Paquirri, con «Manchadito», el toro de su reaparición
Paquirri, con «Manchadito», el toro de su reaparición - G. LEAL

Paquirri, sin suerte en su reaparición en La México con una descastada corrida

Francisco Rivera regresó a los ruedos medio año después de su gravísima cornada en Huesca

Enviar noticia por correo electrónico

MÉXICO D.F. Actualizado: Guardar

Volvía Francisco Rivera Ordóñez a los ruedos medio año después de su terrorífica cornada del 10 de agosto en la Feria de Huesca. Y lo hizo en la plaza más grande del mundo, la Monumental de México, que registró una discreta entrada en una jornada en la que la gente andaba pendiente de la Super Bowl.

Para tan esperada ocasión, Paquirri se enfundó un terno turquesa y oro (azul fue también el del percance oscense). Era un día muy especial, un paseíllo que hizo con enorme ilusión, pero luego la corrida de Marrón no acompañó. Falta de casta y fuerza, tuvo cero bravura y la transmisión en los tendidos fue misión imposible.

Rivera Ordóñez, deseoso siempre, se encontró en primer lugar con «Manchadito», un ejemplar calcetero de mal juego. Corto y sin humillar, no dio opción al lucimiento de un torero que anduvo con técnica y oficio, precavido en algún momento.

Saludó al quinto con una larga cambida de rodillas, como muestra de su disposición. Con ganas y entrega, hizo un esfuerzo en su afanosa faena que empezó con muletazos rodilla en tierra. Como el toro se apagó desde el inicio, lo oxigenó con listeza entre serie y serie. Lo intentó con porfía y extrajo muletazos de mérito hasta pegarse un arrimón. Pero mató mal, tónica general de una tarde que solo remontó con el último toro, el octavo.

Gusta Llaguno

Cuando iban ya tres horas largas de corrida, el mexicano Juan Pablo Llaguno hizo lo mejor de la noche. Si ya había apuntdo detalles en el cuarto, al noble último lo exprimió al máximo en bonitos muletazos, con buena técnica pese a su juventud. Se le vio puesto y dibujó naturales que calaron en los tendidos. Esperanzadora actuación por su sentido del temple y su gusto. Lástima que pinchara porque le habrían pedido una oreja.

Completaban el cartel los también dinásticos Diego Silveti y Armillita IV, que también se marcharon de vacío pese a sus ganas de agradar con una corrida sin casta ni fondo.

MÉXICO D.F. Actualizado: Guardar Actualizar

Lástima que mate mal, porque hubiese conseguido una oreja.

¡Fenomenal Llaguno! Exprime al máximo al noble toro y dibuja derechazos y naturales muy bonitos. Jalean la esperanzadora faena sus paisanos.

El novel mexicano luce mucho oficio para su juventud y deja detalles que sorprenden, toreros y con sentido del temple.

Juan Pablo Llaguno lo saluda a la verónica, en jaleados lances. ¡Vamos!

Octavo toro

Sale el toro número ocho de la madrugada, bautizado como Chaparrón. A ver si mejora la cosa y el público se lleva alguna alegría.

No le queda más remedio que abreviar y enviar al cielo de los descastados a este toro. Pincha el torero. Ni una buena estocada se ha visto en toda el festejo. Media tendida ahora.

El toro no aguanta ni un muletazo, ni un Pensamiento. Armillita poco puede hacer con eta birria. ¡Vaya desastre!

Derriba el toro al picador hidrocálido. Tardan en levantarse al caballo. El toro clava los pitones en la arena.

Séptimo toro

Ya está el séptimo toro en la arena, Pensamiento de nombre.

Se dispone para ejecutar la suerte suprema y entierrra una estocada corta defectuosa. Tiene que descabellar, pero falla con el verduguillo.

Se extiende demasiado Silveti, que acaba con dosantinas y un arrimón que no cala ya en el tendido.

No puede bajarle mucho a la mano al toro ni exigirle demasiado. Requiere un ritmo suave y, cuando no se le aplica, el noblón toro se derrumba.

Diego Silveti
Diego Silveti

SorteoRivera regresará a los ruedos con Manchadito y Deseado, de la ganadería de Marrón.

CartelPaquirri vuelve a los ruedos medio año después de su brutal cornada de agosto en la Feria de Huesca. Y lo hará acompañado de Diego Silveti, Armillita y Juan Pablo Llaguno.

23.10¡Buenas noches, España! ¡Buenas tardes, América! Bienvenidos a la retransmisión en directo de la reaparición de Francisco Rivera Ordóñez a los ruedos.

MÉXICO D.F. Actualizado: Guardar

Faltan cinco horas para la reaparición de Francisco Rivera Ordóñez, que vuelve hoy a los ruedos después de medio año en el dique seco por la brutal cornada que sufrió el 10 de agosto en Huesca (así fue el percance). Con toros de Marrón, hará el paseíllo acompañado de Juan Pablo Llaguno y los también dinásticos Diego Silveti y Armillita.

Rivera Ordóñez, que seguía así una tradición familiar (su padre también toreó con él en brazos), señaló: «Pensar que he puesto a mi hija en peligro es una barbaridad. Más segura que en mis brazos no va a estar nunca». El torero madrileño recibió miles de mensajes de apoyo de sus compañeros y aficionados.

Pero esta noche (once y media hora española), tarde en México (cuatro y media), llega uno de sus momentos más deseados: el regreso a la arena en una reaparición que tendrá lugar en el escenario más grande del mundo.

Este será el orden de lidia según la tarjeta de sorteo:

1. Manchadito, de 526 kilos.

2. Oye Poco, de 490 kilos.

3. Hércules, de 488 kilos.

4. Chafik, de 500 kilos.

5. Deseado, de 485 kilos.

6. Caleño, de 507 kilos.

7. Pensamiento, de 501 kilos.

8. Chaparrón, de 485 kilos.

Los reservas son Melchor, Gaspar y Baltasar.