Francisco Rivera Ordóñez, en febrero en La México
Francisco Rivera Ordóñez, en febrero en La México - L. F. HERNÁNDEZ

Paquirri reaparece en ruedos españoles este jueves en Castellón

Aunque toreó en México, en España no lo hace desde su gravísima cornada de agosto en Huesca

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Francisco Rivera Ordóñez reaparece este jueves en los ruedos españoles, en el marco de la feria taurina de La Magdalena de Castellón, casi siete meses después de sufrir la cornada más grave de su carrera, que a punto estuvo de costarle la vida en la plaza de toros de Huesca.

La imagen del espada madrileño inerte en la arena después de que el toro «Freidor», de la ganadería de Albarreal, le cogiera en el saludo de capote y atravesara su cuerpo con el pitón derecho desde el abdomen a la columna vertebral, dio la vuelta al mundo por la conmoción que supuso no sólo dentro del universo taurino, sino también en la vida social nacional e internacional.

Una herida de 25 centímetros en el bajo vientre, de pronóstico muy grave, que alcanzó el peritoneo y la vértebra L3, le contusionó las arterias ilíaca y aorta y le disecó el colon; daño que le mantuvo dos horas en quirófano ante la incertidumbre de la afición, que desconocía el verdadero alcance de la cogida.

Era imposible no comparar ni evocar a la cornada mortal que sufrió su padre, Francisco Rivera, Paquirri, en la fatídica tarde de Pozoblanco (Córdoba) de 1984, aunque, a diferencia con ésta, y por fortuna para su vástago, el milagro de la cirugía taurina pudo salvarle la vida, informa Efe.

Milagrosa recuperación

Igual de prodigiosa fue su recuperación, tanto que en sólo diez días pudo viajar desde la clínica Quirón de Zaragoza a la del Sagrado Corazón de Sevilla para asistir al nacimiento de su segunda hija, Carmen, con la que hace un par de meses protagonizó una polémica instantánea, en la que aparecía toreando una becerra con ella en brazos, y que tanto incendió las redes sociales.

Pero de aquello ya sólo queda el mal recuerdo y una inmensa cicatriz; Paquirri ya está totalmente recuperado, prueba de ello fue su reaparición en el coso de Insurgentes, en México D.F., el pasado 7 de febrero, y aunque el balance artístico no fue el deseado, el mayor de los hermanos Rivera Ordóñez dio muestras de estar totalmente preparado para volver al circuito nacional.

Y lo hará para ser testigo de la ceremonia de alternativa del castellonense Vicente Soler, acompañado de Juan José Padilla como padrino y cabeza de cartel, ante toros de las ganaderías de Hermanos García Jiménez y Olga García Jiménez.

Este de la Magdalena de Castellón será el primer compromiso de otros tantos que ya tiene cerrados Rivera Ordóñez, Paquirri en los carteles, para este 2016, en el que, de la mano de El Tato, volverá a estar presente en gran número de plazas y ferias del panorama nacional.

Otros compromisos

Los más inmediatos: Écija (Sevilla), el 5 de marzo, donde toreará un festival acartaleado con el rejoneador Diego Ventura, Manuel Jesús, el Cid, Salvador Cortés y el novillero Ángel Jiménez; Morón de la Frontera (Sevilla), el día 13, donde volverá a formar parte de uno de los carteles más mediáticos de los últimos años junto a Manuel Díaz, el Cordobés, y David Fandila, el Fandi.

El 12 de marzo actuará en el tradicional festival contra el Cáncer de Almería acompañado del rejoneador Diego Ventura, Manuel Díaz, el Cordobés, Juan José Padilla, Francisco Torres Jeresz y el novillero José Cabrera.

Los dos últimas actuaciones que tiene cerradas para este mes de marzo tendrán lugar el 19 de marzo en Montoro (Córdoba), con Manuel Díaz, el Cordobés y José Garrido en el cartel; y el día 20 en Hellín (Albacete) donde toreará al lado de Miguel Abellán y Alberto López Simón.