Fernando Robleño, a merced del toro de Palha tras ser cogido a portagayola
Fernando Robleño, a merced del toro de Palha tras ser cogido a portagayola - Paloma Aguilar

Del milagro de Robleño a la plenitud al natural de Aguilar en Las Ventas

El primero resulta herido al sufrir una espantosa cogida a portagayola y el segundo pierde una oreja de ley con el descabello con una variada corrida de Palha

Más de 6.500 espectadores en el cierre de la temporada y en la última corrida de Taurodelta al frente de Madrid

MADRIDActualizado:

Un hombre a portagayola. Solo él y su destino frente a la boca de fuego, que disparó la llamarada del primer toro de Palha, parado en el umbral del ruedo hasta que se arrancó a Fernando Robleño, arrollado por la fuerza bruta de «Saltillo II» en su saludo. La leyenda del «terror, el horror y el furor» de la divisa portuguesa visitaba Madrid. «Saltillo II» le lanzó cornadas que parecían la cadena de la muerte. Espantosa la escena, y en el recuerdo el percance del día anterior de Padilla en Zaragoza... Todos los corazones se encogieron; todos menos el de Robleño, el pequeño gigante renacido. Sin chaquetilla, continuó en el fragor de la batalla como si el toro no le hubiese propinado tan dura paliza.

Robleño, con el primer toro
Robleño, con el primer toro - Paloma Aguilar

MONUMENTAL DE LAS VENTAS. Domingo, 16 de octubre de 2016. Última corrida de la temporada. Más de 6.500 espectadores. Toros de Palha, desiguales de presentación y juego, aplaudidos en el arrastre el 1º, el bravo 2º y el 6º, de buen pitón izquierdo; mansotes y deslucidos los otros.

FERNANDO ROBLEÑO, de corinto y oro. Espadazo desprendido (vuelta al ruedo tras petición insuficiente). En el cuarto, estocada defectuosa (silencio).

ARTURO MACÍAS, de frambuesa y oro. Estocada desprendida (leves pitos). En el quinto, pinchazo hondo y tres descabellos. Aviso (silencio).

ALBERTO AGUILAR, de turquesa y oro. Media estocada (saludos). En el sexto, estocada y seis descabellos. Aviso (vuelta al ruedo).