de 2,90. Una corrida, por ejemplo un cartel de la lujo como el de Ferrera, Manzanares y Talavante, el precio es de de 18,50 (en 2017, veinte céntimos menos) en un tendido alto de sol y sombra. O ver la única tarde de Enrique Ponce pasaría de 28,70 a 29 en un una fila 25 de Sombra.

Respecto a la bajada del IVA cultural del 21 al 10 por ciento, es decisión de cada empresa aplicarlo o no. En el caso de la de Las Ventas, Simón Casas «ni encareció los precios cuando subió el IVA, por ejemplo en la plaza de Valencia, ni ahora los varía», explican fuentes cercanas a la empresa. «Los precios son cerrados en el pliego y solo se aplica el IPC marcado desde el Gobierno», señalan.

Se da la circunstancia de que en la oferta de Plaza 1 se establecía una disminución del 10 por ciento en la Feria de San Isidro y el 20 por ciento en Otoño, Ramos, Resurrección, 15 de agosto y 12 de octubre, «un descuento como premio al aficionado».

Además, según ha podido saber ABC, cuando Plaza 1 aplicó ese descuento (que suponía una pérdida de alrededor de un millón de euros en abonos), además de para captar nuevos aficionados con las localidades más baratas, ya contemplaban la posibilidad de esa reducción del IVA. «En otros espectáculos, como el teatro o los conciertos, no existe tanto debate y también se han mantenido los precios», concluyen.

Según fuentes consultadas por este diario, en el caso de la música, los promotores están recuperando parte del dinero «perdido» con el IVA al alza, comentario que se extiende a algunos empresarios taurinos en la actualidad para hacer el negocio «sostenible».

Tanto el público de uno u otro lado pide que ese beneficio para los organizadores de los distintos espectáculos repercuta también en la calidad del mismo.